Y se llegó diciembre, hagamos de esta, una navidad verde…

Lugar Hermenéutico

Se llegó diciembre, con él, sin duda, una de las fechas más lindas y emblemáticas de la fe cristiana, como lo es la Navidad, época para compartir con familia, amigos y seres queridos.

Por estar procurando el bien por todos lados y aprovechando para dar abrazos navideños, regularmente nos olvidamos del cuidado del medio ambiente, sumado a que es una época en la que el señor mercado se hace presente y es fácil dejarse llevar por la ola consumista.

Por ello, debemos recordar siempre en cada celebración el cuidado del medio ambiente, procurando cuidar la energía, el agua y demás recursos naturales,

El árbol de Navidad, por ejemplo, en vez de talar uno natural, que se secará y por lo tanto acabará en la basura, procuremos hacer alguno con materiales reciclados, como botellas plásticas u otros materiales reciclables.

Si hablamos de alimentos, recomendamos que sean productos locales. Evitemos adquirir artículos que provengan de largas distancias, ya que este hecho supondrá que se emita más dióxido de carbono a la atmósfera debido al transporte de estos. Eligiendo correctamente el material que vamos a emplear para elaborar nuestros platos, podemos sustituir perfectamente los productos exóticos provenientes de lugares lejanos, por los que estén de temporada de nuestra localidad.

En relación con la decoración, podemos decorar el árbol y nuestro hogar con adornos elaborados a partir de recortes de diarios o revistas y de envases de plástico. A la hora de envolver los regalos, también es interesante utilizar papel reciclado, el papel de los periódicos es una excelente opción.

Ojo con la iluminación. No es necesario derrochar energía utilizando un gran número de luces ya que la fiesta puede ser igual de bonita y cálida sin tantas bombillas, lámparas y decoraciones que exijan un consumo de luz, por muy mínimo que sea.

A lo anterior, podemos tomar en cuenta las siguientes recomendaciones.

Comprar solamente lo necesario. Evitemos comprar productos innecesarios, así como evitar aquellos productos con empaques de plástico.

Consumamos local, Procuremos apoyar a la economía local durante la temporada navideña y por favor no regateemos en los mercados.

Cuidemos el consumo de energía.  En lugar de series de foquitos tradicionales, mejor comprar una serie de focos LED que consumen menos luz y duran más tiempo.

Evitar lo desechable. Al hacer las compras, llevemos bolsas de tela, evitemos los vasos, platos y cubiertos de plástico desechables o duroport.

No regalar juguetes que utilicen baterías. Su fabricación consume mucha energía y son altamente contaminantes. En caso de necesitarlas mejor utilizar baterías recargables.

Reutilicemos las envolturas. Envolvamos los regalos reutilizando materiales como periódico, cajas de cereal, tela y envolturas de años anteriores.

Recordemos desconectar los adornos navideños. Recordemos apagar los aparatos eléctricos si no se están utilizando y usar conectores de enchufes múltiples inteligentes que eliminan el consumo de energía fantasma.

Evitemos comprar adornos navideños: En lugar de comprarlos, puede ser divertido crear en familia los propios adornos navideños, reutilizando materiales como el cartón. Además de generar menos basura, ahorramos dinero y hacemos nuestra contribución a mejorar el medio ambiente.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor:

One thought on “Y se llegó diciembre, hagamos de esta, una navidad verde…

Comentarios cerrados.