OpiniónColumnas

Los tres sobres

Desde México

La ruta para la campaña presidencial de 2024 ha empezado ya se han dado los primeros movimientos, con la renuncia de Marcelo Ebrard a la Secretaría de Relaciones Exteriores y con ello se abre la puerta a muchos más cambios, no solo en el gobierno federal sino también en el de los estados que han de renovar su gubernatura.  Esto será interesante pues se hará la evaluación de MORENA como partido y aunque a nivel Federal el apoyo de López Obrador será decisivo para mantener el régimen en los estados los desencantos habrán de medirse. Empieza el tiempo de las despedidas, empieza el tiempo de escribir las cartas.

Existe un breve cuento ruso, que se ha compartido en muchos escenarios y detalla, con la gracia propia de los rusos, la transmisión de responsabilidades en cualquier cargo de autoridad. Porque los cargos empiezan y terminan, esa es su cruz y su fortuna. Como bien escribió Salomón: “todo tiene su tiempo bajo el sol”.

Cuenta la historia que un nuevo jefe estaba entregando la oficina a su sucesor. Al hacerlo le entregó 3 sobres, cada uno cuidadosamente cerrado y con un numero en su exterior. La única instrucción fue respetar el orden de los sobres para su lectura, el tiempo propio habrá de advertir el momento. Pasado algunos días, cuando la pasión de los inicios había terminado, porque en la vida nos embriaga los inicios, son momentos de planear en los que la pasión interviene, todo es posible en los inicios. Como dijo Vicente Fox: “en los quince primeros minutos lo resuelvo”. Cuando se apagó esa pasión llegó el momento de abrir el primer sobre. El nuevo ejecutivo leyó en ese sobre: “Échame la culpa” que brillante consejo, que increíble solución. El discurso del ejecutivo cambió de inmediato y todos los problemas no tuvieron solución, pero si justificación. El ánimo mejoró, la oportunidad está aquí, antes todo se hizo mal pero ahora nuevamente la pasión por cambiarlo. Unos meses después, cuando ya no era posible culpar a los anteriores, el ejecutivo recordó abrir el segundo sobre, la frase era: “ya no puedes culpar a nadie, ahora debes cambiar las cosas” la salida es asumir la responsabilidad y comenzar a cambiar lo necesario.

Cuando ya los problemas continuaron, cuando el cambio no se realizó, el ejecutivo abrió el tercer sobre decía: “Apúrate en escribir tus 3 sobres, serás despedido y el que venga te echará la culpa” Así es la travesía, los ciclos que inician terminan, si no, no serían ciclos. Que importante lección.

El gobierno federal está empezando a escribir sus cartas, los cambios empiezan a distraer el cierre del sexenio y la presión política continua en ascenso. ¿Cuánto tiempo duro el primer sobre? El segundo sobre, que es el que se mantiene, el que construye el legado, ¿de qué impacto será? ¿El tercer sobre se aceptará? Quien venga recibirá los tres sobres o solamente una lacónica frase, “la esperanza” como un sustituto de cualquier pregunta. La responsabilidad exigirá solo frases, no hay tiempo para leer discursos, no hay manuales para tan alto cargo, solo unos sobres que se olvidan en el tiempo, pero siempre llegan.

Area de Opinión
Libre emisión de pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor:

Héctor Gil Müller

Abogado egresado de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Autónoma de Coahuila. Cuenta con estudios de especialización en Filosofía del Arte, Concertismo en piano y órgano clásico, así como en Derecho Fiscal.

Avatar de Héctor Gil Müller

One thought on “Los tres sobres

Comentarios cerrados.