Home > matrimonio

El matrimonio, una verdad permanente

///
Comments are Off
Por supuesto que hay que respetarles, como a cualquier persona humana; pero el impulso sexual, parte de la naturaleza humana, está programado para procrear: y se necesita hombre y mujer. Existen tendencias fisiológicas y ambientes sicológicos que propician la homosexualidad, pero no son determinantes. La naturaleza ha prescrito que se sea varón o mujer. Ambos son distintos y complementarios, también morfológicamente. A los homosexuales hay que respetarles y en lo posible ayudarles: para que abandonen la homosexualidad. Lo malo no es tanto ser gay, sino estar "orgulloso” de ello: entonces no hay punto de retorno.