Cambio climático y social

La humanidad, sin comprenderlo la mayoría, se acerca a un final espantoso. Así lo mencionan los últimos informes de científicos de la ONU. El humano es genial y contradictorio, ha creado una sociedad mundial basada en le producción industrial y los mercados. El capitalismo, que como Jano, tiene varios rostros que indican sus rasgos contradictorios y dialécticos. El avance científico y tecnológico nos permiten vivir más tiempo, más sanos, consumiendo en forma masiva bienes y servicios. Ese bienestar es un trastorno que nos hace vivir en la incertidumbre, el miedo, indispuestos y destruyendo ciegamente la naturaleza.

¿De dónde surgen procesos tan contradictorios?, los griegos creían que todo surge del caos. En efecto, el dios Caos engendra un hijo y una hija por sus propios medios: Erebo, el ardiente día y la negra Noche (Nyx). La Noche es más importante que su hermano, ya que ella será la que engendre la rama principal de la familia de Caos al dar a luz sola una lúgubre progenie, el mayor depredador del planeta, el ser humano. Este ser es la personificación de las fuerzas oscuras del universo y la creación, ya que engendran las tendencias más destructivas, sabias y negativas del mundo.

Todas las religiones de hace dos mi años beben de esta literatura. Surgen los hijos de Erebo, hermano de la Noche, es quien personifica la vida de los infiernos. Es el reino tenebroso que surge de la industria humana.

La Noche tuvo, entre otros, dos hijos: Hemera, el día, y Eter, la luminosidad. Los griegos, esos fantásticos e imaginarios pensadores, veían que todo está relacionado. Que no es extraño que, de una familia dominada por la oscuridad surjan dos hijos radiantes, los opuestos son parte de la misma unidad, los opuestos se suceden mutuamente, son maldad y bondad al mismo tiempo. Son la esencia del universo.

De allí que la humanidad se debate en el siglo XXI entre la contradicción de continuar el cambio tecnológico, la producción y consumo masivos, y la destrucción de las condiciones de vida en el planeta; o detenerse y provocar la reducción del nivel de vida y la cantidad de pobladores humanos en el planeta.

¿Qué hacer?

La humanidad clama por que los países desarrollados detengan su elevada productividad, que contengan el uso de materias primas y energético; que no contaminen más. Por otro lado exige que los países del tercer mundo se desarrollen, es decir, que alcancen elevados niveles de productividad. ¿Qué hacer ante ideas tan contrapuestas?

Una de las condiciones del desarrollo es el crecimiento económico. Crecer no significa desarrollo, existen países con enormes masas de ingresos y creación de riqueza y no obstante no son desarrollados. Un ejemplo son los países productores de petróleo y materias primas estratégicas. Desarrollo es un elevado nivel de cultura y salud, un sistema democrático maduro, convivio responsable con la naturaleza, y, ni modo, crecimiento económico.

Para el desarrollo, en su elemento de crecimiento es indispensable tener un capital inicial. Es decir una acumulación previa, como dice Adam Smith, una acumulación originaria en palabras de Marx. O sea, se necesita un punto de partida. Naturalmente, un país actual en vías de desarrollo no puede acceder a los métodos que dieron origen a las actuales naciones desarrolladas. Los actuales imperios deben su bienestar a la conquista, colonización, saqueo y violencia, a la apropiación violenta de las riquezas de otros pueblos, naciones y continentes.

Solo algunos imperios actuales tienen la capacidad de atropellar a los demás por la vía del saqueo y la violencia. Hoy es indispensable ser idílico. Aún las naciones más poderosas usan la mentira, las promesas de un mundo mejor y democrático, ya sea invadiendo, como Irak, o simplemente incursionando con IED. Los países subdesarrollados tiene que buscar el desarrollo maquillándose o siendo efectivamente sociedades democráticas, ingresando a los organismos internacionales que cobijan el capitalismo y atrayendo IED. Hay que obtener el capital semilla por métodos modernos, pacíficos y democráticos.

La única vía para un país pequeño, que tenga aspiraciones al desarrollo es atraer capitales de otros. Lo cual es una posibilidad de crecimiento o dependencia pacífica. En el primer caso, un país puede utilizar el capital externo para invertirlo en infraestructura, educación y salud, generando condiciones para el propio desarrollo. O puede atraer capital, y utilizarlo para la suntuosidad y el consumo de grupos de interés minoritarios y generar condiciones de sometimiento sostenible. ¿Qué hacer? Dependerá de la consciencia estratégica de cada nación.

Fiona Harvey, publica O actuamos ahora o será demasiado tarde, en https://rebelion.org/o-actuamos-ahora-o-sera-demasiado-tarde/. En donde se menciona que el apocalípticamente cierto Informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), dice que únicamente una acción rápida y drástica permite evitar un daño irreversible. En este 6º informe, se concluye que es casi el “último aviso” sobre la crisis climática, dado que el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero está llevando al mundo al borde de causar un daño irreversible a las condiciones de vida, y que el planeta colapsará en 50 años.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, declaró: “Este informe es un llamamiento alto y claro a acelerar masivamente los esfuerzos climáticos en cada país, en cada sector y en cada marco temporal. Nuestro mundo necesita la acción climática en todos los frentes: con todo, en todas partes y todos a una.” No obstante los países más atrasados no tienen ni la menor consciencia de lo que viene y continúan su rutina de ceguera sin hacer esfuerzos de cambio.

“El IPCC expone la devastación que ya han sufrido algunas zonas del mundo. Fenómenos meteorológicos extremos provocados por la disrupción del clima han causado un mayor número de muertes debido a la intensificación de las olas de calor en todas las regiones, la destrucción de millones de vidas y hogares segadas por sequías e inundaciones, hambrunas que afectan a millones de personas y “crecientes daños irreversibles en ecosistemas vitales”.

No es desdeñable que millones de personas ya viven en zonas que son “muy vulnerables” a la disrupción climática, horrendamente, la mitad de la población mundial sufre actualmente una grave escasez de agua durante por lo menos una parte del año. La humanidad vive cerca del precipicio y cierra los ojos, prefiere el consumo masivo y la muerte.

Es de escándalo. Los impactos negativos seguirán y serán cada vez mayores. Algunos seremos testigos de la imposibilidad de revertir la tendencia de incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero, a pesar de las advertencias emitidas cada vez más intermitentemente.  El planeta se calienta debido a la acumulación de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero en la atmósfera, ¿se acabará algún día el oxígeno?, y ¿el agua?, ¿quiénes sobrevivirán?, ¿los que puedan pagar por tanques de gas y agua almacenada artificialmente?, no importa, el humano se cree el ser especial de la creación.

image 28
Fuente: Naciones Unidas, 2023, https://www.ipcc.ch/report/ar6/syr/figures/

¿De que dependerá el desarrollo? Es muy importante el entorno de un país para prepararse mejor. El ambiente nacional lo conforman el conjunto de condiciones demográficas, económicas, naturales, políticas, étnicas, religiosas, tecnológicas que integran la realidad del Estado.

En ese sentido, los distintos elementos que inciden sobre el accionar de empresas, familias, naturaleza y personas son los competidores, las organizaciones complementarias, la organización y naturaleza del Estado, la política económica, la cultura, la estabilidad política y el medio social.

La estrategia del gobierno es un dato central en el análisis empresarial. En esa dirección cabe preguntarse: ¿Cuál es la estrategia que sigue el gobierno y por qué? ¿Qué cambios son de esperar en la estrategia del gobierno? ¿La estrategia del gobierno es de corto o mediano plazo? ¿Cómo se ve afectada la empresa con las estrategias del gobierno? Un estudio de la influencia del gobierno sobre el mercado tiene que abarcar factores estructurales y coyunturales que afecten el aparato de gobierno.

image 30
Fuente: Naciones Unidas, 2023, https://www.ipcc.ch/report/ar6/syr/figures/

La cadena del impacto de las políticas económicas , va desde la influencia que los factores más generales y específicos del ambiente que afectan el diseño de las estrategias de desarrollo nacionales, pasando por la formulación de las metas y objetivos del Estado, las cuales se reflejan en las políticas públicas que se expresan a través de instrumentos de política y actividades de las instituciones, todo lo cual afecta a las industrias y empresas que operan en el país.

La participación del gobierno, que se produce en forma generalizada en la totalidad de países, por medio del control de los recursos productivos y el poder regulador de las instituciones que afecta las estructuras de los sectores económicos, la capacidad de competencia en las industrias y el acceso a los recursos de las empresas.

Los gobiernos controlan recursos fundamentales, divisas, créditos, licencias de importación, precios límites, entradas al mercado, salarios mínimos, etc. En muchos países, una distorsión fundamental del mercado es que las empresas no compiten en términos comerciales o productivos, sino que buscan ventajas por medio del disfrute de preferencias administrativas del gobierno. Las empresas se dedican a la búsqueda del manejo de la relaciones empresa-gobierno, antes que mejorar la productividad .

El gobierno, especialmente en economías de bajo desarrollo, tiende a ser influido para evitar la entrada de competidores. Las regulaciones de gobierno excesivas pueden afectar el grado de negociación de compradores y proveedores. Con sus políticas el gobierno afecta los precios relativos influyendo en la redistribución de los recursos productivos.

En los países centroamericanos, existió la tendencia de generar una organización atomizada de empresas. Existiendo varias categorías de empresas: empresas estatales, entidades monopólicas que proveen de bienes y servicios públicos considerados estratégicos por el Estado; grupos empresariales corporativos, como conglomerados poderosos, diversificados, de propiedad familiar y apoyados en organizaciones patronales de mucha influencia; grupos cooperativos o de producción local, que juegan un papel secundario en los grupos corporativos, pero que han adquirido influencia reciente; empresas transnacionales, por su diversificación internacional y nacionalidad perteneciente a las potencias comerciales poseen influencia en la dirección de los mercados; productores del mercado informal, que conforman el amplio abanico de los productores desplazados de los mercados legales, no tienen acceso a créditos subsidiados, están fuera de exoneraciones y programas de servicio social.

El futuro dependerá de cómo logremos entender que la unidad de la república es la fuente de bienestar y sobrevivencia de todos.

Le invitamos a leer más del autor:

Cristobal Pérez-Jerez

Economista, con maestría en política económica y relaciones internacionales. Académico de la Universidad Nacional de Costa Rica. Analista de problemas estratégicos, con una visión liberal democrática.