OpiniónColumnas

Compañías de vida frente a frivolidades

Relatividades Perspectivas

¿Por qué «necesitamos» relaciones o interacciones románticas en nuestras vidas?

Personalmente, considero que esa «necesidad» no solamente está sobrevalorada, sino que es utilizada como estrategia de mercadeo: la emocionalidad vende. Estímulos emocionales, ante la carencia de implementación de intelecto, dominan a las masas.

Mediante el cine, música, televisión y más medios, nos amaestran para sentir que una vida en soledad, es una vida vacía cuando la soledad es siempre una amiga que en ocasiones se torna en opresora, pero el silencio siempre susurra epifanías. He ahí la obtención del verdadero valor propio (pensamiento, deseos – sentimientos balanceados en el alma. ¿Qué percibo? ¿que deseo? ¿Qué proyecto? (No iniciare a integrar temas de mi teoría de balance conceptual, no se preocupen)).

¿De qué sirve una relación romántica, si nuestra esencia permanece inconclusa? Acaso no se traduce en dependencias hacia otra entidad buscando respaldo o refugio en aspectos de su esencia?

Muchos encuentran motivación para lograr el auge y bienestar existencial, en sus compañías de vida. Pero las superficialidades impulsadas por intereses económicos, sociales y de otras índoles, han deteriorado a la búsqueda de valor propio y de superación y han eclipsado en olvido a la intención de búsqueda de complementaciones existenciales.

La pureza se desvanece ante la búsqueda de relaciones para las complacencias banales, como evitación de soledad, búsqueda de diversión o distracciones, búsqueda de valor propio mediante las aceptaciones.

«Agarres y calenturas, en lugar de almas que recorren senderos de la vida con destinos en común» para quienes no captaron el concepto entre mi verborrea poética que surge cuando trato temas profundos.

¿Qué efectos ocasiona la frivolidad – superficialidad? Personalmente, siempre considero que un pasado desde rumbos errantes, siempre resonará en futuros y presentes en los que la luz mostró senderos y la oscuridad instruyó – aleccionó.

Siempre me pregunto porque mucha gente no considera propicios, presentes con rumbos definidos por balance conceptual entre mente y espíritu en alma para evitar que se traduzcan en pasados que nuevos presentes desde el futuro, quieran olvidar.

Y ya que no logró evitar mi fase poética, de la cual un digamos: «personaje» hizo sátira, afirmando que parecía príncipe de película de Disney al expresarme en manera tan rebuscada inicio mi fase habitual de; me vale innumerable cantidad de firmamentos e infinidades elevadas a la enésima potencia, de proyecciones incalculables de (maldita sea la censura, por limitar tan sublime y poética expresión de escasa importancia hacia lo que limita a lo que jamás podrá ser expresado  o definido en maneras con nivel equivalente y adecuado).

¿Cuál es el significado de la pureza o al menos de intención para conservarla en el contexto de lo que uno puede ofrecer a una compañía de vida, al finalmente encontrarla?

Personalmente, siempre sitúe a la decencia y a la pureza como parte del valor que una compañía de vida puede ofrecer.

Una dama inmaculada entre los niveles posibles, siempre despertará ánimos de bondad, decencia y caballerosidad en un caballero (o en patanes caballerosos – caballeros patanes o como sea posible denominar a lo que algunos somos (yo, poseo vocabulario de arriero, camionero o manifestante político guatemalteco. Escucho música de genero metal extremo y oscuro (Bestial black metal, goregrind o slam brutal death metal, soy un tanto tosco para expresarse e interactuar (al hablar, porque detesto hablar a menos de que las conversaciones sean merecedoras de hacerlo y soy algo asocial («%&/&!, para escribir también. Si no revisamos tus «debates» en política y más, en redes dirán algunos». «Ermitaño, lunático de $%&%.», dirán otros. Ya habiendo realizado esas bromas, con la finalidad de evitar que alguien más las haga propiciando conversaciones triviales y efímeras ante mi redacción poética – payasa, procedo a continuar con el tema en cuestión))))).

Retornando al tema (creo que llegue al punto de desvariar tanto, que si leen alguna reacción «mía» que no contenga esa frase deben desconfiar de su autoría): considero que al igual que una dama inspira a un caballero (o a nosotros, los previamente mencionados) a procurar bondad, decencia y valor propio, un caballero generaría el mismo efecto en una dama, lo cual resultaría en un mundo mejor, en el que personas buenas – lógicas velen siempre por lo que debe ser conservado y defendido.

Jamás subestimen o consideren superfluo, respetar la decencia, la pureza y la conservación de la bondad – asertividad para sí mismos (me refiero a ambos: damas y caballeros. No escribo «mismes», porque no soy idiota) y para sus compañías de vida.

Una mujer que se respeta a sí misma y respeta a lo respetable y no cede ante la banalidad, siempre será un tesoro para la apreciación masculina (con la finalidad de que no mentalicen el ejemplo de tarados en redes sociales alabando «poéticamente» a damas incomodándolas mediante exceso de esfuerzo y mediante escaso talento o habilidad para referir cualidades, me veré obligado a ridiculizarme a mí mismo, ejemplificando:)

Los hombres, percibimos a la esencia femenina como una contraparte o complemento que sabemos que jamás llegaremos a comprender, pero que sabemos que nos insta a procurar liberar sentimientos o emociones que no liberaríamos ante otras motivaciones. «Somos una partida de coches visuales – caballeros susceptibles que se alebrestan en maneras explícitas o discretas ante la belleza física o esencial de una dama» para ser más claro. Algunos hombres recurren a la vulgaridad y a superficialidades, pero algunos siempre apreciamos esa esencia que dispara nuestro instinto de protección y gentileza. Una mujer con bondad, decencia e inteligencia en conjunto con feminidad, delicadeza o alegría tenue, es siempre la mayor debilidad oculta de un hombre (o al menos de los buenos). Pero la alegría no es únicamente atractiva en una dama: la seriedad les otorga en ocasiones, una proyección de estabilidad – fortaleza, seguridad y carácter que también representa apreciación desde nuestra perspectiva. La belleza física es y será siempre un factor influyente y poderoso en nosotros (por lo de coches o caballeros apreciadores visuales). La sensualidad de no solo la voluptuosidad sino de la belleza en sí en las mujeres es siempre percibida, como una verdad implícita desde el ojo del contemplador. Pero he aquí un secreto para aquellas que sientan que carecen de atracción física: la personalidad agradable, alegre o seria y femenina o dulcificada es aún más poderosa que la belleza y sensualidad físicas. Nos fulmina mucho más, la esencia espiritual, intelectual y conductual de una mujer agradable, sincera, dulce o alegre o seria que la atracción física. Nuestro instinto protector nos dicta cuidarlas y protegerlas, antes que sucumbir a impulsos emocionales.

Y considero que ningún hombre podrá negar que jamás han experimentado: » esta si, nada que ver con mis gustos» pero al conocerla, resulta más agradable que otras y el instinto protector se activa para procurar protegerla y cuidarla de sucesos o factores aleatorios – cotidianos, aclaró. No sea que algún pobre solitario o imbécil lea esta redacción y accione en manera que generaría una condena hacia mi por promover acoso). Existimos algunos hombres solitarios que ocultamos apreciación hacia una mujer bonita cuando la conocemos y otros que no logran contener su apreciación (por cierto: a mi siempre se me dijo que soy un gran estúpido para disimular apreciación. Y considero que también es motivo de incomodidad para las mujeres. Lo comento por si a alguna le es útil conocer el dato de que cuando actuamos ante ustedes como perfectos burros o con lapsus de impedimentos mentales, no siempre significa una reacción negativa en nosotros. Significa que física o espiritualmente están o son tal vez no como ustedes quisieran (lo cual dispara reacción de desconfianza en cuanto a las motivaciones de nuestra demostración de apreciación carente de intelecto y / o control de proyección) pero si como nosotros queremos que sean o estén).

Siempre buscamos una compañera de vida incluso quienes consideran que no. Siempre, una dama será más apreciada por su bondad, decencia y pureza, que una no se como denominarlas para no parecer más patán de lo que soy (a pesar de que las mencionó en redacciones sobre política y otros temas en los que sus hijos están involucrados).

Jamás se sientan inferiores a lo que son y representan. Ustedes (las damas, no las progenitoras de los personajes referidos en redacciones sobre temas drásticos) en cierta forma no tan explícita, controlan al mundo a través del despertar o auge de la bondad en un caballero y en todos. Jamás decaigas, pues nada es más lamentable para el corazón de un caballero, que percibir a una dama triste y corrompida por efectos de sucesos y de factores influyentes en su vida, o por sucumbir ante la pérdida de esperanza.

Y jamás consideren que no existe apreciación hacia ustedes y su esencia: muchos procuramos no ser tan expresivos (por lo que comente de parecer idiotas o con lapsus de impedimentos mentales).

La versión de apreciación desde perspectiva femenina hacia la esencia masculina quedará en deuda, porque no soy psicólogo erudito o marica, para conocerla a detalle o profundidad.

Para ambos: si no encuentran o no aparece su compañía de vida adecuada permanezcan solas o solos. Dediquen su tiempo – vidas para lograr algo que deseen lograr, o realizar algo que les cause plenitud y bienestar (tomenme como ejemplo: soy solitario porque soy una m&/%&/ en aspectos necesarios para merecer a una compañera de vida, pero tengo filosofía – teoría intelectual propia, compuse música, escribí un libro en 2,008 y redacto conceptos «fumados» que reciben hasta (por favor, imaginen infinidad de redoblantes sonando al unísono en la vastedad infinita de la nada – todo / todo – nada. Todo – Nada / nada – todo) 4 si, leyeron bien: CUATRO likes). En otra termino – logia: deseamos compañía de vida, pero es confortante estar en compañía de la soledad y el silencio y poder ser y accionar en la manera que queremos, sin que alguien nos regañe, exija (por eso lo denomino: «compañía de vida: personalmente, considero que una relación no debe ser basada en romanticismo exagerado y medio idiota o payaso, sino en una amistad mas intima o mística en la que dos seres convivan con ideales y finalidades equivalentes o similares al punto en que sus vidas se entrelacen y sus convivencias sean una sola». El romanticismo siempre será importante. Los detalles y expresiones de afecto entre compañías de vida, no solamente solidifican vínculos, sino que liberan un ambiente en el que la felicidad de cada ser se traduce en la felicidad de su apreciador o apreciadora. Cuando una simple sonrisa sea motivo de paz, alegría y confort los destinos de ambos, serán uno en la cercanía o en la distancia. En la fortuna o en la agonía, superando adversidades al comprender que son realmente insignificativas ante lo que poseen). Ella es ella, el es el, (si desean lecciones de pronombres, me avisan, asi redacto sobre ese tema. Es broma) «nosotros» son ambos pero jamás como un solo ser, sino como dos seres combinados que respetan las diferencias entre sí mediante la apreciación de lo que resulta «exótico» para la esencia propia e impulsan los factores en común.

Y perdonen si no logré evitar mi fase poética (redactó fluidamente. Jamás escribo pruebas para modificar, o modifico redacciones («no te preocupes: se nota porque en momentos escribís como tarado y generalmente no cuadras paréntesis y signos de puntuación o errores tipográficos», dirán ciertos seres)), pero considere oportuno redactar nuevamente sobre estos temas (ante proyecciones para promover superficialidades, por parte de algunos hermanos de los referidos en mis redacciones sobre política y otros temas).

Postdata: ya se que es irónico que conceptos sobre valores y principios y la conservación de estos, sean redactados por un malhablado y descortés (por no decir, peleonero abusivo) de &/&%/. Es que en realidad, no soy tan patán como siempre parezco. Por favor, no tomen esta redacción como trivial o pretenciosa. A riesgo de confirmar la acusación de parecer personaje de Disney: siempre redactó mediante inspiración real y con finalidades reales. («no te preocupes: se nota en tus redacciones sobre otros temas en las que no se sabe si alguien, al encontrarse con vos físicamente, te va a saludar amablemente o si te va a propiciar un gran %$&%&azo» dirán algunos o todos esos realicen acciones que les referirá mi fase habitual de: me vale innumerable cantidad de firmamentos e infinidades elevadas a la enésima potencia, de proyecciones incalculables de (maldita sea la censura, por limitar tan sublime y poética expresión de escasa importancia hacia lo que limita a lo que jamás podrá ser expresado o definido en maneras con nivel equivalente y adecuado).

Area de Opinión
Libre emisión del pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor: