OpiniónColumnas

La indiferencia ante la contaminación del agua y la basura (II)

Una Guatemala Diferente Es Posible

De acuerdo con la organización holandesa the ocean cleanup, el rio las vacas en Guatemala, es posiblemente el rio más contaminante del planeta, este es un afluente del río Motagua que sufre anualmente “tsunamis de basura”, de aproximadamente, 20 mil toneladas de plástico y otros desechos que fluyen a través de estos ríos hacia el Mar Caribe, lo que constituye alrededor del 2% de las emisiones globales de plástico en los océanos. (Prensa Libre).

Respecto al por qué de la gran contaminación del río Las Vacas, la entidad holandesa dijo que, en Guatemala, la gestión de la basura aún está en desarrollo, lo que es una vergüenza, y son múltiples las razones detrás del problema del flujo de desechos, incluida la gran población de la ciudad de Guatemala, la presencia de un relleno sanitario directamente sobre ese río, la existencia de vertederos clandestinos, entre otros, entonces las preguntas sin respuesta son: ¿Por qué para la municipalidad capitalina este no es un tema de fondo? ¿Por qué no ha buscado en la cooperación internacional el apoyo y ayuda para instalar plantas de tratamiento de basura? Si se conoce ya internacionalmente que es precisamente la ciudad capital el centro neurálgico de contaminación por basura ¿Por qué no iniciar con un plan piloto el reciclaje de la basura para que éste después pueda extenderse a otros municipios y departamentos del país?

Se puede deducir fácilmente que estas plantas de tratamiento de basura son un negocio privado rentable por lo que, estoy seguro, muchos países se interesarían en instalar una planta de tratamiento de basura en nuestro país siempre que las reglas del juego sean  claras y alejadas de la corrupción ya que, al final, estas empresas ganarían dinero y en el país, se reciclaría la mayor cantidad posible de basura y se minimizarían las posibilidades de que la basura reingrese al entorno natural, al mismo tiempo se obtendrían beneficios importantes para el país como el tratamiento adecuado de la basura, se atraería inversión con las plantas de reciclaje las que generarían puestos de trabajo y además, ayudarían a la descontaminación de los ríos, lagos y mares, los beneficio mas importantes son la recuperación del medio ambiente y la salud de los guatemaltecos.

En Guatemala contamos con una ley de protección y mejoramiento del medio ambiente, que debe ser puesta en práctica, de igual manera el Acuerdo Gubernativo 236-2006 de disposición de aguas residuales que es llamado el reglamento de las descargas y reúso de aguas residuales y de la disposición de lodos, cuyo objetivo es establecer criterios y requisitos que se deben cumplir al pie de la letra, todo con el fin de proteger a los receptores de aguas residuales, el grave problema es que presidentes y diputados al Congreso posponen la entrada en vigencia de este reglamento, sabiendo que al no entrar en vigor se atenta en contra de la salud de los guatemaltecos.

Al final es importante recalcar que la responsabilidad en el tratamiento de la basura y la contaminación de ríos, lagos y mares, no puede recaer solamente en los alcaldes municipales, de igual manera existen un sin número de empresas privadas que generan basura la cual no es manejada adecuadamente y que de igual manera reciben agua limpia y la devuelven contaminada, como por ejemplo: empresas e industrias alimenticias, aceiteras, rastros, hospitales, clínicas médicas, etc… contaminando el agua con químicos, excesos de grasa, sangre, jabón, los que son de los mayores contaminantes que desequilibran el medio ambiente. Así que el Ministerio de Ambiente tiene trabajo suficiente, conjuntamente con el Ministerio Público, para hacer cumplir la Ley y sus reglamentos.

GUATEMALA AL RESCATE.

GUATEMALA NECESITA A SUS MEJORES HOMBRES Y MUJERES.

Area de Opinión
Libre emisión del pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor: