Press "Enter" to skip to content

La vida en Guatemala también tiene sus alegrías

Antropos

Aún recuerdo qué al caminar por una de las avenidas de la capital de Costa Rica, siendo estudiante de filosofía, un compañero con una sonrisa amplia me preguntó, “¿cómo estás?” y de inmediato respondí, “más o menos”. Y él me enfrentó con esto: “y “porqué”. Quería saber la causa de los problemas que me aquejaban. Tiempo después entendí que en este país responden con un “pura vida” y en Brasil con “todo bien”.

Contrariamente en Guatemala, las palabras que salen de nuestra boca: jodido y hasta un extremo de “hecho pichacha o bien, hecho mierda”. La alegría se desfigura hasta esconderla porque tendemos al masoquismo. Sin embargo, para expresar nuestro malestar que pueda generar carcajadas, surge espontáneamente el chiste que nos permite burlarnos de los otros. Nos reímos de todo mundo, de manera burlesca, con groserías que llegan casi a la agresión. O bien las que parecen agujitas por su fino lenguaje de la sátira.

Este es el preámbulo para tratar de explicar la pandemia que padecemos. Los nombres de amigos que se mueren. De otros que se enferman. En fin, somos una sociedad qué agobiados por el dolor, el virus amplía nuestros miedos y nuestra solidaridad. Buscamos afanosamente protegernos, en medio de un país en el cual cabalga una cantidad de problemas, como el drama inhumano de la desnutrición infantil. Un sistema de salud pública colapsada, en el cual brilla la ausencia de vacunas. Una educación en estado inerme sin capacidad de reacción. Carreteras que se deshacen con las correntadas de agua debido a su pésima construcción. Una economía en franca desaceleración. Desempleo. Inseguridad. Incompetencia en la administración pública. Corrupción por todos los rincones, y un sistema de justicia que funciona al revés.

Pero Dios no nos puede castigar con tantos males, que nos haga seguir repitiendo que estamos hechos mierda. Existe una luz que aflora desde las entrañas mismas de la sociedad. Resplandecen con luz propia, las 21 mujeres que la Revista Forbes de 2021, destaca entre las 100 más importantes de Centro América. Norma Torres, congresista norteamericana, Mirna Ortíz atleta destacada, Marciny Moliviatis, chef y empresaria, María Isabel Amorín, joven científica, Carolina Escobar Sarti, defensora de los derechos humanos junto con Ana Leticia Teleguaro, Claudia Paz en el tema de justicia, María Mercedes Coroy, actriz de Ixcamul y la Llorona, Kristel López, doctora en astrofísica, África Flores Anderson, Doctora en Geoespacial y miembro de la NASA, Juana Rivera, ingeniera electrónica, Andrea Cardona, alpinista quien subió el Monte Everest, Olinda Salguero, economista y miembro del SICA, Ana Lucía Martínez, destacada deportista del fútbol, María Micheo, boxeadora profesional, Pilar Tobar, administración pública y subdirectora de Comunicación de la Casa Blanca, María José Sánchez, empresaria, María Eugenia Cabrera Catalán, doctora en física de la USAC, Bibi La Luz González, gastronomía y activista, Adriana González, soprano, miembro de la ópera de Tokio. Seguramente hay cientos de mujeres, además de las seleccionadas por esta publicación, que merecen ocupar un sitial de honor por su entrega, compromiso y vocación por encontrar caminos que nos conduzcan a una mejor sociedad.

En paralelo, nace otra hermosa iniciativa para llenar de oxígeno a la capital y de alegría a nuestros corazones. La empresa Spectrum, desarrolladora inmobiliaria de centros comerciales, viviendas y centros de negocios, decidió, en alianza con la Municipalidad, reforestar un área aproximada de seis campos de fútbol en la zona 7 y 18. Siembran seis mil árboles de pino, palo blanco, hormigo, encino y se comprometen a cuidarlos durante cinco años. Cruzamos los dedos para que otros proyectos similares florezcan en toda Guatemala y hacerla así, un país en el cual la vida, esté al servicio de la vida

Y la tercer gran noticia, es el arribo de tres millones de vacunas Moderna, que se adicionan a otro millón y medio donadas por el gobierno estadounidense. Tal y como lo dijo el presidente Biden “Estados Unidos será el arsenal de vacunas en nuestra lucha contra el COVID-19. Estamos orgullosos de poder entregar estas vacunas seguras y eficaces, al pueblo de Guatemala”. Una acción sin precedentes, frente al chanchullo que se hizo en la compra de otras vacunas, qué hasta el día de hoy, es un oscuro túnel en donde nadie da respuestas claras, concretas y menos satisfactorias. 

Cada una de estas alegrías nos la regalan mujeres que se destacan en diferentes campos, o bien una empresa privada que asume el compromiso por un ambiente sano, o la cooperación de USA para atajar la pandemia. Por ello, la vida debe florecer tal y como lo promueven a través de su quehacer, todas estas personas, qué sin ser funcionarios de gobierno, pero con el encanto que los apasiona, anhelan una sociedad en donde no exista dolor, tragedia, drama. El talento, la imaginación, la convicción y el compromiso con el ser humano, es la senda que marcan los que buscan el bien común.  Si el Estado no es la solución por su ineptitud y corruptela, hagámoslo como una ciudadanía comprometida con la niñez y la juventud. Un poquito de amor de cada uno, hace un volcán de fraternidad y solidaridad.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

One Comment

Comments are closed.

%d bloggers like this: