Press "Enter" to skip to content

Posts published in “Mirilla indiscreta”

¡No todo está perdido!

La visita de la señora vicepresidente de la Unión Estadounidense está tan próxima, que, como colonia en proceso de aceptar públicamente su rendición como Estado, provocó que se agitaran los entreguistas y servidores oficiales de la intervención, para borrar la partida de nacimiento de la República de Guatemala.

¡Dejennos vivir en paz!

Doña Thelma calcula que en poco tiempo ya no estarán, ni el doctor del Palacio, ni los Magistrados de la Corte Celestial de Inconstitucionalidades, hoy en interesante ejercicio de reivindicación, y que vendrá sin procesos ni deudas con la justicia, a formalizar su papel de interventora interina y “gobernanta” de este territorio disfrazado de país- anticipó.

En la fila de los presidenciables

A mí, me cuesta aterrizar en la pista barrosa y llena de alimañas peligrosas, de la política nacional… en donde aviones y helicópteros de última generación se confunden con barriletes atados a bultos que se pesan por gramos a precios de oro.

Extenso… Pero tiene que leerlo

Ya con mucha soberbia, y como Imperio Único Dominante, los Estados Unidos, ignoró las nuevas formas de lucha de una dirigencia ideológicamente formada, experta en adaptarse o crear las CONDICIONES a largo plazo, para alcanzar el poder.

Proponiendo una salida

Independientemente, de las fallas de composición, formación y estructura, tanto el Organismo Legislativo, Ejecutivo como el Judicial deben integrarse en una acción conjunta, creando un frente de defensa de la institucionalidad, que evite, qué, por etapas, los destruyan paulatinamente, invocando una legalidad inexistente y prostituida, que confirma la abierta intención de terminar con la República de Guatemala.

Cobra por tu trabajo… Pero no te vendas

Nos adelanta los atisbos del nivel de dislocación social que nos tienen reservado, como anticipo a la fragmentación etno y sociopolítica que les espera, como se define en la propia propuesta, a “Territorios” que progresiva pero irreversiblemente han perdido su categoría de “República”.

Rompecabezas

Inmersos en un proceso aparentemente revolucionario, aceptamos casi sin resistencia la metamorfosis de una república decadente y ocupada a una cuasi colonia, sin identidad étnica, ni personalidad política, entregada a los designios extranjeros que definen y deciden por nosotros.