OpiniónColumnas

Sistemas del pasado en mentes del presente

Relatividades Perspectivas

Ante la percepción de personas que preguntan qué es comunismo, socialismo, fascismo, etc., redacto definiciones con la finalidad de lograr el bienestar y evitar la decadencia (mentes antiguas que apoyan sistemas como los mencionados y mentes que asignan títulos de sistemas económicos a todo concepto o temática para disimular su incapacidad de comprensión y análisis (leer redacciones: Arreos emocionales y Arreos emocionales (continuación)), alegremente serán erradicados, pronto, así que no vale la pena dirigirse a ellos):

Los sistemas distributivos son robo sistemático:

El socialismo propone distribuir recursos de producción: quitar a quien logró u obtuvo mediante visión y esfuerzo, para dar a quien no logra u obtiene aunque no se forme visión ni se esfuerce para lograr u obtener. Y cuando quienes lograban u obtenían, ya no pueden lograr u obtener porque les quitaron ganancias y capital para reinversiones todos caen a la pobreza y son fácilmente dominables – arreables por los arrieros, con el agregado de que la distribución entre manadas amaestradas para ser arreadas es realizada solamente en niveles mínimos (para adulaciones) mientras que la gran mayoría de recursos y bienes son destinados a intereses de los arrieros (arrieros en opulencia, manadas en pobreza alabando a los arrieros en las ocasiones en las que estos les dan migajas para complacerlas y así, mantenerlas arreadas y sumisas hacia ellos).

El comunismo propone distribuir recursos de producción y también, bienes y recursos de producción es lo que significa utilidad para producir bienes u ofrecer un servicio. (Se denomina «bien» a todo objeto, material herramienta o producto que representa satisfacción de una necesidad).

Fascismo es el término que los arrieros asignaron para referir a sistemas de política masiva, autoritaria e impositiva que no disimulan ser sistemas de arreos y dominación de manadas. Acusan de fascista a los arrieros que dominan – controlan – arrean a manadas sin el debido procedimiento de amaestramiento de las mismas para hacerlas sentir que son libres:

1. Provocar ignorancia e incapacidad en las manadas para que sean fácilmente arreables y sumisas debido a la creencia de necesidad y dependencia hacia los arrieros y creer que solamente los arrieros o personajes provenientes de otros entornos, son capaces de solucionar las problemáticas o situaciones.

2. Hacerles creer que eligen a los arrieros intermedios (Arrieros dominantes = élites económicas. Arrieros intermedios = gobiernos (peones de los arrieros dominantes, para arrear más eficientemente a las manadas). Y tristemente, las manadas están tan amaestradas para acatar y repetir en lugar de pensar, que simplemente acatan las «opciones» que les imponen, alegan y condenan que todas o casi todas son malas o están relacionadas a las decadencias pero «eligen» a la que parezca ser la menos mala. Luego afirman que son libres y que poseen el control porque «eligen» a sus arrieros. Incluso advierten a los arrieros, que son ellas (las manadas) quienes los «eligen» o «eligieron».

Y antes de que alguna bestia intelectualmente infrahumana acuda ante su incapacidad de refutar o contra – argumentar, a acusarme de ser un cerdo capitalista opresor hijo de (ahí lo dejamos, por la censura).

Definir al capitalismo:

Es un sistema puramente económico en el que se toma en cuenta, únicamente la capacidad comercial o potencial económico, lo cual dirige generalmente hacia monopolios y mercantilismo (el mercantilismo es una derivación del capitalismo, en el cual, el mercado fue corrompido por sistemas de política masiva, autoritaria e impositiva – sistemas de arreos): los empresarios realizan pactos o alianzas con los arrieros, para que estos últimos beneficien sus proyectos y empresas por encima de sus competidores.

El libre comercio sería la versión más justa y asertiva del capitalismo, pero al igual que la idiotez de los sistemas distributivos, es utópico: siempre existirán intervenciones por parte de entidades, grupos o individuos (aumentar precios porque quieren más ingresos, dañar a la competencia porque no pueden subsistir ante ella).

La socialdemocracia pretende ser un sistema intermedio entre los sistemas distributivos y el libre mercado: regulaciones de precios para que nadie los altere en manera poco ética (no lo hacen así. Los arrieros regulan según intereses propios o de otros arrieros), estimulación o incentivaciones para productores (los arrieros en sistema de política masiva, autoritaria e impositiva sistema de arreos, siempre caen a mercantilismo), entre otras medidas.

Y existen derivaciones en cada sistema:

Capitalismo estatal (también denominado: «capitalismo corny»: los arrieros en sistema de política masiva, autoritaria e impositiva – sistema de arreos obligan a las manadas con potencial comercial o de emprendimiento, a ser socias de ellos y obligan a las manadas sin potencial, a ser útiles para sus intereses (en maneras no muy éticas)). Ejemplo: China.

Justicialismo: derivación del socialismo, «implementada» por Peron en Argentina. Propone que cada individuo obtenga beneficios según el impacto de sus aportes (parecido a mi propuesta de emprendimiento participativo en la que en cada proyecto, todo individuo puede aportar y obtener recompensa según los efectos de sus aportes (leer redacción: «propuesta en economía» o leerla dentro de redacción: «sistema de políticas inversas y sectorización tecnocrática», pero al estar sujeto al sistema de arreos – política masiva, autoritaria e impositiva, también cae en mercantilismo o en robo sistemático).

Area de Opinión
Libre emisión del pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor:

Leave a Reply