Ecologismo demencial y eco-psiquiatría

Hay, empero, una ecología no científica, un absurdo simulacro de ecología, que denomino “ecologismopolítico-ideológico”, que pretende juzgar sobre la bondad o la maldad de los fenómenos ecológicos. Es un ecologismo de políticos e ideólogos, al que se agregan jubilosamente ignorantes y resentidos, subproductos mentales, que creen que su obscuridad es luz, que su confusión es claridad, que su estupidez es inteligencia y que sus personales valoraciones deben ser universales mandatos.

Leer más