Press "Enter" to skip to content

Posts tagged as “Sueños”

Carta a la juventud…

Quiero empezar esto con un pequeño pensamiento que tal vez conocemos en teoría, pero se ha olvidado en la práctica: “la juventud se termina cuando se apaga el entusiasmo”.

Más allá del coronavirus

Los países tienen que resistir la crisis protegiendo sus componentes fundamentales. Los productores, los consumidores y los ciudadanos. Y esta es la gran pregunta: ¿podrá el sistema de mercado resistir está crisis?, ¿existirá otro sistema que permita que los humanos puedan planificar la cantidad adecuada de vida humana y animal por países o por regiones?, ¿sí colapsan los países liberales líderes del mundo, volveremos a la edad media, al feudalismo, a la inquisición?

Werner González: una visión de progresista

Guatemala es una nación de grandes contrastes. Belleza natural, herencia cultural prehispánica, monumentos coloniales y un pueblo lleno de talento y cordialidad. Al mismo tiempo ha vivido toda una época de rezago que no le ha permitido desarrollar todos sus valores y ponerse a la cabeza de los países más avanzados de América Latina.

Impuestos para construir una nación

Quién quiera conocer el alma de un pueblo tiene que leer el presupuesto de la república de ese país. Si usted quiere saber cuál es el presente y el futuro de un Estado tiene que comprender el presupuesto general de la república de ese país. Las finanzas públicas de un país son el diseño estratégico para construir el Estado. Son una de las teorías más sencillas y más enredadas en todos los países del mundo.

Optimismo ambiental

Hubo una vez en que la humanidad se llenó de optimismo, creyendo que con la destrucción de los derechos de los señores feudales y las monarquías establecía el reino de la democracia, los derechos humanos y el respeto al derecho individual. Soñó la humanidad que la sociedad evolucionaba por etapas desde la era primitiva hacia el liberalismo, para continuar hacia la sociedad utópica de la igualdad, la solidaridad y la justicia completa.

Teoría de la población: Malthus o Marx

Ramón Tamames hace un exquisito resumen de la doctrina económica, como historia de la influencia humana sobre el planeta. Lo primero que se indica es que aparentemente los humanos tenemos una comprensión cada vez mejor de nuestra vida en el planeta. Estamos pasando de una visión de la economía como base de las formaciones sociales, hacia una visión eco-eco, es decir, económica pero teniendo en cuenta las realidades ecológicas.

Ambiente y Sociedad

¡A pesar de todo! Aunque Donald Trump atacó a los “alarmistas” ambientales y a los “pesimistas” económicos, en el Foro Económico Mundial de Davos 2020, vamos a continuar con la visión alarmista de relacionar el potente desarrollo económico de la sociedad humana y los riesgos de extinguir la vida en la Tierra.

La agonía de la vida en la Tierra II

Los humanos nos hemos movido entre un mundo imaginario y un mundo real. En el imaginario nos creemos seres especiales, mitológicamente hijos del creador de la Tierra, y por lo tanto dueños y señores de todo lo que existe, con la capacidad de destruirlo si nos apetece. En el mundo real, nacemos, tenemos hambre, frío, enfermedades, gozos y morimos, somos seres naturales. Para preservar la belleza y dignidad de la naturaleza, de la que somos una diminuta parte, tenemos que respetarla, tenerle cariño.

La agonía de la vida en la Tierra I

El ser humano es parte de la naturaleza, la sociedad humana dio lugar a un ser capaz de dominar la creación y convertirse en forma artificial en el amo de todo el mundo. Esto implica una enorme responsabilidad, ya sea para el bien, garantizar la vida de todos los seres que habitan el planeta, o esclavizarlos y destruir los recursos naturales provocando el fin de la vida en este mundo maravilloso.

El impuesto a las remesas 2020

Si la migración no se detiene y el gobierno de USA aplica un impuesto a las remesas ¿qué pasaría? Primero, es oscuro el resultado; se impone el impuesto, el gobierno de Estados Unidos sacaría una buena partida de cerca de $900 millones, que podría emplear para combatir la migración; lo que no está claro sería: los migrantes seguirían enviando la misma cantidad de dinero, eso haría que el gobierno de USA tome 10% (por ejemplo), y a Guatemala solamente lleguen $8,500, lo que reduciría las divisas del país, afectando el consumo nacional y las remesas internacionales en poder del sector bancario; lo que a su vez tendría efectos sobre el tipo de cambio y los precios de los productos exportados.

2020: mirar hacia el futuro

El nuevo gobierno, las universidades, los grupos sociales y los sectores intelectuales tienen que devolver la confianza en lo que nos une y no en lo que nos separa. Es hora de que el guatemalteco deje de tratarse a sí mismo con desprecio, con palabras vulgares y con racismo. Este es el año de desterrar el odio, la discriminación, la violencia, la corrupción política y la segregación social. Es hora de reconstruir Guatemala.

Guatemala, piérdete conmigo

Según las historias antiguas, cuando los mayas habitaban desde Yucatán, hasta Chiapas, Sololá, las Verapaces y el mundo olmeca, pueblo que ellos denominaban Mayapán, desde lo que lo que hoy son Bocas del toro hasta el istmo de Tehuantepec, se propusieron construir, una torre que llegara hasta el cielo, y a través de las nubes encontrara los secretos de la creación.

¿Quién es el destructor del planeta?

Ha terminado un acto más de la tragedia “Detengamos el cambio climático”. Madrid ha vivido una fiesta de turismo denominada COP25, los hoteleros cuentan las utilidades, los políticos no ven ganancias de simpatizantes, los empresarios se frotan las manos y el resto de humanos seguimos nuestra rutina consumista y depredadora. Fin del acto 45 de esta tragedia, ya los guionistas preparan la COP26 o la próxima “cumbre” climática.

¿Cuál será el futuro del país?

¡Salve querida patria, dulce Guatemala, salve…! Así escribía uno de los grandes intelectuales de Guatemala, Rafael Landívar, cuando esta metrópoli englobaba a México casi como una de sus provincias. Casi que podríamos decir que Landívar se inventó el nombre de México antes de que los mexicanos lo supieran. En aquel momento, los chapines dominaban el entorno intelectual y político de la región. Solamente Guatemala tenía universidad, todos los intelectuales de Mesoamérica se formaban en aquella ciudad histórica a las faldas de volcanes.