Press "Enter" to skip to content

Posts tagged as “Alejandro Giammattei”

Ataquemos la Corrupción

Inicio por recordarle al Señor presidente de la República de Guatemala, que en su campaña proselitista ofreció depurar a los burócratas corruptos.

¡Un poco de coherencia!

Uno de los principales factores que hacen a una persona respetable y confiable es la coherencia. Si carece de ella, no sabemos qué podemos esperar y por ende desconfiamos. Somos más propensos a creer las noticias falsas y las mentiras que se puedan decir de esta persona. ¿Y cómo no? Sí se contradice así mismo con sus acciones y palabras. Mientras que, si es una persona coherente, la mayoría dudará de estas acusaciones y cuestionamientos, otorgándole el beneficio de la duda.

Señor Presidente, Señor de la Catástrofe

Había yo afirmado que temía más a sus decisiones que intentan combatir el nuevo coronavirus, que al coronavirus mismo. Infortunadamente, acerté. Usted advirtió que “lo peor viene”, y yo expresé mi sospecha de que eso peor que advendría eran sus próximas decisiones. Infortunadamente, acerté.

Covid-19 en Guatemala parte 2

Lamentablemente Giammattei en lugar de luchar para tomar las medidas correctas para minimizar el impacto de este virus en la nación estuvo negociando la ampliación presupuestaria de la cual solo el 8% se usará para esta crisis lo demás será usado para pagar favores de campaña y para pagar los pactos colectivos que son lesivos para esta nación y peor en estos momentos dejando endeudado al país por más de 20 años. Al final siempre si le temblaron las patas a Giammattei para hacer lo que se debía hacer o simplemente aseguro su agosto dejando al país endeudado por generaciones.

¿Y si nos unimos?

El presidente Giammattei no tiene el liderazgo que se necesita para convocar a la unión que pide en su discurso. No lo tiene, no lo ha tenido jamás. ¿Lo tuvo alguno de nuestros líderes históricos? ¿Lo tuvo Carrera, Barrios, Ubico o Arévalo? ¿Acaso surgió entre Arana, Ríos o Arzú? ¿Existió en algún otro? Creo que no. Pienso que nunca se dio, en ninguno. Y no por carencia en ellos -los políticos— sino, me temo, por renuencia en nosotros, los ciudadanos, de aceptar un liderazgo ajeno al nuestro.

Análisis del discurso: Educación

He escuchado y leído la opinión de quienes piensan diferente y la respeto. Coincido con algunos señalamientos suyos y discrepo de otros –‒la mayoría. La diferencia de visión global es mayormente sobre cuántas declaraciones son dignas de elogio y cuántas deben ser cuestionadas o merecen censura. Habrá que reconocer que el discurso no estaba dirigido a analistas, a sectores académicos o a la prensa, ni siquiera a los invitados en el Teatro Nacional, sino al habitante medio que veía por la TV tan importante acto político.

El presidente Giammattei

¿Es correcto decir o escribir “Señor Presidente Constitucional de la República de Guatemala doctor don Alejandro Eduardo Giammattei Falla”? En el lenguaje diario o en artículos de prensa, muchas secretarias y algunos periodistas usan “señor presidente o señor ministro” –aún peor, lo escriben con mayúsculas–, pero este término –señor– presupone cierta nobleza y connotaciones de heroicidad que no son necesariamente atribuibles a todos los presidentes. Por su parte, “don”, es una expresión de respeto, cortesía, distinción social; se usa para referirse a una persona particularmente inteligente o a un ciudadano notable.

Sugerencias para Alejandro Giammattei 2

Guatemala no puede parar, todo sigue hacía adelante y considerando lo siguiente se pueden plantear soluciones rápidas y reales, con lo cual se puede ayudar a evitar problemas nacionales, fortalecer el poder local y hacer funcionar proyectos a largo plazo, todo tiene que ser con apoyo del nuevo gobierno nacional y las nuevas municipalidades.

Presidente es tiempo de trabajar

Con gritos, insultos, difamaciones, falta de formalidad, acostarse con el enemigo, o tratar de agradar a la comunidad internacional, no se hace gobierno, la única forma de logarlo es a través del cumplimiento irrestricto de la Constitución, así como a saber escoger y discernir entre los guatemaltecos que aman a su nación, y los qué, desde siempre, a través de las armas, de la extinta CICIG, y de las urnas, han pretendido tomar el control para implantar una tiranía.