Las nuevas navidades

Las fiestas Navideñas han ido cambiando dado que muchas cosas ya no servían y el sistema aprovechando la coyuntura en su favor las transmuto por otras.

Las Navidades antaño las guiaba la Iglesia de la mano, eran una alabanza a la familia, a la patria y a Jesús el enviado de Dios que vino para salvarnos.

En el mundo actual no hace falta estos esquemas para su utilidad sino que se ha producido un nuevo mito:

El Bienestar basado en el Dinero.

Todo gira ante el Juno Moneta y el consumismo.  El ser que aparece hoy en escena no es un hombre que cree en Dios o en la familia o en el otro, no es un hombre que busca hacer el bien por los demás sino el ser consumus o el Homo Consumidor.

Se siente pleno y feliz de ser un ente consumidor de todo, fiestas, placeres infinitos, viajes, ropa , lujos, coches, móviles, aparatos tecnológicos sin fin y puede que algún afortunado un viaje al espacio o quien sabe la inmortalidad.

Está pletórico y se vanagloria de ello, de sus objetos de consumo diarios.

Es más la Iglesia como institución hoy está ya sometida al capital como las demás instituciones del Estado.

La Navidad hoy se ha convertido en una psicosis acelerada de personas corriendo en desbanda de un lado para el otro y de modo incluso pseudo violento.  No produce el clima actual navideño lo que antaño producía en las gentes, que aunque la ya entonces carcada Iglesia y no renovada mantenía como algo positivo y ponía a la gente bien, hoy el ritmo que marca el centro comercial es frenético y negativo el resultado.

En el minuto cero de que te has comprado el nuevo móvil ya quedó obsoleto tanto en la cadena de montaje como en tu cabeza ya que el deseo se impone y busca un nuevo objeto de posesión.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor: