OpiniónColumnas

Preparativos para Semana Santa

Petardo

Ahora en época de cuaresma, debemos de planificar que haremos en día libre de semana santa. Unos participaran en las procesiones, otros en retiro espiritual, quienes descansaran en su hogar reunidos en familia, y no faltaran los bañistas. Es importante que los bañistas estén educados en las diferencias donde les conviene.

El agua del río es agua fresca que fluye de las montañas y es rica en minerales. Por otro lado, el agua del mar es salada que se encuentra en los océanos y contiene altas concentraciones de sal y otros minerales. A diferencia de los estanques y lagos, los ríos y arroyos tienen agua corriente. Como el agua fluye constantemente y se mezcla en los ríos, no se forman capas dentro de secciones específicas del río. Las corrientes y los ríos más pequeños, llamados afluentes, alimentan a los ríos más grandes.

Encontramos agua dulce en los ríos y salada en los mares, pero ¿Por qué tienen este sabor?, el agua salada es gracias a los minerales que se disolvieron de las rocas de la tierra por medio del agua de lluvia y el agua dulce es simple, cuenta con la ausencia de dichos minerales. La del mar es más pesada que la dulce, porque contiene varias sales disueltas, como el agua de nuestro cuerpo; por eso nos resulta más fácil sostenernos y nadar en el agua salada.

Un estuario es un cuerpo de agua costero semiencerrado que se forma cuando las aguas dulces provenientes de los ríos y quebradas fluyen hacia el océano hasta desembocar en el mar, mezclándose con el agua salada. El agua de río es salina y dura y contiene sólidos, materia orgánica y algas en suspensión no siendo apta para servicios industriales como: irrigación, alimentación de calderas de vapor u otros.

Una laguna es un depósito natural de agua, separado del mar y de poca profundidad, cuyas aguas suelen ser, por lo general, saladas o salobres. Las lagunas que están separadas del mar por una barrera son conocidas como lagunas costeras y las que están conectadas con él como albuferas.

Al agua de mares y océanos se le conoce como agua salada, por la gran cantidad de sales que contiene; mientras que los ríos, lagos y lagunas contienen menor cantidad de sales, por ello se les llama de agua dulce. De estos recursos, el ser humano aprovecha, entre muchas otras cosas, los peces como alimento. El agua de mar, Ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga gracias al contenido en magnesio. En caso de vómitos, diarrea o sudoración, ayuda a mantener el equilibrio electrolítico. Contribuye a mantener la piel en buen estado y mejora los síntomas de la dermatitis atópica.

“El agua que llega al mar se evapora, pero lo que sí se queda en las presas para siempre son los sedimentos hasta que se colmate o se rompa. El río es una cinta transportadora de sedimentos, energía, agua y organismos”. Lo que le sucede al huevo, le pasa también al cuerpo de los bañistas: pueden flotar mejor en el mar que en un lago, o en una piscina, porque son empujados más fuertemente hacia arriba en el agua salada que en la dulce.

Los océanos cubren una gran parte de la superficie de nuestro planeta, mientras que los lagos solo cubren una pequeña parte de la Tierra. Además, los océanos son mucho más profundos que los lagos. Con lo explicado anterior es importante que de preferencia los bañistas sepan nadar, y estén acompañados de quien los puede ayudar en un momento dado, La hora más favorable para el baño es la última de la mañana, y hasta las 18h, evitando el baño justo después de comer. Lo ideal sería hacer 2-3 días de aclimatación al ambiente costero antes del primer baño. Les deseo una tranquila semana santa.

Area de Opinión
Libre emisión del pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor:

Leonel Guerra Saravia

Médico y cirujano con maestrías de ciencias sociales, política, relaciones internacionales y filosofía.

Avatar de Leonel Guerra Saravia