OpiniónColumnas

Las invasiones a fincas en el área rural

Una Guatemala Diferente Es Posible

La Constitución Política de Guatemala, en su Art. 39, establece: “Se garantiza la propiedad privada como un derecho inherente a la persona humana. Toda persona puede disponer libremente de sus bienes de acuerdo con la ley.  El Estado garantiza el ejercicio de este derecho y deberá crear las condiciones que faciliten al propietario el uso y disfrute de sus bienes, de manera que se alcance el progreso individual y el desarrollo nacional en beneficio de todos los guatemaltecos”.

Las invasiones a fincas en el área rural son una constante y son promovidas, en la mayoría de los casos, por estructuras criminales para quienes las invasiones son un negocio sumamente rentable y en el que, en algunas ocasiones, estafan a pobres campesinos que dan anticipos para poder hacerse de un terreno o les hacen creer que se van a quedar con la tierra o la van a trabajar de manera asociada; en otros casos, los campesinos son pagados por estos grupos criminales y ya saben que se invade una finca con la finalidad de depredarla en su totalidad y si la autoridad realiza un desalojo, entonces los enfrentan momentáneamente para después abandonarla y trasladarse a otra finca, al final, resulta ser un negocio redondo para las estructuras criminales, porque no sólo depredan una finca por largo tiempo, sino de igual manera pueden quedarse con ella si los propietarios no accionan legalmente o los amedrentan matones que trabajan para estas estructuras criminales.

Ejemplos de invasiones hay muchos en el país, existen grupos criminales organizados que pagan a comunitarios para invadir áreas protegidas propiedad del Estado en las áreas rurales y los lugares más apartados del país, con el fin de construir pistas clandestinas para el aterrizaje de narco aviones o instalar laboratorios clandestinos para la fabricación de drogas naturales o sintéticas, otras estructuras criminales incitan a grupos pequeños de población especialmente muy pobre, con la promesa de otorgarles un terreno e invaden fincas o propiedades rurales de empresas, con el fin de robar las cosechas, madera y otros productos, y al final abandonan a los invasores a su suerte.

Pero igualmente es importante entender que hay factores causales que tienen un efecto importante en las invasiones de tierra que, en muchos de los casos, pudiendo resolverse rápidamente, estos no encuentran solución producto de la ineficacia e ineficiencia del Estado para resolver un problema como lo son las invasiones, problema que hay que atacar de raíz, porque es sabido que las invasiones a tierras, tienen su origen en factores históricos, económicos, sociales e ideológicos, pero al final es un tema a resolver, de allí la importancia de conocer el papel que ha jugado el Fondo Nacional de Tierras en Guatemala desde su creación, así mismo, el papel que deben jugar tanto el Ministerio de Desarrollo como el Ministerio de Educación para dejar de ser una sociedad con una agricultura de subsistencia.

GUATEMALA AL RESCATE.

GUATEMALA NECESITA DE SUS MEJORES HOMBRES Y MUJERES.

Area de Opinión
Libre emisión del pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor: