OpiniónColumnas

La atención a los excluidos

Tanmi Tnam

Van 57 días de manifestaciones frente el edificio del Ministerio Público y hay algunos análisis acerca de logros y desventajas. En este tipo de hechos algunos sectores ven pérdidas económicas y otros identifican fortalecimiento de organizaciones de los pueblos. En fin, cada quien mira según su contexto, sus intereses y sus conocimientos.

Los pueblos originarios demandan de todo, hasta aquellos que consideran que es tiempo de transformar el Estado racista a uno más democrático que tome en cuenta a los pueblos de Guatemala. Es del conocimiento de muchos, que la falta de respeto a los resultados de la primera y segunda vuelta electoral de este año 2023, ha sido útil para que las organizaciones propias de los pueblos originarios tomen la iniciativa de apoyar la convocatoria de los 48 Cantones de Totonicapán.  Desde que inició y a esta fecha tal apoyo continúa.  Al escuchar los discursos improvisados de distintos actores, se identifican indicadores de desarrollo deplorables especialmente en las áreas rurales. Hacen falta servicios de salud, educación, justicia, seguridad y no hay tratamiento de la contaminación del ambiente y de los ríos que corren en distintas regiones del país.

Para tener una idea de algunas demandas de los pueblos originarios, se enumeran algunas, porque seguramente serán motivo de tratamiento en el próximo gobierno.

Cuando el liderazgo de los pueblos toma la palabra, enumeran entre otras, las siguientes demandas. En el campo de la salud, se pide la construcción de centros de salud para las aldeas y caseríos, centros de atención permanente bien equipados, con personal y suficiente medicina, solicitan la construcción de mejores hospitales ubicados estratégicamente con equipo moderno y personal con distintas especializaciones, medicina suficiente y gratuita.  Requieren que el personal médico debe ver de manera íntegra a la persona enferma, que merece un buen tratamiento y que en muchos casos debe ser escuchado. En el mismo campo de la medicina, piden el fortalecimiento de la práctica de la medicina ancestral que heredaron de sus antepasados, el reconocimiento pleno del servicio de los portadores del conocimiento y el tratamiento de los desequilibrios de la salud según la cultura materna. En este caso, solicitan el reconocimiento y respeto a las prácticas que tienen desde su cultura materna y crear programas oficiales que tengan como objetivo el fortalecimiento y conservación de la medicina ancestral.

En el campo de la educación escolar también hay muchas peticiones. Educación gratuita en el nivel medio y superior. Deben de crear institutos de educación básica y del ciclo diversificado en aldeas y caseríos.  Debe ser educación pública de calidad, gratuita y que estudie la cultura y la cosmovisión de los pueblos originarios. Usar el idioma materno en todas las áreas del conocimiento. Deben nombrar maestros y maestras bilingües que hablen y escriban bien el idioma materno y el Castellano. Distribuir materiales educativos según sea la región y escritos en los idiomas mayas, Xinka y Garífuna. La educación propia de los pueblos originarios debe ser desarrollada en todos los niveles educativos porque ayudaría a conservar los elementos de la cultura materna. Para la población adulta, se deben crear centros para la alfabetización en todos los idiomas mayas, Xinka y Garífuna. Será de crear incentivos que despierten el interés de la población adulta a que asista a estos centros de alfabetización, accesibles para todos, con suficiente material bien mediado que aborde temas del interés de la población adulta.

Continuará…

Area de Opinión
Libre emisión del pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor: