Depurando corrupción

Petardo

GuateÍntegra nació en el 2017 con el objetivo de educar y formar a una generación de ciudadanos que se conviertan en actores y no solo espectadores en la construcción de una Guatemala transparente. Desde el nacimiento del programa, 7 mil colaboradores han sido formados en programas anticorrupción; 14 mil jóvenes y mil 300 niños han sido formados en valores; más de 71 empresas han pasado por el programa de formación en transparencia, cumplimiento y anticorrupción en una plataforma virtual de e-learning; y 16 empresas atraviesan el proceso de certificación anticorrupción GuateÍntegra.

Como muchos países Guatemala ha sido contamida de corrupción, debemos saber que en este momento es un problema internacional. Corrupción es un término que generalmente indica el mal uso por parte de un funcionario de su autoridad y los derechos que se le confían, así como la autoridad relacionada con este estado oficial, oportunidades, conexiones para beneficio personal, contrario a la ley y los principios morales. La corrupción también se llama soborno de funcionarios, el cual es típico de los estados de la mafia. Un signo característico de corrupción es un conflicto entre las acciones de un funcionario y los intereses de su empleador, o un conflicto entre las acciones de una persona elegida y los intereses de la sociedad.

Muchos tipos de corrupción son similares al fraude cometido por un funcionario y pertenecen a la categoría de crímenes contra el poder estatal. Según estudios macroeconómicos y políticos, la corrupción causa daños significativos e impide el crecimiento económico y el desarrollo en interés de la sociedad en general. Las sociedades corruptas no pueden apoyar a sus ciudadanos», dice Stuart Gilman, jefe de la Dependencia de Lucha contra la Corrupción de la ONUDD. «Privan a sus hijos no solo de la comida, sino también de la educación y la atención sanitaria.

Los factores que fomentan la corrupción sistémica incluyen incentivos contradictorios, poderes discrecionales; poderes monopolísticos; falta de transparencia; bajos salarios; y una cultura de impunidad.  Entre los actos específicos de corrupción se encuentran «el soborno, la extorsión y la malversación» en un sistema en el que «la corrupción se convierte en la norma y no en la excepción. Los estudiosos distinguen entre corrupción sistémica centralizada y descentralizada, según el nivel de corrupción estatal o gubernamental que tenga lugar; en países como los Estados postsoviéticos se dan ambos tipos.  Algunos estudiosos sostienen que existe un deber negativo de los gobiernos occidentales de proteger contra la corrupción sistemática de los gobiernos subdesarrollados. La Cámara de Industria de Guatemala (CIG) lanzó la Certificación GuateÍntegra en materia anticorrupción y una plataforma digital de formación en ética, transparencia y cumplimiento para que las empresas puedan desarrollar sus programas y certificarse. Toda la sociedad en general somos responsables de evitar la corrupción, cuando se detecta corrupción se debe analizar como ha podido ocurrir, que sistema de control o supervisión fallaron se debe determinar quienes son las personas están contaminadas de la corrupción ya sea del ámbito público o privado, quienes deben asumir su responsabilidad posteriormente se debe devaluar que consecuencias tubo quienes se vieron involucradas en la corrupción.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor:

Leonel Guerra Saravia

Médico y cirujano con maestrías de ciencias sociales, política, relaciones internacionales y filosofía.

One thought on “Depurando corrupción

Comentarios cerrados.