Press "Enter" to skip to content
Cristobal Pérez-Jerez

Posts published by “Cristobal Pérez-Jerez”

Economista, con maestría en política económica y relaciones internacionales. Académico de la Universidad Nacional de Costa Rica. Analista de problemas estratégicos, con una visión liberal democrática.

Reconvertir el humanismo

En apenas 200 años el ser humano se hizo dueño y diseñador del mundo. Tanto los sistemas sociales, culturales, políticos y productivos fueron dominados en forma absoluta por uno de los habitantes del mundo.

El día de la Tierra en el olvido

Sí algo distingue al ser humano es el egoísmo. En nuestro afán de producir bienes y servicios en abundancia, no paramos ante el sufrimiento de animales y plantas. Ni nos interesa la suerte del resto de seres existentes en el planeta.

En nombre del futuro

En todos los ámbitos de comunicación moderna surgen voces que indican que nada será igual después del coronavirus.

El futuro que vamos a construir

Este implacable Covid-19, nos da la señal muy clara, o los humanos aprendemos a respetar el resto de la creación, o seremos los seres señalados por el destino para destruir el paraíso que era este mundo.

Una señal divina

Todos los países somos capitalistas: vamos a producir, intercambiar y consumir intensamente, destruyendo el ambiente, para generar bienes y servicios para una humanidad sedienta de un placer que no provoca satisfacción.

El fantasma de un mundo nuevo

En medio del caos, el miedo y la incertidumbre, todos soñamos con un mundo nuevo que nos permita vivir en paz y armonía con la naturaleza. Al igual que Alicia en el País de las maravillas, dos caminos se abren ante nosotros. Que todo pase rápidamente, que la ciencia encuentre el antídoto del covid-19, y que todo vuelva a la normalidad, es el camino más deseado e imposible. Segundo, que la humanidad quede diezmada, pero consciente, y se prepare para construir un mundo nuevo, un mundo ideal. Un mundo en donde los humanos reconozcan que son una ínfima parte de la creación, y que tienen que respetar todas las otras formas de vida: animales y plantas. Este mundo es más quimérico que el otro.

A planear conscientemente el futuro

Nuestra mayor esperanza es que el ser humano recupere su capacidad de ser consciente. Que en lugar de producir masiva, alegre e intensivamente bienes y servicios innecesarios, reconstruya la sociedad basándose en un ser humano que recupere su ser natural, que produzca para sobrevivir, respetando el derecho de animales, plantas y recursos a vivir libremente, sin presiones del humano, en por lo menos la mitad del planeta.

El futuro del mundo

La pandemia del coronavirus ha cambiado para siempre nuestras formas de vida social y natural. El virus continúa su acelerada expansión y no sabemos cuándo será el final. Lo que sí sabemos es que lo inmediato puede provocar un caos social sin dimensiones, en donde los seres humanos dejen los cadáveres o cuerpos enfermos de sus seres queridos en las calles, y que las muchedumbres sin comida se lancen al saqueo y la destrucción. ¿Habrá una salida? Tenemos el escenario optimista, y el pesimista.

El escenario de la catástrofe

En estos momentos menudean las evaluaciones de la crisis, y las opiniones de como resolver el problema. O, en el mejor de los casos, se trata de comprender el futuro de las relaciones sociales para determinar hacia dónde podrá evolucionar la sociedad una vez pasada la tormenta.

Un nuevo ser humano, o el desastre

El lunes 23 de marzo amanecimos con la sorpresa turbadora de que emergen los fantasmas del pasado cercano. Las bolsas de valores en el mundo más desarrollado se derrumban; ya nadie confía en los bancos centrales de las potencias financieras; la FED anuncia la compra sin límites de bonos del tesoro, es decir vamos a endeudar a todos los gobiernos del mundo para salvar de nuevo a los bancos. El final será una desoladora inflación generada por exceso de liquidez, quiebra de las finanzas públicas y escasez de alimentos en todo el planeta.

Más allá del coronavirus

Los países tienen que resistir la crisis protegiendo sus componentes fundamentales. Los productores, los consumidores y los ciudadanos. Y esta es la gran pregunta: ¿podrá el sistema de mercado resistir está crisis?, ¿existirá otro sistema que permita que los humanos puedan planificar la cantidad adecuada de vida humana y animal por países o por regiones?, ¿sí colapsan los países liberales líderes del mundo, volveremos a la edad media, al feudalismo, a la inquisición?