Home > positivismo y acción

Siempre hay salida

Por muy dolorosas que sean las situaciones y por muy oscuro que se nos muestre el horizonte, siempre hay salida, es cuestión de repensar sobre lo vivido, de tomar fuerzas y querer comenzar de nuevo. Es evidente que nada es fácil de conseguir, máxime en un mundo oprimido por multitud de dominadores, sin escrúpulos, por gentes vacías de latidos, sin alma, viviendo doble vida y encerradas en su espíritu corrupto.

Por la sensatez del mundo

Confiemos en nuestra madurez, en nuestra firmeza interior de poner alegría y sentido del humor donde haya crispación, audacia y fervor en procurar andar siempre en conciliación, alejándonos de cualquier disputa que nos envenene, pues la mejor acometida no está en aletargarse, sino en reanimarse, tampoco en anestesiarse la conciencia, sino en tomar el pulso de la situación y luego poner empeño en actuar. Por cierto, dicen que la mejor sabiduría es conocerse a uno mismo, y luego el abrirse, el ponerse en acción, sabiendo cuál es el siguiente paso para no convertirnos en marionetas a merced de ningún poder mundano.