Pulso EconómicoPulso Económico

El conocido desencanto de las elecciones

Pulso Económico

“…y que todo lo escrito en ellos era irrepetible desde siempre y para siempre,
Porque las estirpes condenadas a cien años de soledad
No tenían una segunda oportunidad sobre la tierra”
Gabriel García Márquez

A solo doce días de un nuevo proceso electoral, no parece que pueda surgir ningún evento que pueda destacarse en el futuro como esencial para la historia. No aparece ningún líder que pueda generar encanto en la ciudadanía, nadie capaz de comerse la bronca de realizar cambios que pongan a la patria a caminar. Es un país paralizado. Los mismos estribillos de las agotadas izquierdas y derechas de hace 50 años. Izquierda y derechas que son cada vez más lo que fueron siempre. Lo mismo, cúpulas de arribistas con distintos ropajes.

En la actualidad, las subidas de los tipos de interés internacionales y de la cotización del dólar se convierten en perturbaciones externas que refuerzan las contradicciones internas del país; al no existir modelos capitalistas modernos, es decir, con mercados competitivos y Estados de derecho plenamente funcionando, sino que subsistir sistemas de negociación rentista entre grupos sociales los mecanismos de autorregulación automática, de las crisis, los mercados y los sistemas financieros no están funcionando; los gobiernos, sin rumbo claro, sujetos a seguir la inercia de Estados fallidos, se ven sorprendidos y no pueden reaccionar a tiempo implantando reformas, que ya para este momento son tardías pues se debieron implantar desde 2008. Incluso, las medidas tomadas pueden ser equivocadas, ya que se trató de resolver la problemática con más gasto público, más endeudamiento y oposición a las reformas del mercado.

El resultado es la inestabilidad completa, con medidas de los poderes del Estado en forma de resistencia al cambio promovido desde organismos financieros del capitalismo, como el fondo monetario internacional. La crisis fue el resultado de una acumulación de factores estructurales y coyunturales; externos e internos; de producción e ideológicos. Y, las propuestas de los partidos en liza no parecen estar conscientes de lo que va a pasar en el mundo.

Los bancos centrales del mundo preven los siguientes riesgos para nuestras economías.

  1. Intensificación de las tensiones geopolíticas: el conflicto Rusia-Ucrania tiende a prolongarse, generando incertidumbre sobre la debilidad y rompimiento territorial de Rusia, objetivo final de la OTAN y de China.
  2. En la incertidumbre Rusia podría optar por el suicidio nuclear.
  3. Las tensiones geopolíticas abarcan, además, conflictos en medio oriente, auge de la imposición de Estados religiosos; reactivación militar de Japón.
  4. El nuevo imperio chino, podría optar por la vía militar para capturar nuevos territorios, aunque innecesarios para ellos.
  5. Las 8 potencias del mundo no aspiran a una jefatura global, sino a una fragmentación de los sistemas productivos, comerciales y financieros. Ya no una sola moneda hegemónica, sino cada potencia con una moneda propia en su entorno de control.
  6. La caída de las bolsas y lo grandes bancos transnacionales.
  7. Persistencia de las presiones inflacionarias y un endurecimiento monetario mayor al previsto.

En ese sentido se observa la debilidad de los países americanos del sur del río bravo. En el siguiente cuadro vemos la dependencia de servicios rentables, pero estratégicamente débiles, como el turismo.

image 5
El conocido desencanto de las elecciones 6

Fuente: BID. Preparar el terreno macroeconómico. 2023.

Las expectativas inflacionarias reflejan la debilidad de las economías de estos países. La inflación refleja el deterioro del valor de la moneda nacional, la caída del poder adquisitivo de la población y la debilidad competitiva.

image 6
El conocido desencanto de las elecciones 7

Fuente: BID. Preparar el terreno macroeconómico. 2023.

Aunque la medida de la producción por medio del PIB es cuestionada. Pues refleja únicamente el aumento del producto, aunque esto signifique la destrucción del medio ambiente, para el sistema capitalista sigue siendo central para determinar la viabilidad de las naciones. En este sentido, existe en teoría un PIB potencial. Es decir, lo que podría producir un país utilizando todos sus recursos, o sea, sin desempleo. Según el BID, “…en la mayoría de los países se prevé volver al nivel potencial de largo plazo, pero en México y Guatemala, se prevé que se mantengan por debajo de su potencial, o incluso menos a lo producido en el 2022.

Para que un país tenga potencial de crecer tiene que basar su economía en industria y servicios de alta tecnología. Producir servicios de ocio, no es malo, pero refleja debilidad. Veamos, en el siguiente gráfico que muestra el servicio de la deuda de toda la región de América del sur. Las zonas sombreadas indican los escenarios del BID para (2023–2026). Aquí se clasifica a los países así:

  1. “dependientes del turismo”: Bahamas, Barbados, Belice, Haití, Jamaica, Panamá, Dominicana y Uruguay.
  2. “dependientes de los commodities” son Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú y Suriname.
  3. Economías diversificadas Argentina, Brasil, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Trinidad y Tobago.

Las economías diversificadas podrían dar un paso más hacia delante.

image 7
El conocido desencanto de las elecciones 8

En conclusión, de esta región todos los países estamos en zona de estrés. Con el riesgo de ser barridos por una crisis financiera, militar o natural que son los frentes de mayor riesgo en la actualidad. Las enconadas luchas sobre sí realizar reformas o no, acentúan la crisis, que finalmente será insostenible. No podemos tener 100 años más de soledad.

image 8
El conocido desencanto de las elecciones 9

Nota: “América Latina y el Caribe” incluye todos los países prestatarios del BID excepto Venezuela.

Los países “dependientes del turismo” son Bahamas, Barbados, Belice, Haití, Jamaica, Panamá, República Dominicana y Uruguay.

Los países dependientes de los commodities son Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú y Suriname.

Las economías diversificadas son Argentina, Brasil, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y

Trinidad y Tobago.

Le invitamos a leer más del autor:

Cristobal Pérez-Jerez

Economista, con maestría en política económica y relaciones internacionales. Académico de la Universidad Nacional de Costa Rica. Analista de problemas estratégicos, con una visión liberal democrática.

Avatar de Cristobal Pérez-Jerez

One thought on “El conocido desencanto de las elecciones

Comentarios cerrados.