By

Harry Daniel Betancourt

¿Qué es adversidad?

Es una situación de infortunio, difícil de sobrellevar, dominada por la desgracia que conlleva angustia, presión, pruebas, penas y decepciones. Todos experimentamos adversidades de un modo u otro, ya que hay muchos aspectos de la vida que nos causan incomodidades. Nadie quisiera conocerlas, ya que todos quisiéramos evitarlas de ser posible; pero lamentablemente no son opcionales. Forman parte de la vida y a todos, en más de alguna ocasión nos han visitado.

Perdiendo mi fe

¿Puede recordar alguna tormenta en la vida que haya desafiado su fe, y le haya hecho cuestionar sus creencias? Considero que todos levantaríamos las manos ante esta pregunta; ya que es natural que cuando somos abrumados por el dolor, el sufrimiento y por las injusticias de la vida, cuestionemos el amor y la justicia de Dios.

La Felicidad

La felicidad es definida como el estado de ánimo que implica una satisfacción por gozar de lo que se desea o por disfrutar de algo bueno. Examinado desde este punto de vista los seres humanos somos felices, ya que en lo largo de nuestra vida hemos cumplido una meta, disfrutado de algo, o hemos comprado o nos han obsequiado algo que alguna vez deseamos.

¿Por qué se necesita fe para agradar a Dios?

Generalmente la fe se define como la seguridad de que recibiremos aquello que anhelamos, y alcanzaremos las metas que nos hemos propuesto. El apóstol Pablo la define, en Hebreos 11, como “la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”. En pocas palabras, la fe es la confianza de ver con los ojos espirituales algo irreal o ilógico y aceptarlo como una realidad.

Tormenta Perfecta

Todo se nos ha juntado: crisis económica, graves prácticas de corrupción en el gobierno, la expulsión de la CICIG, el recién acuerdo firmado de tercer país seguro, y como si fuera poco un escenario electoral muy sombrío con candidatos que han llevado procesos penales. No contamos con soluciones propias para los problemas específicos de nuestro país.

¿Se pierde la salvación?

No importa qué tan accidentado sea nuestra peregrinación espiritual, Dios prometió nunca abandonarnos, incluso ir a nuestro rescate si nos apartamos de su redil. Ciertamente el único requisito para ser salvos es Creer en Jesucristo como nuestro Salvador, y creer que él resucito de entre los muertos para vida eterna. Ya que sin eso, vana sería nuestra fe.

Sala de Espera

Y ahora pregunto: ¿Por qué nos desespera esperar? En cierta forma es porque queremos tener el control. Por eso cuando las cosas no marchan como nosotros esperábamos, nos frustramos, nos desesperamos. Las “salas de espera” de la vida no son fáciles, todos tenemos emociones y somos humanos; la demora puede parecer injustificada, podemos perdernos en pensamientos y emociones negativas, frustrarnos, enojarnos, y sentirnos que Dios nos ha olvidado.

El sufrimiento es el mismo

Todos en la vida lamentablemente atravesamos situaciones difíciles: un cáncer, una traición, un divorcio, la muerte de un ser querido, una tragedia, entre otras muchas cosas. En estos momentos, normalmente surgen muchas preguntas: ¿Por qué a mí? ¿Por que sucedió? ¿Por qué Dios lo permitió?, y tomamos el papel de víctima sintiendo que todo ha sido una gran injusticia, y que las penas tan solo azotan a las personas que no se lo merecen.

Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios

Ya he visto y escuchado muchísimo de lo mismo. Queremos cambios pero no participamos activamente en ellos. Siempre le dejamos la responsabilidad a alguien más, incluso a Dios. He escuchado comentar “Dios sabe lo que hace, porque al final él es quien pone y quita gobernantes. Dios esta en control de todo.” Pero... y ¿Nosotros donde quedamos? ¿Hemos realmente clamado a Dios por guía? ¿Lo hemos tomado en cuenta?

Nuestro Voto Cuenta

Cuantos candidatos políticos no han jurado en vano, diciendo “Por nuestra patria, me comprometo a dar lo mejor de mí”. Pero luego las ideas, las propuestas, y todo lo ofrecido por el bien común queda en el olvido, guardados en una agenda política, que se desempolvara de nuevo en otros 4 años para seguir con la misma retórica. Por consiguiente, muchas personas han quedado desilusionadas, y ni siquiera se toman la molestia de votar.
1 2 3 6