OpiniónColumnas

Falta de empleo en Guatemala

Petardo

El mercado laboral es un espacio físico o virtual en el que se relacionan los empleadores (que ofertan trabajo) y los trabajadores (que buscan o demandan un empleo). El equilibrio entre la oferta de trabajo y la demanda de empleo está condicionado por las leyes laborales y por la situación económica de cada nación.

El trabajo es un rol básico y central en la vida para los seres humanos, por la cantidad de tiempo que dedicamos a trabajar, porque permite la satisfacción de necesidades económicas y psicosociales y por su interrelación con otras áreas de la vida. En Guatemala, el mercado laboral ha absorbido la mayor cantidad de la población dispuesta a laborar, reflejando así una tasa de desempleo relativamente baja igual a un 3.3%. De hecho, Guatemala es el país con la menor tasa de desempleo en la región Centroamericana. Un grupo de expertos economistas y empresarios de Guatemala señalaron en un foro del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales y el Programa Estado de la Región que la falta de empleo y crecimiento está relacionada a la debilidad del Estado.

Las personas que tienen un empleo pueden mejorar su vida laboral, respondiendo a sus aspiraciones laborales y ganando en su profesionalización.  Mejora la autoestima. Con el acceso a un puesto de trabajo y el progreso en la profesionalización, se mejora la satisfacción personal, sintiéndose mejor con ellas mismas. Se denomina mercado de trabajo o mercado laboral al conjunto de relaciones entre empleadores (demandante es quien ofrece empleo) y personas que buscan trabajo remunerado oferentes. El mercado de trabajo tiene particularidades que lo diferencian de otros tipos de mercados (financiero, inmobiliario, de materias, etcétera), principalmente en la cobertura de los derechos laborales y la necesidad de garantizarlos sistemáticamente. El mercado de trabajo es el entorno económico en el cual concurren la oferta —el número de horas que quiere trabajar la población en actividades remuneradas— y la demanda —constituida por las oportunidades de empleo.

Aunque intuitivamente el término «oferta de trabajo» puede llevar a equívoco: debemos entender el mismo como la «oferta de trabajadores» u «oferta de la fuerza de trabajo«. En este mercado, el oferente es aquel que busca trabajar y para ello «se ofrece». El demandante es el que busca trabajadores. Del grado de equilibrio entre estas dos variables se derivan una serie de consecuencias que determinarán las características del mercado en ese momento y su posible evolución. El estudio del mercado laboral es el instrumento que contribuirá al conocimiento de dichas consecuencias. Los índices de precios al consumidor se utilizan con diversos fines tales como: negociación, indización o ambos casos, por el gobierno (especialmente de impuestos, contribuciones y beneficios de la seguridad social, remuneraciones y pensiones de los funcionarios tasas multas, de la deuda pública y sus intereses), en los contratos privados (sueldos, salario, primas de seguro y servicios) y en decisiones judiciales (pensiones alimentarias). Desafortunadamente en Guatemala contamos con un Estado débil, no transparente, que no da facilidades a inversionistas, tanto del país como extranjeros, no existe salarios justos, con relación a responsabilidad, conocimientos, horas de trabajo y rendimiento del trabajador. La burocracia favorece a la persona comprometida con el partido político ganador. Todos los políticos partidistas ofrecen más trabajo y al triunfar, olvidan lo que ofrecieron, para mejorar el estatus de la sociedad guatemalteca.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor:

Leonel Guerra Saravia

Médico y cirujano con maestrías de ciencias sociales, política, relaciones internacionales y filosofía.

Avatar de Leonel Guerra Saravia

One thought on “Falta de empleo en Guatemala

Comentarios cerrados.