By

Danilo Roca (Edmundo Deantés)

El mundo pariendo embajadores y guerras

Un embajador a todas luces comprometido con las corrientes del Departamento de Estado profundo, como posiblemente era su obligación, que esperando la derrota electoral del Presidente Trump, decidieron apostar a la promoción de un cambio de régimen económico, político y social más próximo a un proyecto socialista, que al que fundió la base de la democracia capitalista más poderosa de la tierra.

Don Jimmy y su Escudero

Seguramente ahora, frente a la jauría que quisiera hacerlo parte de su menú diario de alimentos descompuestos, procuraré en justicia, despedirlo, entendiendo que le tocó enfrentar uno de los períodos más críticos de la historia, que lo hizo víctima involuntaria de la maquinaria opresora más cruel que la misma registra. Por lo menos, la contemporánea y que encontró en usted la rebeldía nacionalista que le ha hecho seguir pagando el precio de la sobrevivencia institucional.

Desvencijados

Nos rompieron por la base, inventaron causas nobles, envilecieron a los comunicadores y comunicados, y como tropel de caballos sin freno, patearon nuestras instituciones, disfrazadas las bestias de blancas cabalgaduras y los jinetes apocalípticos e infames, en héroes de película vaquera.

Culebras con cara de gente

En alguna oportunidad, alguien cuyo nombre no registró la historia, meditando sobre las altas cumbres del poder y la forma de alcanzarlas, estructuró un pensamiento trepidante. “Los puestos eminentes son como los peñascos; sólo pueden llegar a ellos las águilas y los reptiles”.

Aclarando el agua sucia

Insistir en enderezar lo torcido tiene un propósito rectificador, sano, constructivo y de buena fe. Es difícil entenderlo, especialmente, para quienes obnubilados por el veleidoso calorcito del poder, se apegan a su engañosa tibieza sin reflexionar si proviene de un fuego santificado y purificador o del perverso infierno.

Es la hora de los pensadores

Lo cierto es que Pensamos sin Pensar que estamos Pesando: automáticamente, casi mecánicamente, como resultado de una actividad innata que activamos al nacer y se termina al morir. ¡En consecuencia una cosa es Pensar y otra muy distinta Pensar que estamos Pensando!

Los Patriacidas

Pero un Homicida de la Patria, se definiría así: Artículo XX. PATRIACIADO: quién por decisión propia o inducida confabula y ejecuta actos cuyo propósito persiga la sustitución o desconocimiento de los Organismos del Estado, mediante acciones de hecho o suplantación de resoluciones de derecho que persigan la disolución del régimen de legalidad, será sancionado con la pena de muerte.

Profecías

En circunstancias como las que atraviesa el país, atreverse a profetizar el futuro constituye una tarea que supera las facultades del célebre adivino Michel de Notredame más conocido como Nostradamus (1503-1566).Pero, la bola de cristal se llenaría de neblina indescifrable, del Tarot, volarían las cartas en todas direcciones e incluso la peligrosa güija se prendería en fuego, sí ingenuos preguntáramos lo que le depara el futuro a Guatemala.
1 2 3 12