OpiniónColumnas

Inclusión forzada

Añadir una nueva entrada

Relatividades Perspectivas

Recientemente, hemos percibido intentos fallidos de inclusión forzada (precisamente, en las películas de “La Sirenita”, “Peter Pan y Wendy”). La mayoría de esos intentos han sido infructuosos… Pero no es por la razón que cualquiera pensaría en un inicio, sino por lo siguiente:

No importa el color de la tez de los personajes… No importa su género… No importan sus ideales … lo que importa es que no son los personajes que pretenden que sean, porque son distintos a sus definiciones originales.

Una Ariel con piel morena y cabello obscuro… Está muy bien… Como un personaje nuevo, porque la Ariel del cuento escrito por Andersen, tenía piel blanca, cabello rojizo, ojos azules…

El personaje interpretado por una actriz con tez obscura, cabello oscuro y ojos no azules, es excelente… Como un nuevo personaje, pero jamás será remotamente lógico, creer que es la misma Ariel descrita en el cuento de Andersen. Y aquí inicia el problema:

Quienes intentan inclusión forzada… No solo están tan enajenados por su urgencia, sino que también son una partida de ineptos, incapaces de crear una historia y personajes. Toman historias y personajes existentes para deformarlos… Por su incapacidad para crear historias y personajes como ellos deseen… Capaces de lograr la inclusión que buscan lograr. Sus ideas no lograrian influenciar a alguien pensante, y debido a eso, toman creaciones de otros, las deforman y las presentan como “lo mismo… Pero diferente y al mismo tiempo, sin cambios”.

Es lastimoso el hecho de que esas “personas” no sean siquiera capaces de crear lo que desean y de lograr lo que buscan lograr… Mediante medios propios. Y es aún más lastimero el hecho de que crean que alguien “no notara” que la Ariel del live action no es la ariel de la versión escrita y la versión animada. Creen que nadie notara que Tinkerbell de Peter Pan fue reemplazada por un hada distinta… Con mismo nombre e historia, pero con evidente e irrefutable diferenciación.

Y repito: no es cuestión de racismo o incluso de gustos. Es que no son los mismos personajes. Las actrices y actores podrían ser excelentes, con atractivo físico y todo lo que un espectador pueda apreciar… Pero podría asegurar en un 80 % que ni siquiera niños de 5 años sin amaestramiento creen que Ariel, Tinkerbell y otros “se transformaron físicamente de manera extrema, pero son los mismos”. Ni siquiera los niños dejarían de percatarse de las diferencias más que obvias entre versiones de personajes. Y no olvidemos el “x personaje, ahora es del sexo opuesto o ni siquiera tiene sexo definido” (redacte sobre biología y sexualidad, hace tiempo, asi que no repetiré todo el tema, acá (pueden encontrarla en mi perfil de minds, main, uhive, TikTok, Youtube, etc. Puesto que ya no tengo activo mi sitio web)).

Si logran amaestrar a niños u otros, para creer que lo diferente es equivalente, habrán sociedades muy destruidas mentalmente – lógicamente. Se perderá la apreciación de las cualidades de géneros, de culturas, de atributos físicos … caería la humanidad a una “ceguera” perspectiva – mental, a un vacío por percibir todo como equivalente e indistinto. ¿Charlize Theron y Beyonce… Serian “lo mismo”. La música metal y el flamenco… Y los cantos gregorianos… Y el jazz o cualquier otro genero o sub – genero… … … pueden acaso, ser lo mismo? Pueden ser igual de cualitativos – apreciables. Pueden incluso, sustituirse en cuanto a esos parámetros, pero jamas será uno, lo que es el otro. In a gadda da vida de iron butterfly o canciones de rhapsody of fire podrán sustituir a sinfonías de compositores clásicos… En cuanto a su percepción como música con algún tipo de influencia contextual. Pero nunca serán lo mismo. N.i.b. De Black Sabbath podría ser equiparable a Toccata en forma de fuga en re menor de Bach en ciertos contextos… Pero nadie podrá jamas, afirmar que son la misma obra. … y en cuanto a personajes, eso es aún más irrefutable. Contextos = diferentes situaciones (historias). Si se reemplaza canon in drop d de Pachelbel, por in the mood de Benny Goodman… Podrá decir alguien, que son igual de buenas y apreciables… Pero jamás podrá decir que son lo mismo y que aportan la misma influencia en determinado contexto. Los personajes distintos son excelentes… EN OTRAS HISTORIAS – CONTEXTOS. Utilizarlos como reemplazo, quita todo realismo, por ser un personaje… Un concepto detalladamente definido (la música es un tanto subjetiva, una persona no lo es).

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor:

One thought on “Inclusión forzada

Comentarios cerrados.