Home > Derechos Humanos

Carta abierta al Señor Augusto Jordán Rodas Andrade

Señor Jordán Rodas, esta misiva es dirigida a usted, de ciudadano a ciudadano y no como Comisionado de los Derechos Humanos, cargo que ostenta únicamente como adorno, ya que ese papel que le designa la Constitución Política de Guatemala le ha quedado tan corto, que prácticamente es una plaza vacante que la usurpa un mediocre activista político, con intereses particulares, muy lejos de promover el desarrollo en materia de derechos humanos a nivel nacional.

¿Es mucho más fácil ser bueno, que justo?

En mis tiempos les comento, y no dudo que los derechos humanos se violentaban, pero para los padres (padre, madre, tutor) de hoy, la exigencia, el llamado de atención con elementos concretos y tangibles, con sanciones educativas que permitan reflexionar a los y las jóvenes, no están peleados con los Derechos Humanos. Casualmente en el artículo 26 de la Declaración Universal, acápite 3 plantea “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos” Yo me inclino por pertenecer al bando de los justos (que es muy difícil serlo) y no al de los buenos. ¿Y usted?

Libertad hay una sola: la libertad

Los humanos no creemos en la libertad, decimos que sí… pero con límites que, por cierto, son los que a cada uno se le antoja y que justifica con argumentos “razonables” siendo el más utilizado el de que “la libertad no puede ser absoluta”. Discusión bizantina.
1 2 3 8