¿Persona del año?

Cuando se elige a una persona como «líder» hoy o como «personaje del año» se debe de tener extremo cuidado ¿que mueve a esa persona?, es decir, valores, su proyecto de vida, proteger y cuidad de su pueblo o de los otros, que sacrificios ha hecho en función de los demás y no sólo por el mismo, es decir, por su búsqueda personal de fama y dinero.

Si por el contrario apoyamos a personajes y lo encumbramos que su método de acción para resolver los conflictos es el uso de la fuerza de la violencia, que son personas dependientes de otros y que no paran de pedir ayuda económica y material en cuanto a armas se refiere, que juegan con el futuro de su pueblo y que no son conscientes de donde están llevando a las gentes, estamos realmente muy mal.

Algunos parece que nos quieren llevar a una sociedad en donde las armas y las guerras sean algo normalizado y donde los intereses de los negocios sean sólo lo importante.

Hemos empeorado enormemente como sociedad, cuando apoyamos a estos elementos que son niños mimados, que nunca lo pasaron mal y que su visión es tan corta en cuanto a proceso se refiere que están ahí puestos porque les interesa sólo a los fabricantes de armas y a las empresas sean de un bando o del otro que finalmente son las que hacen su agosto.

Mucho cuidado con estos «modelos» y honores que pretendemos dar a unos seres sin conciencia pues esto habla de nosotros también y de que se nos pasa por la cabeza pues vivimos en un mundo harto de confusión.

Si se la considera una persona «que mas ha influido en el mundo» pues estamos con el contador girado totalmente.

Pues sí, estamos muy mal y tirando hacia una situación de caos general cada vez mas acuciante debido a la enorme pasividad de las gentes que parece que solo viven para comer y trabajar a su vez para satisfacer pequeños placeres mundanos.

Hace falta una profunda renovación del ser y a esto deberíamos todos estar abocados.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor: