CulturaEditado para la historiaEditado para la historia

Francisco I, Rey de Francia

Editado Para La Historia

“Atizo el fuego bueno y apago el malo”, precepto de Francisco I.

Nació en 1494. Hijo del Conde Carlos de Valois y de Luisa de Saboya. Es un primo lejano del rey predecesor, Luis XII, y fue su sucesor. Luisa, su madre, creía en una predicción que le dijo un ermitaño italiano a quien fue a ver para tener un hijo varón. Este le respondió: -No solo tendrás hijo varón, sino que será Rey. Desde su más tierna infancia su madre lo llamó “Mi César” respetando las profecías del ermitaño.

Como Ana de Bretaña, esposa de Luis XII, no lograba tener hijos varones nacidos vivos para heredar el trono, Luis XII tuvo la sabiduría de hacer venir a la corte a Luisa de Saboya con sus hijos François y Margarita para educar al niño como su heredero otorgándole la mano de su hija Claudia que era todo menos hermosa, incluso coja, pero la razón de Estado fue más fuerte y la reina Claudia le dio a François 7 hijos, entre ellos el futuro Enrique II.

En una época en la que la estatura media era de 1.50 o 1.60 m él medía 1.98 m y tenía una gran nariz, detalle muy apreciado por las damas como símbolo de virilidad. Sentía una pasión desmesurada por las mujeres a las que consideraba que tenía que honrar… a todas. Tenía gran carisma, prestancia y seducción, fue el más glorioso y fastuoso de los Reyes de Francia. Decía que: – “Una corte sin mujeres es como un jardín sin flores”.

Firmó con el Papa León X en 1516 el Concordato de Boloña que lo hizo jefe de la Iglesia Galicana, el primero de todos los reyes cristianos.

A pesar de ser muy católico era bastante tolerante con los protestantes, lo que cambió cuando los protestantes colgaron panfletos a su favor por todas partes, incluso en la propia puerta de la habitación del rey, acto que consideró de “Lesa Majestad” (Ofensa al Rey).

Su política exterior no siempre fue maravillosa. Al ser biznieto del Duque de Milán pretendía a ese título.

Contra el Milanesado agrupó 30,000 hombres y se alió a Venecia. Pagó fuertes sumas a Carlos I de España y Enrique VIII de Inglaterra para comprar su parcialidad. Al lado de los milaneses estaban los suizos quienes sufrieron una gran derrota en la batalla de Marignano. Se calcula que en 2 días de combate murieron 17,000 personas de ambos bandos.

Su rivalidad con Carlos I lo llevó a cuatro guerras contra el emperador español. Francisco I era alto, elegante, seductor, encantador. Carlos I pequeño, de tez olivácea, con su enorme mentón, siempre vestido de negro como un cuervo. Nada más desigual.

La primera guerra con España fue marcada por la derrota de Pavía durante la cual el Rey fue hecho prisionero y después de un año de prisión en Madrid tuvo que entregar a sus dos hijos varones como rehenes para ser liberado por los españoles. Para luchar contra los Habsburgo hizo alianzas con príncipes alemanes (protestantes), Enrique VIII de Inglaterra (que después se unió a Carlos I en su contra) y nada menos que con Solimán el Sultán otomano, algo sorprendente para “el más católico de los príncipes”.

Como defensor y amante de las artes hizo venir a ceramistas italianos para instalarse en Francia y crear la cerámica francesa. Construyó o reconstruyó 12 castillos (entre ellos Chambord). Hizo venir a grandes artistas italianos renacentistas y al más grande de todos: Leonardo da Vinci a quien llamaba “Padre”. Lo recibió en su castillo de Blois con una renta anual de 100 escudos, con los que se podían compran 10 granjas en la época. Fue Leonardo el diseñador del Castillo de Chambord. Se creía el nuevo Alejandro Magno y Leonardo su Aristóteles.

Murió a los 52 años de un acceso en el peroné. Lo sucedió su hijo Enrique II de Francia, quien tuvo una horrible muerte (presagiada por Nostra Damus) y que casó con Catalina de Médicis.

Está enterrado en la Abadía de San Denis a las afueras de París al lado de su esposa la reina Claudia y muchos otros reyes de Francia.

Le invitamos a leer más del autor:

Franck Antonio Fernández Estrada

traductor, intérprete, filólogo ([email protected])

Avatar de Franck Antonio Fernández Estrada

One thought on “Francisco I, Rey de Francia

Comentarios cerrados.