Internacionales

Rusia repele un nuevo intento de ataque ucraniano

Rusia repele un nuevo intento de ataque ucraniano con drones contra la provincia de Moscú y la capital, «Teniendo en cuenta que Zelenski comete estos atentados con armas suministradas o financiadas por Occidente, se trata de terrorismo internacional», denunció la portavoz de la Cancillería rusa.

Un total de cinco drones ucranianos fueron derribados la mañana de este martes por las Fuerzas Armadas de Rusia en las afueras de la capital rusa, Moscú, y en la provincia homónima, comunicó el Ministerio de Defensa del país.

Desde el organismo, que calificó el ataque de «terrorista», precisaron que cuatro vehículos aéreos no tripulados fueron destruidos por unidades de la defensa antiaérea, mientras que el quinto fue suprimido con medios de guerra radioelectrónica, después de lo cual se estrelló en el distrito de Odintsovo.

La cartera de Defensa aseguró que la ofensiva no causó destrozos materiales ni tampoco dejó heridos. Por su parte, el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, precisó que los servicios de emergencia llegaron a los lugares donde se estrellaron los drones, sin ofrecer detalles acerca de los daños.

Sin embargo, varios vuelos que debían aterrizar en el aeropuerto de Vnúkovo fueron desviados a otros aeropuertos moscovitas. Las restricciones a las llegadas y salidas de aviones se aplicaron hasta las 08:00 (hora local). Poco después, Vnúkovo reanudó sus operaciones con normalidad.

«Un acto más de terrorismo»

En este contexto, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, denunció que «el intento del régimen de Kiev de atacar una zona donde se encuentran infraestructuras civiles, incluido el aeropuerto, que por cierto también recibe vuelos extranjeros, es un acto más de terrorismo».

«Teniendo en cuenta que [el presidente ucraniano Vladímir] Zelenski comete estos atentados con armas suministradas o financiadas por Occidente, se trata de terrorismo internacional«, escribió Zajárova en su cuenta de Telegram, agregando que «la comunidad mundial debe darse cuenta de que EE.UU., Reino Unido y Francia —miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU— están financiando un régimen terrorista».