Recuperar el nacionalismo para el bien del país

Debemos Saber La Verdad

Para beneficio del pueblo, deben revolucionarse y cambiarse los gobiernos y municipalidades cooptados por los líderes, funcionarios y empleados estatales populistas, corruptos y ventajistas.

El sentimiento de nacionalismo por el país, que ha estado vigente por muchos años, se ha ido perdiendo al tener líderes, funcionarios y empleados estales populistas, corruptos y ventajistas, por los vericuetos de su demagogia política, por sus mentiras, por su burocracia, por sus ofrecimientos y su corrupción.

Siguió deteriorándose este sentimiento de nacionalismo, cuando estos líderes, funcionaros y empleados estatales manipulan los gobiernos y las empresas estatales para beneficio de sus propios intereses y corrupción, usando las frases como la de derechos humanos, ventajas para el pueblo, etc. para justificar cualquier cosa que hacen, además no dejan que las leyes se apliquen correctamente y así los corruptos y criminales reciben mejor trato jurídico y de derechos humanos que sus víctimas.

Al perder el sentimiento del nacionalismo también se ha ido perdiendo la verdad, los principios, los valores y la responsabilidad de los líderes, funcionarios y empleados estatales en los gobiernos cooptados por ellos.

Con estos gobiernos manipulados y cooptados, muchos ciudadanos no aceptan la realidad o no la ven y muchos cierran los ojos para sacar algo en su propio beneficio.

Para iniciar a cambiar los gobiernos cooptados, hay que volver a sentir el nacionalismo y debemos promover que toda la gente buena sienta el nacionalismo por su país, los principios, los valores, la justicia y la verdad.

Hay que revolucionar los gobiernos para que no sigan cooptados por estos líderes, funcionarios, alcaldes y empleados públicos.

Para iniciar se necesitan, no solo palabras, sino hechos concretos como los siguientes:

Mejorar y reducir el presupuesto del gobierno y realmente fiscalizarlo en forma pública, lo que ayudará a que no suba la inflación y ayudará a que haya funcionarios y empleados públicos honestos, con moralidad, principios y valores, que sean responsables de hacer bien su trabajo y atender bien a los ciudadanos, quienes pagan sus salarios.

Todos los funcionarios y empleados públicos deben ser puntuales para ingresar y salir de sus puestos, el presidente, los ministros alcaldes y jefes deben controlar la puntualidad; también deben ser responsables en la contratación de personas capaces y responsables para los puestos públicos. No deben nombrar funcionarios públicos y personas en el gobierno solo para pagar favores o políticos, aunque sean sus familiares y/o amigos.

Para ahorrar el gasto público, se debe reducir la cantidad de inventarios y empleos públicos ineficientes, incluyendo las plazas fantasma y pagos de los sobre sueldos.

Se deben reducir los sueldos, honorarios y pagos que reciben los diputados, funcionarios públicos, alcaldes, incluyendo el presidente, vicepresidente, secretarios de estado, gerentes de organismos estatales, etc.

Debe haber una orden del Ejecutivo para que a todos los diputados, alcaldes, funcionarios estatales y empleados públicos les quede prohibido el uso de vehículos públicos para su uso personal y asuntos privados.

Además, se deben vender por subastas públicas en 6 meses la mayor cantidad de vehículos propiedad el Estado y en uso de organismos estatales y si no lo hacen los funcionarios, deben pagarlos al Estado de sus sueldos, y si no los pagan deben ser públicamente despedidos y llevados a juicio por uso indebido de los recursos y bienes del Estado.

Hay que recordar que muchos funcionarios públicos tienen a su disposición varios vehículos que no utilizan, pero los pilotos y empleados públicos cobran gasolina todos los días por el uso de estos, aunque estén sin ser usados. Esto hay que evitarlo.

El dinero obtenido por las ventas de vehículos estatales debe destinarse públicamente para mejorar la educación y así aumentar la competitividad de las nuevas generaciones y la productividad de la nación.

Para mejorar el ingreso de impuestos el gobierno y el Ejecutivo deben demostrar públicamente que no hay corrupción estatal de los funcionarios en el ejecutivo, los ministerios, los organismos estatales, congreso, alcaldías, etc. y se debe castigar jurídicamente muy rápido a todos los funcionarios y empleados estatales que se involucren o respalden cualquier acto de corrupción y esto hacerlo público con nombres y apellidos.

El estado debe pagar todas sus cuotas del Seguro Social y no manipular el dinero de este.

Las medicinas recetadas por el Seguro Social deben comprarse en cualquier farmacia privada, fuera del Seguro Social, sobre la base de precios competitivos y estas farmacias podrán cobrar al Seguro Social las medicinas entregadas a sus pacientes, al presentarles las recetas extendidas por el Seguro Social, con controles electrónicos se evita la corrupción y así no se tienen costo adicional.

Hay mucho más que se debe hacer, pero se debe iniciar con algo concreto.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor:

One thought on “Recuperar el nacionalismo para el bien del país

Comentarios cerrados.