Press "Enter" to skip to content

La “República” de Mali

Punto de Vista

Mali es un país en el oeste de África con índices de desarrollo muy bajos.

El escenario en esta “República” es social y políticamente muy complejo, abarcando la viabilidad del país y su democratización. Mali debe apostar a un fuerte fortalecimiento de la democracia y a la construcción del Estado tomando en cuenta las características étnicas y complejidad del país, es decir, un proyecto que instaure una sociedad común. Sin duda, Mali debe trabajar en el fortalecimiento del estado de derecho, la disminución de la corrupción, el rol de las elites y la relación Iglesia y Estado.

Sumado a lo anterior, la geopolítica es otro elemento a considerar. La dependencia de Mali de la ayuda externa y la influencia principalmente europea, específicamente de Francia, es evidente. A partir de 1980, la deuda multilateral del Sahel, región de la cual forma parte Mali, se convirtió en un problema y la lógica de la dependencia se instaló en la región.

Como se mencionaba, la ineficacia local en la construcción del Estado, hace que Mali sea incapaz de construir un proyecto de sociedad democrática. Las élites africanas del Sahel, no estudiaron la adaptabilidad de los gobiernos occidentales con la naturaleza plurinacional y pluriétnica de las naciones africanas. Tal vez para muchos no es novedad, pero el pasado 19 de agosto otro golpe de Estado activó nuevamente las alarmas hacia este país.

Mali, sin temor a equivocarme se caracteriza por una cultura resistente, un sinfín de artículos académicos, noticias, etc., evidencian dicha cultura. Malí se encuentra en el puesto 175 del total de 187 países en el Índice de Desarrollo Humano de la ONU. Lo anterior es producto de malas decisiones, ineficacia local en la construcción del Estado, la geopolítica en la región del Sahel y los intereses que ahí se disputan, además de grupos terroristas y el crimen organizado, con continuos golpes de estado y corrupción.

Pero existe un valor fundamental que caracteriza a una cultura para ser resistente: los sistemas familiares. En Mali, son la familia y el clan los principales ámbitos de producción de bienes y de fuerza de trabajo, creando una correlación permanente entre la dimensión social, política y económica. En el norte de Mali, las rutas están dominadas por comunidades y familias especializadas en comercio de larga distancia con vínculos en los países vecinos, tejiendo una red informal entre comerciantes y oficiales estatales corruptos. Durante los 90, las rutas se convirtieron en la principal vía por la que circulaba el tráfico de armas que alimentaba los conflictos.

Mali, ejemplo que tomé para traer a colación el libro ¿Quiénes prosperan? de Lawrence E. Harrison, 1992, prologado por Mariano Grondona, en el cual se describen los valores culturales que están presentes en el éxito y desarrollo de algunas naciones y ausentes en otras. Grondona se pregunta ¿cuáles son esos valores culturales que facilitan o asfixian la creatividad humana y hacen que un país prospere?

La respuesta está en los llamados valores progresistas. A modo de reflexión, les comparto parte de la tabla propuesta por estos autores.  Analicen Mali o el país que ustedes prefieran y tal vez se aclare el panorama…que cultura somos.

Documento consultado. Tesis Doctoral: “La  viabilidad del Estado de Mali: condicionantes del escenario regional del Sahel”. Sabrina Ahmed Ali. Universidad Complutense de Madrid, Facultad de Ciencias Políticas y Sociología. 2018.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: