OpiniónColumnas

La diplomacia no siempre funciona

Relatividades Perspectivas

Noticia o rumor de que en Guatemala fue creada la escuela de «derechos humanos» y que fue decidida la aceptación de desviados sexuales en el ejército (o debería decir: «le ejercite» (sarcasmo. Yo no me expreso como idiota)).

Obviamente, esto es para la erradicación de escorias (selección mediante mentalidad – sumisión intelectual), pero mi face troll se activó al conocer esa noticia o rumor, así que con la finalidad de ilustrar a quienes no logran percibir que está mal con este asunto, imaginemos un escenario realista:

Enemigo en campo de batalla: «los asuntos no fueron resueltos mediante negociaciones y medidas diplomáticas y por lo tanto, te disparare para matarte para luego matar a tus compañeros y así asegurar la dominación de tu área».

Nuestre soldade arcoiris con un fusil impuesto y con florecitas en el alma: «Ayyy pero porque tan grinch si no estamos en navidad para que estés tan verde!».

Enemigo en campo de batalla: «Arriba las manos, o dispararé y será tu último aliento!».

Nuestre soldade arciris con un fusil impuesto y con florecitas en el alma: «Ay, pues que mal te viste porque yo aguanto toda esa cancion sin quedarme sin aliento. ¡Todos a subir las manooos! luego damos media vuelta.»

Enemigo en campo de batalla: «Por si no lo entendés: ahora sos prisionero de guerra. No te mate porque subiste las manos, pero deja las payasadas o te llevaremos a un lugar donde te quitaremos lo payaso».

Nuestre soldade arcoiris con un fusil impuesto y con florecitas en el alma: «Ayyy, pero no digas esas cosaaas. No sea horrible y espantoooso! Mejor rediseñemos estos uniformes tan feeeos y la que diseñe más bonito, gana si.»

Enemigo en el campo de batalla con cara de: » y aquí que &/&%???».

En eso, llega una sección de océano y macha (perdonen mi idiota intento por evadir censura. Estoy en fase troll, no en fase creativa). El enemigo en campo de batalla se alerta y apunta con segunda arma, hacia la recién llegada, diciéndole:

«Quieta, que te tengo en la trayectoria de mi cañón»,

A lo cual nuestre soldade arcoiris con un fusil impuesto y con florecitas en el alma, rápidamente responde:

«Ffeeaa! Me arrebataste la ilusión: este hombre tenía EN MI la atención de su cañooon, vieja metiche y arruinadoraaa!».

El enemigo en el campo de batalla domina la escena, pero es derrotado por el asco, y ante una breve pero contundente expresión de repudio hacia nuestre soldade arcoiris con un fusil impuesto y con florecitas en el alma, este último pretende aliviar la situación:

«Fue un chistorin, no se enojen. Al que se enoja, se le arruga el cutis!».

La oceánica y macha se abalanza sobre el enemigo en campo de batalla, retándolo a una batalla a muerte. Ambos inician una pelea y nuestre soldade arcoiris con un fusil impuesto y con florecitas en el alma grita desconsolade:

«Ay, no sean violentos! No sean horribles! Que espantosos que sooon!. Dejen de ser tan peleoneros o no les enseñaré el diseño que haré con el uniforme por feos!».

El enemigo en campo de batalla pregunta si el «sección de océano + icono en ingles» y la machorra son del mismo bando (iba a escribir: «el mismo ejercito», pero surgió albur sin esfuerzo), a lo cual, la oceánica responde:

«si es que lastimosamente, arrieros imbéciles decidieron integrar a mujeres al ejército» y el oceánico dice: «no me utilices para proyectarte como ruda porque aunque me ensucie la mano, te doy una cachetada para que me respetes!».

La oceánica se altera y le dice al oceánico:

«&%/%&… cuando era niña, tuve Barbies mas rudas que vos»

A lo que el oceánico responde:

«Aaayyy a vos también te gustaban las Barbies cuando eras niña!  A mi me gustaban cuando era niño y ahora que soy niña.  Miren, pues: por que no olvidamos el enojo y sentimientos tan agresivos y feos, y vamos los tres a buscar un lugar para hacer un pic – nic con las provisiones que llevamos y comemos y hablamos, nos divertimos muchísimo y cuando terminemos de coser nuestros uniformes sorpresa sorpresa!:  desfilamos para ver lo bonitos que nos quedaron! Yupiii! Ahhh, eso si: quitémonos las botas, antes de llegar porque están sssuciaaas. Miren que asco de cochinada!».

El pobre enemigo en campo de batalla piensa en redirigir los cañones de sus armas hacia su cabeza, ante la idea de un mundo en el que ejércitos que antes eran entidades de hombres valientes y heroicos, ahora están conformados por (no se me ocurre otra táctica para evitar censura).

La oceánica permanece inmersa en sus pensamientos: reflexiona acerca de su desviación sexual ante un oceánico que biológicamente es lo que ella pretende ser, pero que pretende ser y es más femenino que lo que ella alguna vez fue.

El oceanico percibe silencio incomodo y al comprender que no irian a su idiota y oceánico pic – nic, culmina la escena:

«Ay, pues si no quieren, pues no! Que aburridos son! Quédense aquí aburriéndose todo lo que quieran. Yo iré a ver si mis compañeras (oceánicos) andan por ahí para hacer una fiesta y luego un pijama party y para hablar de soldados tan guapos que hemos visto la última llamaaadaa este barco zarparaaa. Si no vienen, después no aparezcan ahí, porque no están invitados porque la fiesta y pijamada es solo para locas locas!».

Fin de la fase troll, que también fue creativa porque me costo crear los diálogos (a pesar de acudir a remembranzas en cuanto a escritura en el libro que escribí en 2,008 (sobre mi filosofía y la segunda parte es novela (sin «conceptos relativos al océano», aclaro) en https://www.qdyrx.org/yaxcheinvisumumbrarum/digitalperspectives/player.php, esta por si alguien desea opinar).

Ya en serio: si algún militar permite – acepta esas decisiones merece que irónicamente en relación hacia lo «oceánico» le metan su fusil, ametralladoras, misiles, etc. entre el &/% y luego disparen.

En cuanto a diplomacia mediante «derechos humanos»: todos sabemos que los «derechos humanos» protegen a delincuentes y a escorias y castigan a personas buenas o que se defienden de «personas» malas. Alguien recuerda mis redacciones, hace años acerca de selección, limpieza – erradicación según intereses de arrieros y dominación drástica?

Nota: militares amaestrados para ser sumisos – arreados que «no puedan» rechazar y combatir esa y otras decisiones, y oceánicas y oceánicos que también se enojen conmigo por esta satirización: FORMENSE (burla) en la fila de la «gente» que me detesta. Esperaré sus contra – argumentos fundamentados en lógica (otra burla, por si no captaron).

Y para terminar la redacción, los invito a leer mi redacción: «biología y sexualidad).

Area de Opinión
Libre emisión del pensamiento.

Leave a Reply