Press "Enter" to skip to content

Posts tagged as “teorema”

Israel y el Coronavirus

Dentro de todo lo recibido, un vídeo llamó poderosamente mi atención. Es simple, frío, directo, objetivo… Está enmarcado dentro de una lógica contundente. Quiero compartirlo con usted. Y si me permite, hacer algunas anotaciones al final. Incluyo el enlace para que lo pueda ver directamente porque hice una traducción libre; los destacados son míos. Este es el discurso:

Y qué corona tiene ese virus

El Gobierno no puede repartir cheques y cajas con alimentos todo el tiempo, por mejores intenciones que tenga. Porque no está repartiendo lo suyo. Está distribuyendo los recursos que le transfiere la población. Los impuestos provienen de una economía sana. El aislamiento debilita la economía. La tributación habrá de caer y las ventanillas de los bancos internacionales se irán cerrando para nuestro país.

¡Choconoyes!

En las últimas semanas, todos hemos estado expuestos a una inmensa cantidad de información acerca del Coronavirus. Una parte de esa información es buena, otra no lo es. Lo complejo es decidir si un dato es falso o verdadero. Siempre ha sido así, pero ahora es más importante porque hay vidas humanas en juego. Las redes sociales presentan mucha basura. La prensa suele ser más acuciosa pero no se puede confiar ciegamente en lo que dice.

Principios y valores diferentes

Olafo le contó lo que había visto en Todos Santos y Joyabaj, así como sus conclusiones. El anciano sonrió comprensivo, pero en vez de apoyar sus ideas le dijo que estaba equivocado. Agregó que, en todo el país, pero más dentro del pueblo indígena, el trabajo es un valor. Que el hombre que no sabe trabajar es despreciado en su comunidad. Que corresponde al padre enseñar a trabajar a los hijos. Que el niño que había visto no estaba siendo explotado. Su padre lo preparaba para una vida, acaso pobre, pero honrada y digna. Le aseguró que esos atributos eran más importantes que saber leer.

¿Y si nos unimos?

El presidente Giammattei no tiene el liderazgo que se necesita para convocar a la unión que pide en su discurso. No lo tiene, no lo ha tenido jamás. ¿Lo tuvo alguno de nuestros líderes históricos? ¿Lo tuvo Carrera, Barrios, Ubico o Arévalo? ¿Acaso surgió entre Arana, Ríos o Arzú? ¿Existió en algún otro? Creo que no. Pienso que nunca se dio, en ninguno. Y no por carencia en ellos -los políticos— sino, me temo, por renuencia en nosotros, los ciudadanos, de aceptar un liderazgo ajeno al nuestro.

Análisis del discurso: Educación

He escuchado y leído la opinión de quienes piensan diferente y la respeto. Coincido con algunos señalamientos suyos y discrepo de otros –‒la mayoría. La diferencia de visión global es mayormente sobre cuántas declaraciones son dignas de elogio y cuántas deben ser cuestionadas o merecen censura. Habrá que reconocer que el discurso no estaba dirigido a analistas, a sectores académicos o a la prensa, ni siquiera a los invitados en el Teatro Nacional, sino al habitante medio que veía por la TV tan importante acto político.

La tercera vía

La parte medular de mi artículo se refiere a la actitud negativa de nuestra población educada. En general, tenemos una fuerte propensión a destruir nacientes liderazgos. Cuando alguien propone algo, no se le responde con otra propuesta, a veces ni siquiera con argumentos. Se le detracta, se le ridiculiza, se le desprestigia. El guatemalteco trabajador, honrado, digno… no gusta de líderes ni de seguir a otros aún estando de acuerdo con ellos.

El presidente Giammattei

¿Es correcto decir o escribir “Señor Presidente Constitucional de la República de Guatemala doctor don Alejandro Eduardo Giammattei Falla”? En el lenguaje diario o en artículos de prensa, muchas secretarias y algunos periodistas usan “señor presidente o señor ministro” –aún peor, lo escriben con mayúsculas–, pero este término –señor– presupone cierta nobleza y connotaciones de heroicidad que no son necesariamente atribuibles a todos los presidentes. Por su parte, “don”, es una expresión de respeto, cortesía, distinción social; se usa para referirse a una persona particularmente inteligente o a un ciudadano notable.

Un monstruo incomprensible

Blaise Pascal es, como Mozart, un niño prodigio. A los 12 años ya debate con los científicos de París. A los 16 escribe un Tratado de las cónicas. A los 18 inventa la primera máquina calculadora. Y, en apenas una década, inventa la jeringa y la prensa hidráulica, confirma la existencia del vacío, crea teoremas de geometría proyectiva y funda, junto a Fermat, la teoría de la probabilidad.

Los juristas

Uno se pregunta por qué los mejores no son quienes están al servicio de la Justicia dentro de las instituciones a cargo de administrarla. Por qué, quienes se postulan para esos importantísimos cargos suelen ser desconocidos por el público que de una manera u otra ellos van a atender. ¿Porqué, en el Organismo Judicial y sus instituciones, tenemos tal mediocridad, tan petulante ignorancia, tanta búsqueda de dinero fácil? ¿Por qué las Comisiones de Postulación, donde concurren representantes de la academia, del Organismo Judicial, del gremio de abogados y de otras entidades e instituciones, han fracasado consistentemente durante tantas ocasiones al seleccionar a los abogados que integran ese organismo? ¿Cómo es que no hay juristas entre ellos?

Árbenz visto por Jenny

Este mes y el anterior, destinado a serlo de Tiempos recios, me he propuesto desenterrar lo que Jenny me envió sobre Árbenz, complementarlo, editarlo a la luz de nuevos datos publicados, llenando algunos vacíos en el tiempo, pero respetando, en lo posible, la visión que ella tenía de quien fuera coetáneo suyo.

Maycom

Me temo que las autoridades no se han percatado y quizá no lo hagan jamás, que a los usuarios no nos importan las dificultades creadas por su propia incapacidad, indolencia, incompetencia, torpeza… o lo que las cause. El actual estado de cosas es problema suyo. No debiéramos ser nosotros quienes suframos las consecuencias de su ineptitud

Guatemala es primero

Trump lo dijo con diáfana claridad (usó otras palabras): Si un migrante viene de Noruega, le abro los brazos; si viene de Latinoamérica le doy una patada en el culo. Los “otros” migrantes permanecerán en Estados Unidos. Nunca serían remitidos a Guatemala. Aquí vendrán quienes carecen de dinero, los que no tienen una formación para el trabajo, los faltos de educación y quienes no muestran mayor habilidad dentro del mundo de la tecnología. Indudablemente en su gran mayoría se trata de buenas personas, pero con absoluta certeza, también vendrán ladrones y asesinos, asaltantes, pandilleros, violadores de personas y demás lacras sociales, la escoria humana.

La nueva LEPP

Las condiciones para modificar profunda, verdadera y realmente la Ley Electoral y de Partidos Políticos —LEPP— están dadas y son inmejorables. La nueva ley no debiera provenir de acuerdos entre el Congreso y el TSE, como hace tres años. El riesgo de que vuelvan a engañar a la población y que no haya cambios auténticos, es alto, demasiado alto.

Realpolitik

Cuando no existen instituciones sólidas. Cuando hay ausencia de Políticas Públicas, cuando el Estado es débil y quienes lo dirigen “bailan al son que les tocan”. Cuando las políticas nacionales se dictan en otros países como los Estados Unidos o al Norte de Europa, o en organismos internacionales como la ONU o por los bancos de desarrollo, entonces la realpolitik domina plenamente las acciones del Estado y deja de ser excepción para convertirse en regla.

MacArthur Park

MacArthur Park es el centro de reunión de los migrantes guatemaltecos en Los Ángeles. Llegan con tanta frecuencia como sus horas de trabajo –que son largas y numerosas— lo permiten. Llegan para hablar español de aquí, a encontrarse con quienes ven como hermanos. Van a ayudar o a pedir ayuda. Las conversaciones suelen girar sobre Guatemala, sus poblaciones, los lagos, los ríos, los lugares que conocen.