OpiniónColumnas

Cuando conservar el ambiente resulta incostitucional

Barataria

Los Magistrados de la Corte de Constitucionalidad haciendo gala de su ya conocido servilismo político, procedió a suspender la entrada en vigencia, del Acuerdo 236-2006 que obliga a las municipalidades en conjunto con el Estado a la construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales para que no sean vertidas a los ríos de la manera en que se están realizando.  Esta resolución dictada por la Corte de Constitucionalidad no puede ser otra de una muestra clara del gran servilismo político que tienen los ¿honorables? Magistrados, que siempre anda jugando a la política y bailando el son que les toquen de acuerdo a intereses particulares y no a la función que tienen de la defensa el orden constitucional.  El acuerdo en mencion data de 2006, es decir que ya casi cumple 20 años y nunca se a aplicado totalmente en obligar a la actividad contaminadora de los municipios.  Todos los gobiernos desde el 2006 han prorrogado la entrada en vigencia y nunca se ha logrado, pese a que las municipalidades han tenido recursos y recursos para proteger el ambiente y evitar la contaminación de los ríos.

La acción de inconstitucionalidad fue planteada por el Presidente de la ANAM, el Alcalde de Santa Catarina Pinula Sebastian Siero y con ello evita la acción promovida por el Ministerio de Ambiente de no prorrogar la entrada en vigencia de dicha norma. Cabe decir, que el señor Siero, fue electo presidente de la ANAM, porque el actual gobernante hizo campaña a favor de él.  Novato como es en el ejercicio del poder, el señor Arévalo pensó que teniendo a Siero en la ANAM, seria un gran apoyo para la gestión con las municipalidades, pero poco tiempo le ha durado el gusto, ya se dio cuenta que no siempre sus planes se han cumplido.  De hecho podríamos afirmar que el señor Arévalo ha ido de golpe en golpe, dándose cuenta que no es lo mismo el ejercicio de poder y tumbos como la “traición” del Alcalde Siero los ha tenido en el Congreso, en las Gobernaciones y con sus mismo ministros.

Es inconcebible que las Municipalidades no tengan una gestión ambiental correcta, empezando por la municipalidad de Guatemala y siguiendo con otras municipalidades continúan contaminando el ambiente de una manera mas que habitual.  Las municipalidades en general son los mayores contaminantes de ríos en Guatemala, vierten todos los desechos solidos a los ríos y lagos sin el menor tratamiento, testigos mudos de estas actros resulta ser el rio motagua cuya basura arrastrada llega hasta Honduras y el lago de Amatitlán que languidece sin que se pueda hacer algo para recuperarlo.  En el ínterin se han gastado millones de quetzales tanto por parte del Ministerio de Ambiente como por la Autoridad Sustentable del Lago de Amatitlán -AMSA- que es un nido de corrupción alarmante. 

Resulta inconcebible que la protección del ambiente sea materia de inconstitucionalidad y que, los magistrados constitucionales suspendan la entrada en vigencia porque consideran que es inconstitucional que un acuerdo que fue promulgado hace casi 20 años, ahora entre en vigencia bajo el argumento que los alcaldes son nuevos, acaso no sabrán los magistrados constitucionales ¿Qué es la institucionalidad Municipal?  Los municipios no son recién creados y las municipalidades no surgieron ayer, por lo que no hay razón de una suspensión estúpida de vigencia del mencionado reglamento de hace 20 años.  Que los anteriores gobernantes Colom, Molina, Maldonado Aguirre, Morales y Giammattei les haya importado un pepino la conservación de medio ambiente es otra cosa y que hayan privilegiado el dinero para obras electoreras eso es otro caso, pero continuar con consideraciones fútiles para no permitir y obligar a las Municipalidades a realizar algo que, además de ser constitucional es un derecho humano, como la conservación del ambiente es literalmente una cabronada que llevan en la espalda los ineptos magistrados constitucionales que eran la ultima instancia para que las municipalidades empezaran a plantearse una gestión ambiental mejor.

Del lado de las municipalidades es poco lo que hay que hablar, todo lo que son drenajes, plantas de tratamiento de aguas servidas y todo aquello que no se ve no les importa porque eso no “vende” y con ello “no compran votos”.  A los Alcaldes en su mayoría (salvo honorables excepciones) no les importa aquellas obras que no “venden”.  A muchos alcaldes les gusta inaugurar pasos a desnivel incluso en donde no se necesitan, sino que lo diga el actual Alcalde de la Ciudad de Guatemala, el señor Quiñonez actual jefe de la clica que tiene secuestrada la municipalidad desde hace mas de 35 años.  Esta Municipalidad de Guatemala es un caso claro de que inaugurar pasos a desnivel es la actividad favorita.  Solo entre la zona 10, 9 y 13, 14 y 15 hay al menos 20 pasos a desnivel incluyendo pasos a desnivel para entrar a los grandes centros comerciales pero las demás zonas de la ciudad apenas si tiene semáforos para ordenar el trafico.  Los drenajes no digamos sino veamos como están los hundimientos a la orden del día en el invierno.

Al final, a los alcaldes no les gusta aquello que “no se ve” porque esta bajo tierra.  Drenajes, plantas de tratamiento nunca va a ser tan publicitado como pasos a desnivel, remozamiento de calles y carreteras porque esto junto al agua potable es algo que todo el mundo ve.

Guatemala, vive desde hace muchos años una crisis de aplicación normativa, las leyes que imponen acciones sencillamente son cuestionadas y llegan a la Corte de Constitucionalidad bajo una acción de amparo o bien de inconstitucionalidad y terminan suspendiéndolas o derogandolas, así tenemos muchísimos ejemplos en donde las quejas de los sectores son parte del día a día y la excusa cotidiana es que se necesita dinero o que se perderá dinero o que no se tiene dinero.  Así, cualquier intento de obligar a los transportistas a controlar a los cafres que andan tras el volante en las carreras, de obligar a los propietarios de vehículos a controlar las emisiones de gases, de obligar a los motoristas a utilizar cascos o de cualquier otra acción.  Vienen a ser objeto de amparos o inconstitucionalidades y los magistrados de la Corte de Constitucional resultan ser los verdaderos aliados del subdesarrollo porque en lugar de confirmar las normas que nada tienen que ver con conculcar derechos constitucionales simplemente juegan un papel en favor de un sector y no del derecho y la constitucionalidad.

Así las cosas, con acciones como la del Alcalde Siero, promoviendo una inconstitucionalidad de la que tiene en su favor a los siempre serviles magistrados constitucionales para suspender la entrada en vigencia del acuerdo en mención, hace creer que, hasta conservar el ambiente en Guatemala es inconstitucional, porque existiendo un acuerdo que debía de entrar en vigencia desde hace mas de 20 años y que no ha entrado porque los gobiernos de turno han sido mas politiqueros que otra cosa, no hay razón para que ahora, la Corte de Constitucionalidad, se ponga del lado del lado de la ANAM para evitar que, de una vez por todas, las Municipalidades inicien una gestión ambiental en pro de rescatar los cuerpos acuíferos del país.

Area de Opinión
Libre emisión del pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor:

Emilio Estrada

El Doctor Emilio Estrada, es abogado egresado de la Universidad de San Carlos de Guatemala, obtuvo su PhD en Sociología en la Universidad de Salamanca, España, es abogado litigante.

Avatar de Emilio Estrada

Leave a Reply