ColumnasOpinión

¿Dónde están los líderes del país?

Tanmi Tnam

Cada vez la ciudadanía y la población guatemalteca en general estamos viviendo de cerca los primeros días del año en que se realizarán las elecciones generales para elegir las corporaciones municipales, diputados al Congreso, Presidente y Vicepresidente de la República.  Para la ciudadanía es una responsabilidad el tener que elegir a las personas que tienen que ver con el futuro de los pueblos y en tanto que para la población es un tiempo tedioso porque en todas partes se altera la tranquilidad.

En estas condiciones, algunos sectores tratan de reflexionar sobre el perfil que deberían de tener las lideresas y líderes que se están promocionando para los puestos públicos disponibles. Los partidos políticos están dando a conocer a sus candidatos y una mayoría de la ciudadanía no comprende por qué son los mismos candidatos que se presentan por segunda o tercera vez.  Quién los elige al interno de los partidos políticos o ellos mismos se autonombran para ser el candidato eterno que limita oportunidades para otros verdaderos líderes. Varios partidos se inclinan por el liderazgo viejo, muchos son conocidos en el ámbito municipal o departamental, son conocidos por acciones alejadas del agrado de los mismos votantes. Es el mismo liderazgo cuya información de sus hechos se socializa en distintos espacios de la cotidianidad, hechos cuestionados porque no responden a los problemas de la población que vive en condiciones de pobreza. Cuáles son los motivos por qué los partidos políticos no cuentan con líderes que sean conocidos por la población guatemalteca porque lideran o han liderado movimientos por ejemplo para erradicar el hambre y la pobreza, otros para liderar movimientos contra la injusticia y la desigualdad, más de alguno para construir la democracia para todos los pueblos, otros con la lucha que intenta llevar a los corruptos ante la justicia, en fin deben ser líderes que guíen los movimientos sociales para que todos alcancen una vida digna. No más mentirosos ni corruptos.

Los pueblos de Guatemala tienen suficiente experiencia acerca de los partidos políticos que han tenido la oportunidad de conducir los destinos del país, los resultados están a la vista:  pobreza, miseria, hambre, enfermedades, poca calidad y cobertura de los servicios públicos de educación y salud, la administración de la justicia lejos de los empobrecidos, racismo, discriminación y despreocupación por el medio ambiente.

Los partidos políticos deben buscar de manera consciente y responsable aquellos líderes con personalidad, valores y buen ejemplo, aquellos dirigentes que señalen el camino para alcanzar el desarrollo para todos. Guatemala necesita líderes con conocimientos acerca de la realidad en cuanto a su gente, pueblos, culturas, idiomas, regiones, medios de vida y el estado del medio ambiente. Lideresas y líderes que conozcan de cerca las profundidades de que la educación escolar ya no da para más y es necesaria su transformación de manera que responda a la multietnicidad, el avance de la tecnología, los requerimientos de lo global y local, el futuro de la vida de la humanidad y del planeta tierra. Necesitamos líderes que decidan en función de las respuestas que necesitan los problemas estructurales del país, que puedan tomar acuerdos con sectores de poder económico, político y religioso para construir la democracia que concrete el bien común para todos.

Es de escuchar, ver y cuestionar todo lo que acontece en el país, pero tener presente que Guatemala necesita de sus mejores hijas e hijos para construir la patria que todos merecemos.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor: