Press "Enter" to skip to content

Convivencia en paz y armonía

Tanmi Tnam

El título de este artículo viene de la carta a los guatemaltecos del Dr. Alejandro Giammattei, hoy Presidente electo de Guatemala, que aparece al inicio del  Plan Nacional de Innovación y Desarrollo del Partido Vamos. Reviste importancia esta expresión, ahora que se acerca el momento de asumir el gobierno de nuestro país y esperar las decisiones que signifiquen convivencia en paz y armonía. No más decisiones y acciones que generan conflictos que alteran vivir en paz y limitan oportunidades para vivir en armonía.

Es necesario posicionar los argumentos, valores y prácticas que posibilitan la convivencia en paz en todos los ámbitos.  Es tiempo de hacer un alto y buscar las decisiones y respuestas a problemas que hacen imposible la convivencia en paz. Hay que implementar alternativas de solución a los hechos de discriminación, racismo y exclusión que viven los pueblos originarios en Guatemala.  En un ambiente político de exclusión no es posible convivir juntos, en paz y en armonía. En este sentido, cuáles son los servicios públicos que deben abonar claramente a conseguir en el mediano plazo la convivencia en paz y construyan un ambiente donde apreciemos a los demás como compatriotas, como pueblos y personas con el interés común de tener un país donde la justicia, la igualdad, la vigencia de derechos y el reconocimiento pleno de todos sean valores y prácticas para que la diversidad sea un factor que posibilite la convivencia en paz y armonía.

Cada familia y cada pueblo de Guatemala, tienen todas las posibilidades de fortalecer los valores y prácticas cuyos efectos sean el reconocimiento y el respeto a los demás que cotidianamente abonan a vivir en alegría y paz. Tenemos que conocernos, dónde vivimos, quiénes somos y aportar todos los esfuerzos para tener la Guatemala que deseamos. La educación escolar, es uno de los medios que debe asumir parte de la responsabilidad de construir el país que deseamos. Le toca a la educación escolar estudiar y analizar detenidamente la historia y la vida de cada uno de los pueblos de Guatemala, las condiciones actuales en que viven y por qué estamos como estamos. En la escuela se deben estudiar los factores que provocan hambre, miseria y sufrimiento. Estudiantes de todos los niveles educativos deben tener competencia para identificar y resolver conflictos porque son los futuros ciudadanos. Necesitamos un ambiente de aula donde se vive la democracia del conocimiento, el trabajo en grupo, la solidaridad, la justicia y la cooperación. Es necesario que se analicen casos de administración de la justicia donde son demostrables la corrupción y donde las soluciones generan más conflictos.

El gobierno del Dr. Giammattei, no debe imponer, tampoco es conveniente atender solamente los intereses de un sector o de un pueblo. Es de esperar un gobierno que respete y aprecie la vida, la alegría y apoye a alcanzar los deseos por una Guatemala cuyos habitantes disfrutan de paz, armonía y comprensión.  Esto es posible haciendo uso del diálogo, donde se escucha y se refleje un esfuerzo por comprender el pensamiento y las aspiraciones de todos. El desarrollo de los pueblos o de algún sector no puede apoyarse en el uso de la fuerza y de la violencia de cualquier tipo, tampoco puede ser con base al despojo a quienes no tienen. Los pueblos eligen a su autoridad cuyas decisiones lleven intenciones y acciones concretas de generar bienestar para todos y cuyos efectos sean en bien de la convivencia en paz. Guatemala necesita de política con base a la solidaridad, la cooperación, el respeto a la vida y el bien común.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor:

%d bloggers like this: