OpiniónColumnas

Aún nos falta evolucionar

Petardo

La evolución humana u hominización es el proceso de evolución biológica de la especie humana desde sus ancestros hasta la actualidad.  El estudio de dicho proceso requiere de un análisis interdisciplinario en el que se complementen conocimientos desde ciencias como la genética, la antropología física, la paleontología, la estratigrafía, la geocronología, la arqueología y la lingüística.

El término humano, en el contexto de su evolución, se refiere a los individuos del género Homo. Sin embargo, los estudios de la evolución humana incluyen otros homininos, como Ardipithecus, Australopithecus, etc. De esta manera, el estudio específico de la evolución humana es el estudio del linaje, o clado, que incorpora a todas las especies más cercanas al humano moderno que al chimpancé, el pariente vivo más próximo.  Las evidencias moleculares y paleontológicas han permitido estimar que el ancestro común entre Homo sapiens y Pan troglodytes vivió en África hace entre cinco y siete millones de años. A partir de esta divergencia, dentro del linaje hominino continuaron emergiendo nuevas especies, todas ellas extintas actualmente a excepción de Homo sapiens.

Después del hallazgo de restos del hombre de Denisova se ha detectado que hace un millón a 700000 años se produjo un flujo genético de las poblaciones africanas a las asiáticas y europeas.  De los milenios posteriores, además de los emblemáticos fósiles de Homo erectus encontrados en Java y en Pekín, China, se han hallado otros restos de homininos, cuyas características morfológicas presentan claras diferencias, así como coincidencias, tanto con H. Erectus como con H. sapiens: los de Hathnora, valle del Narmada (India), de hace unos 250000 años; el cráneo de Dali (China), que data de hace 200000 años; la mujer de Jinniushan; la mandíbula de Zhirendong de hace 106 000 años, el cráneo de Xuchang de 100000 años; el hombre de Orsang (India), que data de hace 50 000 años; del Hombres de la cueva de los ciervos de China, que vivió hasta hace 11 500 años; y del hombre de Solo (Java). Los últimos representantes de esta fase de nuestra evolución son Homo heidelbergensis en Europa, que supuestamente está en la línea evolutiva de los neandertales, y Homo rhodesiensis en África que sería el antepasado del hombre moderno.

La cultura es todo lo que pertenece al ámbito humano, comprende las creaciones materiales y espirituales que han acompañado a los pueblos a lo largo de la historia, y que se han ido transformando y transmitiendo de generación en generación hasta nuestros días.

¿Qué es el ser humano desde el punto de vista científico?

Homo sapiens (en latín ‘el hombre sabio’), comúnmente llamado ser humano, persona u hombre —este último en el sentido de ser racional, que no distingue entre ambos sexos—, es una especie del orden de los primates perteneciente a la familia de los homínidos.  La cultura es una adaptación que proporciona una ventaja inestimable a nuestra especie, pero que está ahí como resultado de la dinámica evolutiva que nos empuja a sobrevivir y perpetuarnos, al igual que cualquier otra especie. La hipótesis científica actualmente más aceptada sobre el origen de la humanidad es que la especie humana moderna (llamada Homo sapiens) surgió en África, hace unos 200 000 años, tras un proceso evolutivo de millones de años.

¿Cuáles son las 5 pruebas de la evolución?

Pruebas de la evolución: anatomía, biología molecular, biogeografía, fósiles y observación directa. La teoría evolutiva se apoya en cuatro pruebas de diferente valor demostrativo: la anatomía comparada, la embriología, el registro fósil y el parentesco genético.  Antes que nada, vamos a diferenciar dos tipos de teorías que se han postulado sobre el origen de las especies en la Tierra, las teorías fijistas y las teorías evolucionistas. Es difícil tratar sobre lo anteriormente tratado y debemos de respetar sobre la evolución humana bajo los demás puntos de vista y no confundir sobre el origen humano.

Area de Opinión
Libre emisión del pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor:

Leonel Guerra Saravia

Médico y cirujano con maestrías de ciencias sociales, política, relaciones internacionales y filosofía.

Avatar de Leonel Guerra Saravia