Vida

Golpes de calor y estrés, ¿que hacer?

La ola de calor en México ya ha cobrado vidas y distintas afectaciones de salud, por lo que es importante saber cómo cuidarse y estar informados sobre estos golpes de calor. Expertos del Instituto de Ciencias de la Atmósfera y Cambio Climático de la UNAM indican que las temperaturas seguirán por 15 días más e incluso podrían presentarse otras olas en julio.

En el territorio nacional también se ha registrado una sequía extrema, lo que ha provocado incendios forestales y daños a cultivos. El cambio climático, una mayor contaminación por ozono, las actividades humanas, el fenómeno del Niño y la onda tropical, que genera valores de nubosidad muy bajos podrían ser los factores que prolongan e intensifican estas olas de calor.

Las ondas de calor explican los científicos que, constan de temperaturas mayores a 30 grados y suelen durar de tres a más días, aunque la frecuencia, intensidad y duración de las olas de calor varía y aumenta con los años, debido a los niveles bajos de humedad en el suelo. Las temperaturas altas de este fenómeno afectan más a los adultos mayores, personas con enfermedades crónicas e infantes, porque son más propensos a padecer deshidratación, desmayos, enfermedades diarréicas y de la piel, por eso es esencial prestar atención a los síntomas de un golpe de calor y tratar de prevenirlos. A continuación, te recomendamos algunas de las actividades que debes evitar y otras que puedes realizar para evitar el estrés por el calor:

  1. Evita el ejercicio y la exposición al aire libre, porque puede generarte un golpe de calor. En su lugar, realiza ejercicios moderados lejos del sol y con una ventilación adecuada. La natación y otras actividades acuáticas son una gran alternativa para sobrellevar el calor y equilibrar la temperatura corporal.
  2. Procura no estar al interior de un vehículo cerrado, ya que las temperaturas pueden aumentar hasta los 50 °C. Si vas en el transporte público, el estrés y la frustración pueden detonar más fácilmente, así que considera salir con anticipación, escuchar música en el trayecto y abrir las ventanas, para una buena ventilación de la unidad.
  3. Limita tu consumo de alcohol y cafeína, estas bebidas te podrían llevar a una deshidratación severa y aumentar la sensación de calor. Opta por bebidas hidratantes, agua y jugos naturales. Mantente hidratado, aunque no tengas sed.
  4. Recuerda utilizar un protector solar adecuado, buscar la sombra y evitar estar durante mucho tiempo bajo el sol. Las horas más calurosas se dan entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. Utiliza lentes de sol o sombrero.

El estrés térmico y las olas de calor pueden provocar altos índices de mortalidad, en todo el mundo por el cambio climático. Sin embargo, hasta el momento no han surgido alertas que alteren la adaptación del ser humano al ambiente, pero será necesario en lo sucesivo analizar cuidadosamente los factores que intervienen en las olas de calor, incluyendo el estrés térmico, los niveles de humedad en el ambiente, la radiación, la ausencia de viento y la exposición al sol, para establecer qué tanto afecta a la salud y qué medidas hay que tomar.

Le puede interesar:

Melissa Nungaray

(Guadalajara, Jalisco, 1998) es escritora, collagista y promotora cultural. Dirige la revista digital En la Masmédula y colabora en diversos periódicos digitales. Licenciada en Lengua y Literatura Hispánicas por la Universidad Autónoma del Estado de México. Es autora de los libros de poesía Raíz del cielo (Secretaría de Cultura de Jalisco/Literalia, 2005), Alba-vigía (La Zonámbula, 2008), Sentencia del fuego (La Cartonera, Cuernavaca, Morelos, 2011), Travesía: Entidad del cuerpo (La Zonámbula, 2014) y la plaquette El cuerpo descansa en algún lugar (La Tinta del Alcatraz, 2022). En 2014, ganó el segundo lugar del IV Premio Nacional de Poesía Joven “Jorge Lara”. Fue becaria del Festival Interfaz ISSSTE-Cultura Los Signos en Rotación San Luis Potosí 2017.

A %d blogueros les gusta esto: