Recomendaciones para mejorar la atención y el aprendizaje en tus hijos

Salud Y Mente

Tradicionalmente, la atención ha sido considerada de maneras distintas, pero que siempre terminan relacionadas una con la otra, por un lado, se ha considerado un aspecto de la percepción, la cual tiene como función actuar como filtro ante estímulos ambientales, decidiendo cuales son más relevantes, por ejemplo cuando el niño percibe un sonido y le asusta porque piensa que es un monstruo, se le enseña a poner atención y que evalúe de donde viene el sonido, si es una puerta que se azotó por el viento, si es un ruido que viene de la casa del lado, si es una ventana que se quedó abierta, esto con el fin de que mediante la atención el niño/a tenga capacidad de eliminar la distorsión cognitiva para tener una mejor adaptación al ambiente. Por otro lado, se ha concebido como el mecanismo que controla y regula los procesos cognitivos superiores, los cuales están vinculados con la capacidad para mantener la atención y concentración ante tareas que requieren planificación, organización y secuenciación como, leer, escribir, aprender etc.

Una de las palabras más usadas por nosotros los padres es “pon atención” cuando queremos que nuestros hijos aprendan y estudien de manera enfocada.

Pero ¿sabemos qué significa A T E N C I Ó N?  si como adultos no sabemos que es la atención, ¿Cómo podemos enseñar a nuestros hijos?  Comencemos por saber el origen de la palabra.

ANTENCIÓN: Attendĕre = tensar (arco) dirigir, hacia.  Tensar el arco hacia.  Lo que sugiere esta etimología es una atención con dirigida a…

Atención como definición: “Es el proceso por el que la mente toma posesión, de forma vivida y clara, de uno de los diversos objetos o trenes de pensamiento que aparecen simultáneamente (William James). Para James, la atención en cuando a habilidad cognitiva debería ser un proceso consciente, es decir tomar el control conscientemente de la atención. Es dirigir la atención con todos los sentidos hacia la tarea que se está realizando. No podemos olvidar que, un prerrequisito para la memoria es la atención, por lo que una inatención supone una memoria reducida y bajo rendimiento en aprendizaje.

La atención se entrena según cada etapa del crecimiento por ejemplo en la etapa de los 2 a los 5 años la atención siempre estará sobre el estimulo novedoso, colores, sonidos, movimientos etc. En esta etapa el aprendizaje se basa en movimiento y sensación, por lo que tu creatividad será importante. Para estimular su atención puedes hablarle con frecuencia mirándole a los ojos y llamándolo por su nombre, hacer sonidos graciosos cerca de él que llamen su atención, mostrarle objetos de colores vivos y moverlos arriba, abajo y a los lados para que los siga con la mirada.

A medida que los niños/as van creciendo tienen contacto con más estímulos, lo cual es muy positivo para las conexiones neuronales y el desarrollo cognitivo y cerebral.

Existen hábitos que ayudan a mejorar los procesos de atención, dentro de ellos se encuentran: los procesos de higiene del sueño, la memoria de lo aprendido durante el día se consolida durante el sueño, es entre procesos cuando la memoria de corto plazo se va al almacén de largo plazo haciendo que la información se vulva resistente y duradera. Por lo que es de vital importancia que los chicos tengan bueno hábitos del sueño y que este sea reparador.

Alimentación balanceada asegurar que la alimentación cuente con los nutrientes necesarios ayuda a mantener mejor estado de alerta, mejora la red ejecutiva atencional, permite tener mejor energía durante el día; una dieta basada en vegetales, frutas, proteína, así como integrar omegas 3, 6, 9 los cuales encontramos en las semillas, aceite de oliva, pescado, aguacate son esenciales para el buen metabolismo cerebral.

Red de apoyo familiar: la armonía, comunicación y unidad familiar es un factor que los ayuda a sentirse seguros de si mimos, con estabilidad emocional y motivación que son importante para los procesos de atención. Cuando los chicos tienen malas dinámicas familiares pueden presentar ansiedad o estado de ánimo deprimido los cuales afectan la motivación y atención dando como resultado un bajo rendimiento académico.

Otras recomendaciones importantes son: el lugar en donde se realicen las tareas deberá tener luz natural y que este libre de distracciones, trabajar la reflexión, meditación y relajación. Potenciar la capacidad de observación y escucha, aprovechar el juego para estimular la atención.

Entre los juegos que ayudan a mejorar la atención se encuentran: tangram, sopa de letras, memoria, laberintos, rompecabezas, buscar diferencias.

La memoria es la ATENCIÓN el ACCIÓN (Zoe Gómez, 2022)

Le invitamos a leer más de la autora: