Press "Enter" to skip to content

Posts published by “Luis Enrique Pérez”

Señor Ned Price: Usted es portavoz de la estulticia de Joe Biden

Señor Edward Ned Price, portavoz del Departamento de Estado: recientemente declaró usted que el Gobierno Estados Unidos de América está alarmado por las acciones que se han emprendido en mi patria, Guatemala, contra magistrados, jueces y fiscales que combaten la corrupción, y contra defensores de los llamados derechos humanos. Su declaración me impone este juicio: el gobierno del presidente Joe Biden es gobierno de la estulticia.

Una historia sobre el origen del día de todos los Santos y de Muertos

Durante los primeros siglos del cristianismo, con el fin de conmemorar a todos los santos que habían muerto, las iglesias del hemisferio oriental habían elegido el primer domingo después del día de Pentecostés, el cual se celebraba cincuenta días después del comienzo de la Pascua. Precisamente la palabra Pentecostés deriva del griego pentekoste, que significa quincuagésimo día o día número cincuenta.

Campaña electoral: Comienzo ilegal; pero conforme al derecho

Algunos ciudadanos que, en el proceso electoral que se celebrará en el año 2023, pretenden ser candidatos, han comenzado ya su campaña electoral. Es comienzo ilegal porque la Ley Electoral y de Partidos Políticos lo permite solo cuando oficialmente el Tribunal Supremo Electoral ha convocado a elecciones. Esta vez las convocará en el próximo 20 de enero.

Ecologismo demencial y eco-psiquiatría

Hay, empero, una ecología no científica, un absurdo simulacro de ecología, que denomino “ecologismopolítico-ideológico”, que pretende juzgar sobre la bondad o la maldad de los fenómenos ecológicos. Es un ecologismo de políticos e ideólogos, al que se agregan jubilosamente ignorantes y resentidos, subproductos mentales, que creen que su obscuridad es luz, que su confusión es claridad, que su estupidez es inteligencia y que sus personales valoraciones deben ser universales mandatos.

Corrupción de magistrados del TSE: Apariencia y realidad

El ciudadano podía decepcionarse de los partidos políticos, de los candidatos, de la publicidad, de la propaganda. Podía decepcionarse todavía más del desempeño de aquellos a quienes, mediante el voto, había adjudicado funciones públicas. Empero, el prestigio de la magistratura del Tribunal Supremo Electoral persistía como un navío que resistía la tormenta y no naufragaba.

Patria: Deteneos y reaccionad

Patria: ¿Por qué te perdiste? ¿Por qué caíste en el abismo? ¿Por qué desististe de ser promesa y te tornaste decepción? ¿Por qué ya no proseguiste en aquellas rectas sendas que se deleitaban con tu caminar? ¿Por qué te convertiste en tierra de nadie, en tesoro de depredadores y en festival de corruptos? ¿Por qué tu poder legislativo, y tu poder judicial, y tu poder ejecutivo, se convirtieron en orgía del delito, en banquete de la ineptitud y en paraíso de ilícita prosperidad?

Fantasma de la patria muerta y esperanza de resurrección

En uno de los primeros días del mes de septiembre encontré en el decadente buzón de mi casa, un mensaje escrito con letras rojas en un blanco papel pergamino. Lo leí con suma incredulidad. Había sido enviado por alguien que afirmaba ser un fantasma.  “Pero no se asuste. Soy un fantasma inocuo”, decía el autor del mensaje, y proseguía así: “Quiero conversar con usted. Lo invito a cenar.”

Logos-Interludio íntimo

Lánguidos tañidos de viejas campanas anunciaban que eran ya las seis de la tarde de aquel domingo invernal. Los tañidos se propagaban hasta lejanos confines del valle, y allí eran vagos sonidos que se agregaban a los ecos imprecisos de los inmensos precipicios, y a la sagrada melodía que brotaba de un agudo tzicolaj, y al balido de jóvenes ovejas.