OpiniónColumnas

Abrir la cabeza

Conversemos Acerca De:

Leo mucho, indago, y obviamente selectivo con lo que me agrada, lo cual trato de profundizar, ¿resultado? Aprender, asimilar, pensar, comprender y tratar de “traducirlo” a palabras, oraciones todas tangibles gracias a la posibilidad de teclear, borrando sin tener necesidad de poner un adhesivo sobre la hoja física y teclear sobre ella o bien emborronar cuartillas y comenzar de cero, apoyándome sencillamente en dar hacia delante y detrás (retroceso / backspace) apretando la tecla eliminar/delete, gracias a la tecnología.

Otro recurso -además de la lectura- es recurrir a medios audiovisuales, entrevistas, seriales, películas, documentales, donde con un posible sexto sentido vinculado a una musa por descender y tratar cohesionar los mismos en el lóbulo frontal[1]

No queda dudas que la magia de las redes (internet) sorprenden una y otra vez, partiendo de los diferentes algoritmos desarrollados por programadores, donde si bien en un dispositivo aprecias un video, del mismo se derivan una diversidad de opciones que suelen ser partiendo de una idea principal, por ejemplo: ¿te duele el dedo gordo del pie?, y a continuación surge un derroche no solo del pie y del resto de los dedos, sino extensible a las extremidades superiores… lo cual si eres fan que todo te duele y buscas soluciones médicas en el ciberespacio definitivamente tu corazón se convertirá en un verdadero estropajo o esponja de calamidades despeñándote en un mar de depresión.

Es algo así como encerrarnos en una burbuja, donde alguien te informa para que absorbas, digieras, sin necesidad de pensar…, siendo un mero espectador mientras masticas las palomitas o poporopos, una gaseosa, y un hot dog, alistando tu estómago para incorporar al mismo sobre la base de 100 gramos de cada producto; palomitas de maíz (375 calorías) + gaseosa (41 calorías) + hot dog con kétchup, cebolla y mostaza (350 calorías) para un total de 766 calorías, que no vienen mal por una parte, ya que debemos alimentarnos por lo que el cuerpo requiere calorías para poder funcionar: respirar, hacer latir el corazón, trabajar, realizar las tareas diarias…[2], pero la parte peor es la cantidad de grasa consumida (contenida en la comida chatarra) que se deposita en los vasos sanguíneos conductores provocando su obstrucción.

Por lo visto un proceso de ver – sin chistar, nada puede interrumpirte – donde de forma paralela y gradual te envenenas alimentariamente y para colmo aumenta la distancia social de quienes te rodean; eres tú y solo tú.

Es algo así como echarle sal a una herida, donde el alto contenido de cloruro de sodio (sal) puede resecar la piel y causar irritación y escozor, lo que dificulta su curación al dañar el tejido perilesional.

Por supuesto el tiempo de “glotón” de redes, lo determinará cada cual ya que para gusto colores, porque la tecnología su función principal (dentro de tantas) es generar procesos industriales (Nota: las revoluciones industriales, comienzan por ahí) donde la productividad sea mayor, que, llevado al campo de la Educación, su intensión es favorecer el aprendizaje para aplicar, hecho que conlleva a pensar críticamente, interactuar.

Y atentos la inteligencia artificial (IA), es artificial entiéndase «Que ha sido hecho por el ser humano y no por la naturaleza», algo así como un “empujoncito” y que nos facilita cosas, es real, innegable, cuya información debe ser confiable, pero no sustituta de nuestro pensamiento y creatividad, por lo visto es necesario ¡abrir la cabeza!


[1] Ubicado detrás de la frente y se encarga de gran parte del trabajo del pensamiento complejo, como la planificación, la imaginación, la toma de decisiones y el razonamiento.

[2] Según la Organización mundial de la salud (OMS), se necesita una cantidad mínima de calorías que oscila entre 1.600 y 2.500 calorías al día para un individuo adulto sano.

Area de Opinión
Libre emisión del pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor:

Ernesto González Valdés

Nació en la ciudad de La Habana, Cuba y es nacionalizado Nicaragüense tiene estudios superiores de Licenciatura en Pedagogía y posgrados en Química Orgánica y elaboración de materiales didácticos.

Avatar de Ernesto González Valdés