Press "Enter" to skip to content

La vigencia de un pasado

Nuestro Mundo Posible

Estamos a final de 2020 y seguimos con el problema de la pandemia.

Todos los países les dicen a sus habitantes que todo va en camino de resolverse, que tendrán vacunas, incluso los países con bienestar dicen que donarán vacunas a las naciones más necesitadas.

Parece que el mundo rápido va a cambiar en cuanto a la situación pandemia.

Después los mismos voceros de salud de los países introducen conceptos que parece nos indican que las cosas no van a ser tan fáciles como en un principio. Dicen: es que primero se vacunarán a estos y después a los otros y ahí nos vamos en una organización parecida a cuando surgió la pandemia.

Se escuchaba cuando la pandemia estaba en su primera ola que ante la creencia de que los recursos sanitarios iban a ser escasos había que atender primero a los jóvenes porque los mayores ya no producían.

Ahora se vacunarán a los mayores primero; puede ser que los cementerios cuesten más que las vacunas.

Se ve por todos lados que si hubieran sido productos para el mercado todo hubiera sido organizado rápido.

Lo que parece ser origen del poco orden que se ve es que con la producción de la vacuna no vienen las grandes ganancias.

Vamos a ver cuánto tiempo nos lleva la vacunación de la población mundial.

Junto a la pandemia estamos observando una situación que parece se va haciendo contagiosa: el renacer de los gobiernos populistas dando a los más necesitados beneficios que las personas con menos recursos no se han ganado en lugar de crear los programas de desarrollo que los países necesitan.

Junto a la pandemia vemos gobiernos de la naturaleza que mencionamos por aquí y por allá y las protestas de los pueblos. Se justifican esos gobernantes diciendo que el confinamiento de las personas es el que genera el descontento que vemos en las calles.

Hay gobiernos que están generando leyes que van en desmedro de los derechos humanos de los ciudadanos.

La producción de bienes ahora es menor y unirle la pérdida de beneficios y de derechos humanos está creando en la sociedad un descontento muy peligroso.

La pregunta que esos gobernantes tendrían que hacerse es:

¿Cómo pretenden administrar la pobreza?

La última etapa del capitalismo es la globalización y la misma tiene por finalidad hacer un mercado más amplio y más rápido.

Si el 10% de la población mundial, que es el dueño de la riqueza de este planeta sólo se va a vender entre sí parece que no es negocio.

¿De dónde obtendrán las ganancias para las cuales viven?

Que las ganancias sean del 90% de la población mundial sin recursos está difícil.

Lo que parece ser ven es que les pueden quitar fácilmente los recursos no renovables a los más necesitados y hacer trabajar a esas personas por cantidades ridículas de dinero y todo lo van a ganar.

Tal vez la ganancia sea buena, pero por cuánto tiempo.

Tendrán pensado irse a otro planta y obtener ganancias.

Lo que se ve es un círculo difícil de sostener.

También se está dando otra situación: los pueblos no son tan fácilmente dominables. Las personas con los medios de comunicación tan expandidos como están se informan o medio se informan de las cosas.

Es cierto que hay mucha desinformación pero también es cierto que las personas pueden oír sobre tal evento y preguntar a aquellos con los que tienen confianza y que saben que les pueden informar.

La sociedad mundial está en un gran cambio que no solamente es lo que ocurre en la salud; también es en la forma en que somos gobernados.

Las personas saben que no sólo es pagar impuestos, saben también que los gobiernos se eligen para que administren la casa, no es sólo para que un grupo se beneficie del esfuerzo de la mayoría a los que primero dejan sin derechos y luego sin bienestar.

Estamos siendo testigos de grandes cambios pero por lo que se ve los pueblos exigirán el derecho a una vida digna.

Estamos viviendo como si no existieran todas las organizaciones creadas después de la Segunda Guerra Mundial: La Organización de las Naciones Unidas, (ONU),

El Fondo Monetario Internacional (FMI), La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) El Banco Mundial (BM) y otras organizaciones más que generaron una estructura de convivencia en donde los problemas se resolvían en esos foros.

Estamos en una sociedad mundial en donde algunos, a los que se van sumando otros, no quieren respetar ningún orden.

Las personas en estos momentos claman por alimentos y por recursos económicos para satisfacer sus necesidades.

Los gobiernos parecen no encontrar solución al problema de empleo y de alimentos.

A los ciudadanos del mundo entero no nos queda más que vivir con menos recursos pero sí con el respeto y aplicación de los derechos humanos que deben ser fundamentos de todas las leyes.

No puede darse por solución que ante la ocupación de los ciudadanos en la búsqueda de sus alimentos y beneficios sociales para resolver la situación de los pagos que se hacen, como por ejemplo pagos de servicios, los gobiernos aprovechen la situación para generar leyes contrarias a los derechos que como seres humanos se tienen en cualquier lugar del planeta.

Estamos mirando el giro que está teniendo la sociedad mundial y también por los acontecimientos la razón nos indica que tendremos cambios.  Además sabemos que no hay nada que permanezca estático: por lo que la pandemia nos ha enseñado y por el orden que unos quieren imponer también. Tenemos que  organizarnos como sociedad.

La Historia nos ha enseñado mucho pero también los hechos vividos.

El camino para la obtención de los recursos para la existencia sufrirá retroceso pero posiblemente será necesario que los poquitos dueños de la riqueza mundial piensen que acabando con los recursos naturales la vida no es posible para nadie.

No sucederá que se enriquecerán y se irán para otro planeta y aquí nos dejan a lo que resulte.

Aquí se tendrán que quedar porque faltan muchos años de ciencia para que seres humanos puedan vivir en otro planta.

Tenemos que aprender una nueva forma de vida.

La vida es tener los recursos necesarios para todos.

La vida es pensar en el otro.

La vida es poder tener un espacio digno.

La vida es poder alcanzar las metas como seres humanos: estudiar, tener un trabajo digno, tener un espacio donde descansar.

La vida tiene que ser el derecho a existir con los recursos necesarios para todos.

Piensa en ti y piensa en los demás: todos tenemos que vivir y vivir dignamente.

La pandemia terminará, la pregunta es: ¿En qué condiciones queremos quedar?
Mirando hacia adelante con una buena experiencia O Llorando por lo que tendremos que hacer. ¿Cómo quieres quedar?

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

%d bloggers like this: