Press "Enter" to skip to content

¿Qué se necesitará?

Políticamente Incorrecta

Ya tenemos más de 1500 fincas invadidas. Ya tienen tomado el Organismo Judicial, el Ministerio Público con su Feci y la Corte de Constitucionalidad. Ya adoctrinan a nuestros niños en las escuelas con una Historia de Guatemala adoc a sus objetivos, pintando la guerrilla como acólitos de iglesia. Ya tienen bien trabajados al grupo de países donantes (Europa, Canadá, y a los Demócratas) para que los financien, protejan, ayuden, impulsen e incentiven a hacer todo lo que dicta el Foro de Sao Paulo para acabar con los gobiernos de vertiente capitalista. Ya identificaron, alimentaron y manipulan a la perfección a tanto Millenial que piensa que el socialismo es tener conciencia social. Ya tenemos promociones enteras de estudiantes graduados en Cuba.

En Guatemala, através de sus tentáculos bien posicionados, llegaron al colmo de colocar un guerrillero al frente de los archivos de la Policía Nacional. Obvio, desapareció los expedientes no convenientes, manipuló los que sí, y miren como estamos. Ya tenían cuasi aniquilado al Ejército, que pasó de ser fuerte a simbólico, hasta que llegó Trump.

Desde hace años, tienen tomadas zonas del altiplano dónde han adoctrinado a grupúsculos de pobladores para que odien al empresariado y al Ejército, no reconozcan a las autoridades, y se comporten como virreyes, jueces y jurados, en sus localidades. Hábilmente, y que conste que lo mismo vi en Argentina cuando el conflicto contra Uruguay por la papelera finlandesa que opera en el Río Uruguay, les meten en la cabeza que todo es malo para su salud, que los hijos les nacerán deformes, etc. Todo para que le hagan la guerra a las torres de telefonía, a las hidroeléctricas, a las minas, a las plantaciones de Palma Africana, y a cualquier cosa que les resulte incómodo. Y ahora, unidos la narco-guerrilla al tema ambientalista, si se unen como en México al Islam fundamentalista, hasta el agua pasará a ser un arma política.

Sabemos perfectamente que esos grupos “indígenas” protegen a los mini narcos y macro narcos que operan en Guatemala. Protegen las pistas de aterrizaje clandestinas, para las cuales han deforestado groseramente nuestra patria. Sobrevolando el altiplano se da uno cuenta fácilmente de dónde están y que han hecho. Lo he visto en sobrevuelos, así que no necesito que me lo cuenten. Y para todo, bien armados defienden sus territorios controlados. Por algo el narcotráfico defiende tanto a los gobiernos de corte socialista en el Hemisferio. Ellos están aniquilando Petén, y nadie puede hacer nada.

Ya trataron de impulsar las reformas que fomentarían políticas contrarias a los valores y principios que la mayoría de guatemaltecos apoyamos: el matrimonio entre hombre y mujer, el derecho a la vida, la aplicación de la pena de muerte. Miren ahora a las que nacieron mujeres, pero se comportan como bestias que defecan en la acera de la calle, para según ellas protestar contra la opresión de los hombres, la sociedad y quién sabe que más.

Vemos claramente como sus apoyos del exterior, empezando por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos apoya asesinos, psicópatas y violadores de menores, para que gobiernos como el nuestro paguen resarcimientos a sus familiares. El dinero que el gobierno paga a la lucrativa industria del resarcimiento viene de los impuestos que pagamos los que somos productivos. Al sector informal del país quizás no le importa, precisamente porque no pagan impuestos. Sin embargo, debieran de saber que lo que venden lo compramos los que sí pagamos impuestos, y por ende, indirectamente, ellos también pagan resarcimiento. Curiosamente, han sido Bolivia, Ecuador, Venezuela, Cuba y Nicaragua los que han desconocido a la CIDH, tradicionalmente. Ahora se han sumado Colombia, el nuevo gobierno interino de Bolivia, y por supuesto, los Estados Unidos jamás han reconocido la “autoridad” de la corte. Sólo nosotros, como borregos obedecemos lo que sin colmillo legal alguno nos impone.

Estamos viendo lo que está sucediendo en Chile y Colombia, con instituciones fuertes y firmes. Lo que sucede en México, donde ya tomaron el poder. Y me pregunto, ¿qué se necesitará para que los poderes en Guatemala despierten finalmente de su letargo políticamente correcto, y se defiendan? Ya humillaron avestruces, les están haciendo perder millones en sus cuantiosas inversiones, y al Ejército lo tienen contra la pared que si los miran feo los meten presos. Se inventan lo que les da la gana para enjuiciar a la gente, mienten y retuercen el debido proceso a su sabor y antojo. ¿Qué más quieren?.

Algunos nos podemos ir de Guate, y resuelto el tema. Pero ¿y los que tienen inversiones enormes, si bien pueden también irse, las querrán perder?, me pregunto.  El pueblo, al final, siempre sufre. Eso es lo más triste. ¿Hasta cuándo seguiremos en este letargo mortal en el que estamos?

Ya vemos que están queriendo bajarse al gobierno en Chile, en Colombia, en USA, en Brasil. Si Giammattei no cede y deja que tomen su gobierno, también se lo van a querer bajar. Miren cuando se los digo. Dios nos ayude a ayudarnos. El Chapulín está ocupado con México.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más de la autora:

Comments are closed.

%d bloggers like this: