OpiniónColumnas

Una temeraria #MareaRosa

Conexión México

La expresión de una #SociedadCivil puede ser alentadora, pero también temeraria para quienes se nieguen a reconocer que, en este país, miles de ciudadanos le apostarán a la defensa de la democracia y a detener todo riesgo e indicio de autoritarismo.

Inmersos en la cuenta regresiva para el próximo 2 de junio, una marea rosa de ciudadanos cobijados por la sociedad civil, realizaron una movilización nacional cuya concentración alcanzó 102 ciudades del país y algunos puntos del extranjero.

Sin duda, mostraron el músculo de la oposición aglutinada sin marcas partidistas, en un acto que sirvió para replicar el hartazgo y protestas hacia la inseguridad, corrupción y exceso de poder que señalan en el mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Con un magno escenario como el del zócalo capitalino, la llamada marea rosa, embistió con una gran multitud, teniendo como figuras centrales a los candidatos opositores, Xóchitl Gálvez y Santiago Taboada.

El tiempo se agota para los contendientes presidenciales y en el caso de Gálvez, la Marea Rosa representó sin duda, una expresión de lo que puede suceder el próximo 2 junio en las urnas electorales.

Fueron muchas estampas que coronaron la última movilización de la llamada #MareaRosa antes de ir a las urnas a elegir quien gobernará México en los siguientes seis años.

Miles de mexicanos ocuparon el zócalo capitalino a pesar de todos los inconvenientes previos a la movilización dominical.

Y es que a pesar que el Presidente Andrés Manuel López Obrador mostró hasta el último momento su resistencia para garantizar que la bandera nacional ondearía en el asta del centro del zócalo capitalino, tuvo que ser un juez, quien el sábado por la noche, confirmara que ante una solicitud de amparo tramitada por el abogado Juan Mata Badillo, el Juez Décimo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México ordenó el cumplimiento para el izamiento del lábaro patrio.

La magnitud de la marea rosa en la Ciudad de México confirmó el músculo de una oposición que por vez primera lució cohesionada.

En un puntilloso y frontal discurso dirigido a quien gobierna en México, Guadalupe Acosta Naranjo, representante de la Coalición Fuerza y Corazón por México ante el INE dijo que este movimiento no es neutral, pues no se puede ser neutral frente al constante intento por derrumbar la autonomía de las instituciones que dan equilibrio democrático al país.

“No somos neutrales ante la rampante corrupción que se extiende hasta lo más íntimo de la familia presidencial. No podemos ser neutrales ante el dolor de las madres que buscan con sus manos, a sus hijos desaparecidos.”

“No podemos ser neutrales ante el desastre ambiental en la selva maya; ante la indiferencia al Movimiento Feminista más potente de nuestra historia. No podemos ser neutrales ante las 800 mil muertes por Covid, por la criminal política sanitaria del Presidente López Obrador.”

“No somos neutrales ante la falta de medicamentos para los niños con cáncer. No podemos ser neutrales ante la militarización y los abrazos a la delincuencia organizada. No, no somos neutrales, vamos a defender su democracia y sus libertades, nuestra Constitución, nuestro país.”

En su intervención, la candidata de la oposición Xóchitl Gálvez refrendó que antes que los partidos, está su compromiso con una ciudadanía que fue la que tocó la puerta de esos institutos políticos para que ella se convirtiera en la abanderada de una coalición que le cerrará el paso al riesgo del autoritarismo en el país.

La #MareaRosa empezó a velar armas rumbo al 2 de junio cerrando filas e intensificando el llamado para que los mexicanos construyan redes de voto en sus entornos personales y lleven a otras 10 personas a las urnas.

La elección en México no está cantada. La guerra de números empezó a desatarse horas después de la marcha rosa. La moneda gira y muchos mexicanos apuestan a esa victoria que puede doblar y sorprender a los más crédulos pero incautos.

Area de Opinión
Libre emisión del pensamiento.

Le invitamos a leer más de la autora:

Ruby Soriano

Mujer Influyente de la Comunicación Política 2019, ganadora del Napolitan Victory Award. Consultora política influyente 2018 Revista Washington ComPol. Socia de la Asociación Latinoamericana de Investigadores en Campañas Electorales. Integrante verificada de Mujeres Líderes América. CEO de Mediatikos Consulting. Analista Política en Estados Unidos, Argentina, Brasil y Uruguay. Consultora y Estratega en Comunicación Política, Gubernamental y Campañas electorales. Trayectoria de 25 años en el periodismo mexicano.

Avatar de Ruby Soriano