OpiniónColumnas

Confesión

Preludios Oponionistas

Soy Bayardo Quinto Núñez, con 68 años de edad y con más de cuatro décadas en la escritura he logrado ser Escritor, Pintor, Músico, Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales, Instructor Deportivo con especialidad en Baloncesto, Artesano del Calzado, y Nicaragüense, oriundo de Masaya, expreso que, la calaca aún no tiene presencia en mi vida, y que no es momento para despedirme de mis Letras y/o Artes que he venido ejecutando, y que, en especial sus artes han sido su máximo refugio, para reencontrar en la vida y en su mente, columnas, piezas, líneas, sonidos, ritmos y de todo, que se han acomodado en la cueva de su alma, esto le ha permitido ir hurgando nuevos momentos idos, presentes y de futuro.

Mis obras literarias publicadas a la fecha modestamente son 20 libros, y marcan un territorio, derrotero, plácidamente por este mundo.  Sobre mis obras reunidas es un legado de futuro, encarnando al hombre, la sociedad y Estado dentro de todos los tiempos como patrimonio para las futuras generaciones, dirigidos a la conquista de su libertad, la paz, desarrollo y tranquilidad e igual todos los temas publicados en los periódicos nacionales y diversos Diarios y Periódicos del mundo.

Reconozco, con mucha alegría, que en los tiempos que llevo inmiscuido en mis artes, mi vida como Escritor, Lector, Opinionista, Pintor, Músico, y ahora en la ejecución del Arte Repujado en Aluminio,  ha sido un hermoso sueño, acomodado, porque he conseguido ir conservando mi existencia. Me confieso, escribir, leer, pintar, practicar mi música y etc., después de muchísimos tiempo, ello me ha proporcionado capítulos certeros en mis páginas de mi vida.

  • 20240221 201349
  • IMG 20240525 231022 776 1
  • IMG 20240531 165522 788
  • IMG 20240531 165610 695
  • Screenshot 20240601 144539 2

Inicié a escribir y leer desde la escuela, pero en 1976 escribía mis incipientes poemas y relatos, en trozos de papel o cuadernos de 100 páginas, muchos de estos escritos se me han confundido o mejor dicho me los han distraído  por manos raras, y fue hasta en 1997 que publico mi primer libro LOS PASOS DEL TIEMPO: SIN ROSTRO… Asimismo, explico que, mis dos primeros libros publicados en los años 1997 y 1998 LOS PASOS DEL TIEMPO: SIN ROSTRO… Y TIERRA y los diversos artículos de opinión que me publicaron los extintos periódicos de Nicaragua El Nuevo Diario, para el cual colaboré como escritor de opiniones 18 años y para el Diario La Prensa 25 años, y los Periódicos y Diarios del orbe, son columnas, temáticas, que constituyen un aporte al pensamiento crítico constructivo, la construcción del Estado, sociedad, humanismo, desigualdad social imperante en todos los tiempos, que van en busca de crear alternativas sobre las crisis actuales y de futuro, y se encarnan en la preclusión del siglo XX y del horizonte del siglo XXI, con todo, y sus dificultades y logros desde una perspectiva filosófica, sociológica, humanista, cultural y democrática como posibilidad de cambio social.

Desde que inicié a escribir, no he abandonado en publicar mis poemas, relatos cortos, minicuentos, novela corta, ensayos varios. En esos géneros abordo relatos de la vida real, otros combinados con mi propia imaginación, las novelas cortas una es mera imaginación y otras de la vida real, en donde todo lo enmarca en una crítica social a la sociedades protervas, poniendo como espejo esas realidades o imaginaciones.

Esta etapa de mi vida, no se apresura, en todo caso siento una inmensa pasión, porque soy del criterio que, en el tiempo actual y de futuro, de algo será útil porque LA PALABRA ESCRITA HABLA Y PIENSA Y DEJA RESULTADOS QUE DISCURRIR, este es un pensamiento mío.

Y, me he convencido, enterado que no puedo ahora poner resistencia en dejar de hacer mis artes, es un mundo nuevo cada día, quizá cuando esté muerto o ya no pueda usar el lápiz, tintero y papel, pincel, mis dedos para la música, y mente, siento el sentido creativo de continuar ejerciéndolo amén que, la calaca haga presencia o quedé imposibilitado pues no. Sin embargo, considero que, todas mis obras después de muerto, ellas mismas continuarán hablando, haciendo su tarea cultural, se acordarán de mi, desde lo ya escrito, hecho por las letras, artes a la luz de los tiempos nunca quedan desfasadas, más bien cobran vigencia.

Para mi es un reto, cuando despierto por la mañana, y siempre me pregunto, ¿qué ideas, me dará está nueva página de la vida? Siempre resulta algo, por lo menos en mi persona. Aunque vivo algunos momentos de angustia como todo ser humano, por razones de la vida misma, pero eso pasa, no se detiene para quedarse.

La lectura, me provoca, me empuja como un tractor a  escribir, y la vida a hacer mis Artes. Es algo, prodigioso, retroalimenta mi desarrollo y creatividad, y percibir nuevos momentos, estadios de escrituras e inventar mis originales escritos, así he ido ideando mi propio camino, con mi propia voz, con señales de perspectiva de futuro.

También, he logrado comprender conforme se ejecuta la escritura, las Artes, se va superando, donde uno se va forjándose como su propio maestro.

Soy del criterio que, la escritura-Cultura de las Artes- sea columna poética, ensayística, teatrista, y etc., siempre lleva impregnado grados de filosofía, psicología, metáforas, ultraísmos, interiorismo, exteriorismo, simbolismo, a lo cual le llamo se ha creado un ensayo, género literario mezclado “Libertad en Vanguardia Modernista.”

En consecuencia, sostengo que, la “inspiración” en los escritores, artistas es inexistente, porque, no se espera que baje la inspiración para proceder a escribir, o hacer artes, pero es certero que, la concentración es la que prevalece, en esas labores, la cual lo mantiene a uno atrapado en la búsqueda de soluciones para esos queridos personajes que uno les ha dado vida, a objetos inanimados haciendo uso de una figura denominada prosopopeya, en ese otro mundo imaginario, aparentemente utópico, que quizá llegue a ser posible, empero, es un u otro mundo.

Lo poco que he practicado ha sido mi refugio, mi sueño y vigilia; ello conserva mi existencia, donde dejo modesta y sencillamente, mis pasos, mis derroteros por este mundo, lo cual marca un mapa a seguir, estimando que he creado un “Mundo Literario” lo cual es igual con la pintura, y mis otras artes, hay caminos. Es por eso que, dentro de la Cultura de las Artes no existe nada feo, debido a la diversidad de ideas y pensamientos, lo que a usted no le gusta a otros les gustó, y así sucesivamente existen compartidos los gustos, es por ello la existencia del Arte Grotesco y el Bello. Todo es bello dentro de la cultura de las Artes. Nada debe ser descalificativo.

Area de Opinión
Libre emisión del pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor:

Bayardo Quinto Núñez

Bayardo Quinto Núñez, nació el 12 de diciembre del año 1955 en la ciudad de Masaya Nicaragua. Es Abogado y Notario Público egresado de la facultad de Derecho de la universidad UNAN-LEÓN de Nicaragua, escritor, poeta, músico pintor. Ha escrito 16 libros (cuentos, minicuentos, poemas, mininovelas, novela y ensayos varios). ¡Seudónimo Bayquinú!

Avatar de Bayardo Quinto Núñez

Leave a Reply