Cultura

Reseña de «El mirador de los perezosos» de Sergio Barce

Tanger nuevamente sigue siendo el protagonista principal de la obra de Sergio Barce, nacido en Larache y malagueño de adopción y corazon.  Esta novela consta de diez relatos que contiene personajes reales y otros nacidos de la imaginación del escritor y que deambulan por el encanto y los recovecos de esa hermosa ciudad.

En algunas de esos relatos es el mismo autor que se convierte en protagonista en situaciones  quien sabe si verdaderas o imaginadas que generan una expectante y que atrapa el lector y los transporta a su mundo.

Comienza con un relato en el, un pintor que pinta a su musa, su alumna y se encuentra turbado por ese encanto que auna inocencia, sueños y esperanzas que lo perturban en ese cuadro de magico encanto que es la vida y que se titula “Nieve de abril” y que como el autor expresa “ Mojó la punta del pincel, observó a Saloua, que hizo un levísimo movimiento con la cabeza, problamente asintiendo, tal vez queriendo insuflarle ánimo, y se dejó llevar por el impulso del deseo. Una vuelta de tuerca, un desafío personal. Detestaba la simple posiblidad de errar de nuevo.

En los relatos de “Boulevard Pasteur” y “Cabo Malabata” relatados en primera persona en las que se pasea por Tanger y se dedica a mirar los recuerdos.

Nuevamene en “Cabo Malabata” aparece también la pintura en este caso con la exposición de las pinturas de Consuelo Hernández y que se reproduce en la portada de la novela.

Otra mirada al recuerdo y al pasado aparece en el relato “Avenue Josafat” en la que Carlos, quizás un reflejo de la esencia del autor, recuerda el Tanger de su infancia y las amistades que recorrían sus coloridas calles de la medina, perfumadas por los jardines de Menddoubia y el olor de los mercados de frutas y verduras.

Otros relatos como “Hafa” o el “Hotel Rembrant” son ficciones que atrapan a lector, la primera  que relata las relaciones de los miembros de una familia y la segunda una historia inquietante con una especial intensidad y tensión.

Uno de los relatos lleva el título de la novela, “El mirador de los perezosos”, protagonizada por Abdelkrim que se describe el autor “No sabe con exactitud la edad que tiene, pero lleva más de una década asegurando que ronda los ochenta y seis. Eso parece ratificarlo su piel cuarteada y gastada…” Un hombre malhablado y malencarado que vende mecheros, cigarrillos  delante del mirador.

El resto de relatos no son menos sugerentes como “Dar Niaba”, “Beit Hahayim” y cierra el libro la emotiva historia llena de encanto y magia de dos hermanas Wydad y Omayma. Encuentros y perdidas que son parte de la vida misma.

Sergio Barce, un autor que sigo desde que leí “Una puerta pintada de azul”, que me engancho, tiene la hablidad de generar ambientes integradores y en el que todo el mundo tiene espacio en sus relatos.  Un escritor que trabaja la letras desde un intenso y profundo humanismo, cercano, atrapante y que como el flamenco se caracteriza por su fuerza, por su intensidad y que algunos afirman que surgió entre los musulmanes que se quedaron en España por alla del 1500 y que representaba el dolor de sentirse atrapados en unas creencias que no podían expresar con libertad y muestra esa nostalgia de una tierra.

Es un escritor que su obra y su palabra se convierte en un embajador cultural, que es un constructor de puentes en esta sociedad tan necesitada de conciliación, respeto y compromiso y que pone el valor en valores como la amistad y la empatía. Una narrativa intemporal y siempre actual.

Son unos hermosos relatos, pequeñas piezas literarias en las que se puede ver la esencia de la obra de Sergio Barce y que resumen su forma de ser y de ver el mundo. Un escritor que no escribe para entretener sino para conmover y para emocionar desde esa palabra precisan, desde la frase musical que busca generar ensoñación y conmoción.

Le puede interesar:

José Luis Ortiz

Nacido en Zaragoza, España el 11 de julio de 1967. Escritor, actor, poeta y columnista internacional. Licenciado en Magisterio, Postgrado de Informática y Postgraduado en Hipnoterapia.

Avatar de José Luis Ortiz