El Tribunal Supremo Electoral y las elecciones 2023

En los años ochenta, Guatemala enfrenta una coyuntura histórica y política muy particular, la guerra interna es aun una realidad y el Registro Electoral era el ente designado por el Ejecutivo para llevar a cabo las Elecciones. Fue en 1982 que la historia de esta Institución empezó a gestarse, el Gobierno de facto presidido por el General José Efraín Ríos Montt, Decretó la Ley Orgánica del Tribunal Supremo Electoral, (Decreto 30-83), en el que ya se le regula como un órgano autónomo, no supeditado a ninguna otra autoridad. El Tribunal es el encargado de convocar a la Asamblea Nacional Constituyente, que elabora la Constitución Política de la República, vigente y que terminó de formalizar la creación del Tribunal Supremo Electoral.

De acuerdo a esa nueva Constitución Política de la República, el Tribunal Supremo Electoral fue creado para ser el responsable de normar todo lo relativo al ejercicio de los derechos ciudadanos: organizaciones políticas, el ejercicio de los derechos políticos y la organización, y funcionamiento de las autoridades electorales.

Desde su creación a la fecha, el Tribunal Supremo Electoral es el responsable de la organización de 20 procesos electorales.

¿Qué ha pasado con la confianza que otrora tuviera el TSE?

Una nube gris se cierne sobre las elecciones de 2023. Por primera vez desde que se inauguró la democracia en los años ochenta, estamos en la antesala de un proceso electoral sumidos en una enorme incertidumbre por los cambios que el Tribunal Supremo Electoral pretende implementar en nuestro modelo de votación, lo que restaría transparencia y certeza al resultado de las próximas elecciones.

De forma inexplicable el TSE ha insistido en la compra de un equipo tecnológico que ha sido seriamente cuestionado en otros países en donde se ha implementado. La justificación brindada por el ente electoral es que nuestros procesos son demasiado arcaicos y que es urgente su actualización. Es cierto que nuestro sistema depende bastante del papel y que, en ese sentido, podría parecer atrasado. Pero las experiencias que se ha tenido en otros países que han implementado “tecnología más avanzada” han sido desastrosas, creando graves crisis sociales y políticas.

El sistema que funciona desde los años ochenta en Guatemala, ha sido bastante efectivo en brindar certeza a toda la sociedad sobre los resultados electorales. Esa certeza deriva de que todo el proceso está en manos de miles de ciudadanos comunes, que se encargan de verificar de forma descentralizada que el proceso de votación se hace en orden, luego realizan el conteo de votos a viva voz en cada mesa electoral y finalmente se aseguran de que los resultados sean correctamente enviados al Tribunal Supremo Electoral. Así se ha hecho durante nueve elecciones generales. ¿Por qué sería necesario modificar algo que ha funcionado bastante bien?

¿Qué es Smartmatic?

En 1997 tres ingenieros, Antonio Mugica, Alfredo José Anzola y Roger Piñate, iniciaron una colaboración tecnológica mientras trabajaban para Panagroup Corp. Luego de los incidentes ocurridos en el Estado de Florida,  en las elecciones celebradas entre Bush vs Gore del año 2000, el grupo se volcó al desarrollo de un software capaz de administrar funciones electorales. La empresa fue oficialmente fundada el 11 de abril de 2000 en Delaware, Estados Unidos, por Alfredo José Anzola.

En 2003, la empresa finalizó el sistema de software inicial. En 2004, el CNE aprobó como ganador (en concurso abierto con otras empresas, tales como Indra) al Consorcio SBC (compuesto por la empresa Bizta Software, Smartmatic y CANTV) para la automatización de las elecciones regionales venezolanas de 2004.4 El contrato incluyó un presupuesto de 128 millones de dólares. Smartmatic proveyó y operó las máquinas electrónicas de votación, Bizta organizó el envío manual de votos (hacia los centros de software) en áreas sin cobertura, y CANTV proveyó el soporte y la asistencia logística. Desde entonces, su solución electoral se ha desplegado en 14 procesos electorales en Venezuela, tras 15 años de servicio. Entre el año 2005 y 2007, Smartmatic realizó elecciones en Estados Unidos a través de la que fue su subsidiaria, Sequoia Voting Systems.  La empresa también realiza procesos electorales en Curazao desde el año 2007 Filipinas desde 2008 (Región Autónoma de Mindanao) Elecciones presidenciales de Filipinas de 2010.

Adicionalmente, Smartmatic ha trabajado en las elecciones vinculantes Argentina, Ecuador, Bélgica, Bulgaria, Estonia, Italia, Reino Unido Estados Unidos.

¿Qué hay detrás de la contratación de Smartmatic?

Para dar respuesta a esta y otras preguntas, hoy en BITÁCORA, nos acompañan:

Lic. Karen Fischer (Moderadora)
Lic. Ana Ely López de Bonilla
Lic. Lucrecia Marroquín de Palomo
Lic. Betty Marroquín

Bienvenidos a Bitácora.

Le puede interesar: