By

Cristobal Pérez-Jerez

La agonía de la vida en la Tierra I

El ser humano es parte de la naturaleza, la sociedad humana dio lugar a un ser capaz de dominar la creación y convertirse en forma artificial en el amo de todo el mundo. Esto implica una enorme responsabilidad, ya sea para el bien, garantizar la vida de todos los seres que habitan el planeta, o esclavizarlos y destruir los recursos naturales provocando el fin de la vida en este mundo maravilloso.

El impuesto a las remesas 2020

Si la migración no se detiene y el gobierno de USA aplica un impuesto a las remesas ¿qué pasaría? Primero, es oscuro el resultado; se impone el impuesto, el gobierno de Estados Unidos sacaría una buena partida de cerca de $900 millones, que podría emplear para combatir la migración; lo que no está claro sería: los migrantes seguirían enviando la misma cantidad de dinero, eso haría que el gobierno de USA tome 10% (por ejemplo), y a Guatemala solamente lleguen $8,500, lo que reduciría las divisas del país, afectando el consumo nacional y las remesas internacionales en poder del sector bancario; lo que a su vez tendría efectos sobre el tipo de cambio y los precios de los productos exportados.

2020: mirar hacia el futuro

El nuevo gobierno, las universidades, los grupos sociales y los sectores intelectuales tienen que devolver la confianza en lo que nos une y no en lo que nos separa. Es hora de que el guatemalteco deje de tratarse a sí mismo con desprecio, con palabras vulgares y con racismo. Este es el año de desterrar el odio, la discriminación, la violencia, la corrupción política y la segregación social. Es hora de reconstruir Guatemala.

Guatemala, piérdete conmigo

Según las historias antiguas, cuando los mayas habitaban desde Yucatán, hasta Chiapas, Sololá, las Verapaces y el mundo olmeca, pueblo que ellos denominaban Mayapán, desde lo que lo que hoy son Bocas del toro hasta el istmo de Tehuantepec, se propusieron construir, una torre que llegara hasta el cielo, y a través de las nubes encontrara los secretos de la creación.

¿Quién es el destructor del planeta?

Ha terminado un acto más de la tragedia “Detengamos el cambio climático”. Madrid ha vivido una fiesta de turismo denominada COP25, los hoteleros cuentan las utilidades, los políticos no ven ganancias de simpatizantes, los empresarios se frotan las manos y el resto de humanos seguimos nuestra rutina consumista y depredadora. Fin del acto 45 de esta tragedia, ya los guionistas preparan la COP26 o la próxima “cumbre” climática.

¿Cuál será el futuro del país?

¡Salve querida patria, dulce Guatemala, salve…! Así escribía uno de los grandes intelectuales de Guatemala, Rafael Landívar, cuando esta metrópoli englobaba a México casi como una de sus provincias. Casi que podríamos decir que Landívar se inventó el nombre de México antes de que los mexicanos lo supieran. En aquel momento, los chapines dominaban el entorno intelectual y político de la región. Solamente Guatemala tenía universidad, todos los intelectuales de Mesoamérica se formaban en aquella ciudad histórica a las faldas de volcanes.

El futuro de Guatemala

Hay ocasiones que documentos de otros nos narran nuestra propia realidad. El Banco Interamericano de Desarrollo –BID-, en su reciente estudio sobre las amenazas y oportunidades que tiene Guatemala para salir de la eterna oscuridad, menciona los retos y posibilidades que tiene para salir del subdesarrollo. Vamos a comentar los retos sociales planteados ya que se acerca un cambio de gobierno y siempre este evento suscita esperanzas y sueños, que terminan en desencanto, pero que nuevamente nos motivan a pensar que cuando Giammattei entregue el cargo, por fin se tendrán resultados positivos para el bienestar de todos los guatemaltecos.

Riesgos de una época feliz

Ya los vientos navideños acarician los rostros de rocío. El frío del fin de año nos anuncia una época de paz y amor fraterno. Por unos días los adornos navideños, las comidas familiares y laborales, nos hacen soñar una época de paz y tranquilidad. Yo te llevo en el corazón amada patria mía y veo que los horizontes son oscuros, pero la confianza de la gente común es el altar de su buen corazón y de un mejor futuro.

De la realidad al misticismo

Al mismo tiempo leía el informe de varios expertos del BID, sobre Guatemala, “Crecer más y para todos”. En el que aparece otro sueño, burocrático, lleno de ilusiones sin fundamento. Dicen “Guatemala tiene a su disposición múltiples recursos que le permiten enfrentar el futuro con esperanza.” Es una hermosa frase de burócratas que cumplen diplomáticamente para ganar sus jugosos honorarios. Tiene Guatemala esperanzas, sí, pero para cumplirlas se tienen que resolver los problemas económico-sociales-ambientales de siglos.
1 2 3 13