Home > Mirilla indiscreta

Defecando al virus

Entiendo el compromiso y brutal presión sobre los gobernantes, especialmente los responsables de los ejecutivos. Sabiéndose en medio de la encrucijada magnificada de tener miles de muertos exponencialmente contados para implantar el terror sobre los habitantes de la tierra y cedamos a la infame presión, de aceptar sin chistar la instalación de un nuevo orden.

El intruso mal-creado

Esa estira y encoge les provee a los creadores y gestores, el margen de tiempo para alcanzar el acuerdo que les permita repartirse el mundo. Pero también, apoyados en las estructuras de los poderes nacionales, les permite medir, con su entusiasta complicidad, el margen de tolerancia de los comunes frente a la posibilidad real de que sea establecida una dictadura universal de la cual ellos obtendrían las migajas de su parte.

La Última Batalla

El macabro juego de pretender que la ignorancia, hambre y sufrimiento perpetuo de una masa que reduce su existencia a comer, reproducirse y morir, pueda, prostituyendo la ley, borrar la historia, debe abandonarse. Puede que se auto-engañen sus entusiastas y hasta hoy impunes gestores, pero es preciso que tomen nota, que la cobardía aparente siempre tiene el límite de la defensa a la supervivencia.

¡No somos pobres!… ¡Nos tienen pobres!

Toda la supra-estructura jurídica al servicio de una causa sectaria, armando o desarmando instituciones, legitimando acciones ilegítimas, sin apelar, nadie lo hace con el poder suficiente, para que no se atropelle el régimen de legalidad, y evitar sobreponer un Estado de Hecho, al destrozado y en proceso de putrefacción Estado de Derecho de la ya casi extinta recordación en Guatemala.

La debilidad de la razón frente al poder

No obstante, se ha vuelto común en Guatemala, que la Corte de Constitucionalidad, viole la Constitución Política de la República, en abierto reto a la cordura institucional, que ha soportado la viciosa conducta abiertamente sediciosa, aún conscientes que cada uno de los actos que ha resuelto en contra de la ley, ha quebrantado el Estado de Derecho y el Régimen de legalidad.

El mundo pariendo embajadores y guerras

Un embajador a todas luces comprometido con las corrientes del Departamento de Estado profundo, como posiblemente era su obligación, que esperando la derrota electoral del Presidente Trump, decidieron apostar a la promoción de un cambio de régimen económico, político y social más próximo a un proyecto socialista, que al que fundió la base de la democracia capitalista más poderosa de la tierra.
1 2 3 14