Press "Enter" to skip to content

Posts tagged as “participación ciudadana”

La revocación de mandato

El padrón es de más de 92 millones de posibles votantes, para que el ejercicio sea vinculante, es decir que cause sus efectos legales, debe contar con una participación mayor al 40 por ciento.

Hacia el estado de derecho

La sociedad guatemalteca a partir de la actividad electoral, elegirá el próximo año, las autoridades del Estado a nivel de gobierno central, poder legislativo y alcaldes de los diferentes municipios del país.

Construyendo un nuevo mundo (PARTE 14)

Debemos buscar la unidad política no forzando a los seres humanos a someterse a un grupo de poder, sino mediante el conocimiento general y popular de nuestras similitudes espirituales y la conservación de nuestra autonomía local y nuestras diferencias culturales.

El respeto al prójimo

Tenemos que hablar con la verdad, actuar con moralidad y responsabilidad. Lo que pensamos todos debemos respetarlo, aunque no estemos de acuerdo y eso no nos impide que seamos amigos entre guatemaltecos.

No debemos permitir la manipulación

No debemos dejarnos manipular por partidos políticos electoreros y por socialistas del siglo XXI y sus aliados. Para que haya verdadera democracia en Latino América, como ciudadanos debemos valorarnos y no dejarnos manipular por partidos electoreros y por políticos socialistas del siglo XXI y sus aliados.

La nueva LEPP

Las condiciones para modificar profunda, verdadera y realmente la Ley Electoral y de Partidos Políticos —LEPP— están dadas y son inmejorables. La nueva ley no debiera provenir de acuerdos entre el Congreso y el TSE, como hace tres años. El riesgo de que vuelvan a engañar a la población y que no haya cambios auténticos, es alto, demasiado alto.

Ciudadanía política

Rechazar nuestra posible actividad política innovadora es renunciar a una de las fuentes de sentido de la existencia humana. Vivir como y entre ciudadanos libres enriquece nuestra condición humana, al aumentar los beneficios y responsabilidades que cada uno tiene de las instituciones y de las leyes. Es una garantía para la seguridad colectiva. Cuanto mayor es el equilibrio de una comunidad con justicia, reconocimiento a las demandas de sus miembros, y la diversidad de proyectos, es más seguro vivir en ella y hacer frente a las dificultades.

Guatemala sin rumbo

La sociedad guatemalteca no puede hacer frente a la gran cantidad de problemas que se le vienen encima: la crisis migratoria, la sequía y el cambio climático; la escasez de alimentos, la mala educación, la desnutrición, etc, etc, si continúa respondiendo, a partir, únicamente de los intereses individuales como lo han hecho siempre sus habitantes. La política democrática tradicional guatemalteca, por voluntad propia, perdió hace tiempo el control de los acontecimientos, excepto el de las coyunturas de las elecciones presidenciales, lo que la hace incapaz de pronosticar alguna visión de futuro significativa. Lo más grave de todo es que esto convirtió a las personas en simples espectadores insensibilizados de la enorme problemática social que se ha venido acumulando, y que cualquier problema nuevo hace que se desemboque en una situación de enormes dimensiones, por las consecuencias que genera a todo nivel.