Press "Enter" to skip to content

Guatemala: Independencia y primera Constitución Política

Guatemala Constitucional

Menos poder de los gobernantes es más libertad de los gobernados y más prosperidad de todos.

En noviembre del año 1807 el emperador de Francia, Napoleón Bonaparte, invadió España y obligó a abdicar al rey Fernando VII, a quien, de hecho, recluyó en prisión en un municipio francés. Napoleón designó rey a su hermano José Bonaparte, a partir del 6 de junio del año 1808. El 6 de julio de ese mismo año, en la ciudad francesa de Bayona, José Bonaparte decretó el Acte Constitutionnel de l’Espagne, llamada también Constitución de Bayona. José Bonaparte abandonó España en julio del año 1813.

En España ya habían sido convocadas las Cortes de Cádiz, que, en el año de 1812, decretaron una Constitución Política de España. Esta constitución creaba una monarquía constitucional. Empero, Fernando VII, que había retornado a España y recuperado su reinado, no aceptó la nueva constitución y la derogó, en el año 1814. Fue obligado aceptarla en el año de 1820.

La Constitución de Bayona y la Constitución de Cádiz fueron las primeras que rigieron o que pretendieron regir en Guatemala durante la época colonial, y también en las otras colonias que formaban el Reino de Guatemala. Ellas eran El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Chiapas (de la cual Soconusco ya era parte).

El 15 de septiembre del año 1821 el Reino de Guatemala se independizó de España. Chiapas ya se había independizado días antes: el 3 de septiembre. La independencia fue declarada por las autoridades del reino. La declaración fue consignada en un acta, en la que también se consignó que aquellas autoridades convenían en solicitarle a las provincias, elegir diputados para celebrar un congreso que decidiera sobre su destino político final.

En el mes de febrero de 1822, presuntamente para proteger a las ya independizadas provincias centroamericanas, el Presidente de la Regencia del Imperio de México, Agustín de Iturbide, ocupó con fuerzas militares estas provincias, y las anexó a ese imperio. Un proyecto de Constitución Política del Imperio de México incluyó a Guatemala en el territorio imperial.

Iturbide se convirtió en emperador el 22 de mayo de1822, y abdicó el 19 marzo del año 1823. Esa abdicación brindó a las provincias centroamericanas la oportunidad de independizarse de México; y se independizaron y fue convocado el congreso centroamericano cuya celebración se había convenido.

El congreso comenzó sus sesiones el 24 de junio de 1823, y el 1 de julio de ese año proclamó que las provincias centroamericanas eran “libres e independientes de la antigua España, de México y de cualquier otra potencia, así del antiguo como del nuevo mundo…” Cada provincia se convirtió en Estado.

En diciembre, el congreso decretó leyes denominadas Bases de Constitución Federal, que creaban los Estados Federados de Centroamérica. Fue la primera constitución por la que se rigió Guatemala independiente, con el estatus de Estado federal.

El 22 de noviembre del año 1824 el congreso decretó una constitución denominada Constitución Política de la Federación de Centro América, que sustituía a las bases constitucionales y creaba la Federación de Centroamérica, constituida por Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. Fue la segunda constitución por la que se rigió Guatemala independiente, también con el estatus de Estado federado.

Finalmente, los centroamericanos ya no fueron súbditos de un reino o de un imperio. Fueron ciudadanos que podían tener derechos solo por ser ciudadanos, y no por el favor de un monarca.

El 11 de octubre del año 1825 fue decretada la primera Constitución del Estado de Guatemala. Este Estado era “soberano, independiente y libre en su gobierno y administración interior”. Estaba sometido a la Constitución de la Federación de Centroamérica; pero retenía todo el poder que no hubiera sido conferido a la federación

Se adoptó una religión oficial: la católica, apostólica y romana. No estaba permitido profesar públicamente otra religión. El Estado estaba obligado a “observar religiosamente el pacto de la federación.” Empero, no era obligación del Estado acatar una ley que excediera el límite que la constitución federal había impuesto al poder de las autoridades federales.

Los derechos del hombre eran la libertad, la igualdad, la seguridad y la propiedad. Nadie podía venderse ni ser vendido. Legalmente ningún ciudadano era superior a otro y la única distinción entre ellos eran “los talentos y las virtudes.”

El ciudadano podía expresarse con libertad públicamente. Nadie estaba obligado a hacer lo que la ley no ordenaba, y a nadie podía ser impedido a hacer lo que la ley no prohibía. En general, la constitución otorgó o reconoció los mismos derechos que otorgaba o reconocía la Constitución de la Federación de Centroamérica.

El Estado de Guatemala tenía un poder legislativo, un poder ejecutivo y un poder judiciario. El poder legislativo era ejercido por una asamblea compuesta por ciudadanos electos por el pueblo, cuyos decretos estaban sujetos a la sanción de un “consejo representativo”, también electo por el pueblo. El poder ejecutivo era ejercido por un jefe electo por el pueblo, que era el Jefe de Estado. El primero fue Juan Barrundia Cepeda.

El poder judiciario era ejercido por una Corte Superior de Justica, compuesta de magistrados electos por el pueblo. No estaba permitido que el poder legislativo o el poder ejecutivo ejercieran funciones judiciales. Los tribunales y los jueces no podían emitir reglamentos para aplicar la ley, ni suspender la vigencia de la ley.

Esta primera Constitución del Estado de Guatemala estuvo vigente hasta diciembre del año 1839, cuando Guatemala ya había considerado disuelta la Federación de Centroamérica. En ese mismo mes una asamblea constituyente decretó una ley denominada Declaración de los Derechos del Estado y de los Habitantes. Fue la primera constitución del Estado no federado de Guatemala.

El 14 de diciembre del año 1844 el Consejo de Estado creado por la ley constitucional de ese año, designó Presidente de Guatemala a Rafael Carrera. El 21 de marzo de 1847 el presidente Carrera decretó la creación de la República de Guatemala. En mayo del año 1848 fue convocada una asamblea constituyente que decretó, en octubre del año 1851, una constitución denominada Acta Constitutiva de la República de Guatemala. Fue la primera constitución de Guatemala, con el estatus de república.

Libre emisión de pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor: