OpiniónColumnas

Silicon Valley Bank y las políticas de la FED

Evolución

Para entender mejor lo sucedido con el Silicon Valley Bank, un denominador común que muchos analistas en Estados Unidos han resaltado es la política monetaria implementada por la Reserva Federal de Estados Unidos, así como las políticas de gasto de su gobierno, a lo largo de casi dos décadas. Sumándose a ese análisis, el economista Hugo Maul, en su columna de esta semana, resalta los datos que resumo a continuación. Desde finales del 2006 hasta finales de 2022 la emisión monetaria en Estados Unidos creció 545%, sólo entre enero 2020 y diciembre 2022 el crecimiento fue de más del 55%. Entre los años 2008 y 2022 la tasa de fondos federales de Estados Unidos se mantuvo por debajo del 0.20% durante 10 años, y apenas superó el 2% durante otros cuatro años. La política conocida como quantitative easing, tendiente a reducir las tasas de interés y a incrementar la oferta de dinero, así como las políticas de gasto público excesivo, particularmente so pretexto de combatir los efectos de las políticas implementadas en la pandemia, vendrían a ser los principales factores que contribuyeron a esa expansión monetaria. Ha de resaltarse que muchas de las contracciones económicas que se dieron durante la pandemia fueron ocasionadas por las propias políticas restrictivas y de cierres. Esto, y otros factores como interrupciones en las cadenas de suministro, crisis de contenedores o la invasión a Ucrania y su efecto en los precios del petróleo, por ejemplo, contribuyeron a reducciones en la oferta, o escasez, que conllevan, naturalmente, al incremento de precios. Como he dicho en ocasiones anteriores, el incremento generalizado de precios se compone de varios factores, algunos económicos y otros eminentemente monetarios, pero que, por lo general se confunden todos bajo el mismo concepto de “inflación”. En cuanto a los aspectos eminentemente monetarios, el abaratamiento del dinero implica la financiación de proyectos que, en condiciones de tasas más altas, no serían rentables, de manera que, en el momento en que las tasas se incrementan, el riesgo para el sector financiero también sube. Por otra parte, el incremento en la oferta de dinero, sin un correspondiente crecimiento de la economía, invariablemente hace disminuir el valor del dinero, lo cual se ve reflejado como alza en los precios. ¿Y cuál ha sido la política de la reserva federal para combatir toda esa inflación, en buena medida producto de esas políticas? Pues, subir abruptamente las tasas de interés. Si bien ello conduzca en alguna medida a retirar liquidez y en alguna forma desacelerar la economía (sí, esa es una consecuencia, sacrificar crecimiento económico), no con ello necesariamente se resuelven los otros factores que inciden en el aumento de los precios.

En cuanto al banco, por un lado se menciona que siguió una política conservadora y que realizó inversiones consideradas seguras en muchos contextos, es decir, en bonos del gobierno de los Estados Unidos. Por otro lado, se dice que debió haber hecho una mejor gestión de sus inversiones, procurando una mayor diversificación. Al contar con títulos a largo plazo con una tasa de interés relativamente baja, y siendo el caso que las tasas a las cuales se emiten esos títulos actualmente son mucho más altas debido a la política antiinflacionaria, el valor en el mercado de dichos títulos, lógicamente, disminuye. Ante la dificultad de poder cumplir con sus obligaciones y luego de un intento infructífero por vender acciones, optó por vender estas inversiones a un descuento notable, lo cual implicó una pérdida insuperable.

Desde luego que no le resto importancia a la obligación de éste o cualquier banco de llevar a cabo una gestión prudencial, como tampoco asigno la totalidad de la responsabilidad a la FED. Se puede discutir mucho sobre teoría monetaria, incluso sobre las que subyacen a las políticas, pero lo cierto es que estas intervenciones en la oferta del dinero tienen consecuencias y, a menudo, crean distorsiones en los sistemas financieros. Lo irónico es que pareciera ser que las lecciones no se aprenden y que las políticas, y sus consecuencias, se dan de forma cíclica.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor:

Alejandro Baldizón

Abogado y Notario, catedrático universitario y analista en las áreas de economía, política y derecho.

Avatar de Alejandro Baldizón