Home > Mirilla indiscreta

Aclarando el agua sucia

Insistir en enderezar lo torcido tiene un propósito rectificador, sano, constructivo y de buena fe. Es difícil entenderlo, especialmente, para quienes obnubilados por el veleidoso calorcito del poder, se apegan a su engañosa tibieza sin reflexionar si proviene de un fuego santificado y purificador o del perverso infierno.

Es la hora de los pensadores

Lo cierto es que Pensamos sin Pensar que estamos Pesando: automáticamente, casi mecánicamente, como resultado de una actividad innata que activamos al nacer y se termina al morir. ¡En consecuencia una cosa es Pensar y otra muy distinta Pensar que estamos Pensando!

Los Patriacidas

Pero un Homicida de la Patria, se definiría así: Artículo XX. PATRIACIADO: quién por decisión propia o inducida confabula y ejecuta actos cuyo propósito persiga la sustitución o desconocimiento de los Organismos del Estado, mediante acciones de hecho o suplantación de resoluciones de derecho que persigan la disolución del régimen de legalidad, será sancionado con la pena de muerte.

Profecías

En circunstancias como las que atraviesa el país, atreverse a profetizar el futuro constituye una tarea que supera las facultades del célebre adivino Michel de Notredame más conocido como Nostradamus (1503-1566).Pero, la bola de cristal se llenaría de neblina indescifrable, del Tarot, volarían las cartas en todas direcciones e incluso la peligrosa güija se prendería en fuego, sí ingenuos preguntáramos lo que le depara el futuro a Guatemala.

La debilidad de la razón frente al poder

No obstante, se ha vuelto común en Guatemala, que la Corte de Constitucionalidad, viole la Constitución Política de la República, en abierto reto a la cordura institucional, que ha soportado la viciosa conducta abiertamente sediciosa, aún conscientes que cada uno de los actos que ha resuelto en contra de la ley, ha quebrantado el Estado de Derecho y el Régimen de legalidad.

¡Corto pero duro!

Frente a la supuesta amenaza totalitaria, se toleró el fraude, la imposición de resultados electorales ajenos a la voluntad popular, y designación de parlamentarios impuestos por el poder de los interventores sobre sus vasallos. ¡Pero no les ha sido suficiente…! ¡Lo quieren todo!

¡Urge una nueva comisión!

Nos deja con desempleo rampante, con corrupción estructural, con una economía paralizada y una sociedad todavía aterrorizada por el recuerdo del inquisidor que no pudo evitar la mañana en el velorio del hotel, escuchar en medio de su discurso a distancia a un grupo de guatemaltecos libres que ocupando un gran espacio del auditorio les gritaban sin miedo en su cara, los reclamos que les recordaban los crímenes cometidos por los bandidos que se despedían repudiados.

El Plan

Dos presidentes que mandan: uno, que dicen que piensa, que puso al otro…Y ese otro que en público le reclama: ¡O me enseñas lo que haces o no acataré lo que hiciste! ¿Si piensas que me pusiste? ¡La cabeza te traiciona! ¡Porque yo estoy aquí! ¡Gracias a la señorona! ¡Que a la gente ahuyentó muchísimo más que yo!
1 2 3 13